logo
Una persona sin hogar | Foto: Shutterstock
Fuente: Una persona sin hogar | Foto: Shutterstock

Hombre mayor compra comida para mujer sin hogar: reconoce a la hija que perdió hace una década - Historia del día

Georgimar Coronil
09 ene 2023
14:55

Fuera de un supermercado, una mujer sin hogar se acercó a un hombre y le pidió algo de comer. Unos minutos después, volvió con un paquete de comida, pero cuando la dama levantó la cabeza para darle las gracias, sintió que el corazón le latía con fuerza. Al instante reconoció quién era.

Publicidad

"Papá, no puedes impedir que me vaya a vivir con mi novio. Ya no soy una niña", le dijo Judith a su padre.

"Mira, Judith. Ese chico es una mala influencia para ti", le aseguró George. "Te mereces estar con alguien mucho mejor que él, cariño. Créeme".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"No, papá. Te equivocas", respondió Judith. "Me voy a ir a vivir con él pronto. Lo amo, y él siente lo mismo por mí".

Después de perder a su mujer hacía un año, a George le resultó difícil criar a su hija solo. Era una chica rebelde que acababa de cumplir 18 años y que nunca le hacía caso.

Todos los días, Judith discutía con su padre por una cosa u otra. Él hacía todo lo posible por enseñar a su hija lo que era correcto, pero ella nunca lo escuchaba. Quería mudarse y vivir de forma independiente para que su padre no interfiriera en su vida.

Al día siguiente, George se levantó y llamó a la puerta de la habitación de Judith para despertarla y llevarla al colegio. Ella siempre gritaba: "¡Estoy despierta, papá!", pero esta vez no hubo respuesta.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

"¿Judith? ¿Estás despierta?", preguntó él.

Tras un minuto de espera, George abrió la puerta para ver dónde estaba su hija. Para su sorpresa, no la vio en su cama.

Publicidad

Lee más: Señor mayor llora al reconocer a la novia que perdió hace 50 años hurgando en un basurero - Historia del día

"¿Estás ahí, Judith?", preguntó en voz alta y se dirigió al cuarto de baño. "¿Eh, Judith? ¿Te estás duchando?".

Como su hija no respondía, George abrió la puerta del baño, pero la chica no estaba allí. Luego, bajó las escaleras y la buscó en la cocina y en el salón, pero no la halló en ninguna parte.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"¿Dónde se habrá metido?", se preguntó Jorge. Era temprano y estaba seguro de que todas las amigas de Judith debían de estar preparándose para ir al colegio a esa hora. No estaría en casa de ninguna de ellas, pensó.

George salió de su casa y se dirigió a la comisaría. "Mi hija ha desaparecido. La última vez que la vi fue ayer", le dijo a un agente. Tras presentar una denuncia por desaparición, George fue al colegio de Judith y preguntó a sus amigas, pero nadie sabía dónde estaba.

Luego de volver a casa sin ninguna pista sobre el paradero de su hija, George esperó a que la policía la diera con su paradero. Los días se convirtieron en semanas, pero la policía no conseguía averiguar dónde estaba Judith.

Publicidad

"Se habrá ido a vivir sola a alguna parte", le dijeron. "Volverá pronto, no te preocupes".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Con el paso de los días, George empezó a perder la esperanza de que su hija regresara. Aunque la echaba de menos, nunca compartía sus sentimientos con nadie y seguía yendo a trabajar para distraer su mente. No quería pensar en su hija y sentirse triste.

Publicidad

Sin embargo, cada vez que George visitaba un lugar público, miraba a su alrededor con la esperanza de encontrarse a Judith, pero nunca tenía suerte. Finalmente, perdió toda esperanza de volver a verla.

Diez años más tarde, George iba rumbo al supermercado cercano a su casa para hacer la compra mensual cuando se le acercó una mujer sin hogar.

"Por favor, dame algo de comida. Me muero de hambre", le suplicó la mujer.

George hacía las compras todos los meses, pero era la primera vez que una mendiga le pedía dinero. En el fondo, se sentía fatal por la dama, así que le dijo que esperara fuera.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

"Te traeré algo de comer. Por favor, espera aquí", dijo George antes de entrar en la tienda.

Los últimos diez años habían cambiado mucho la vida de George. Ya no era tan activo ni feliz como antes. La pérdida de su hija le había pasado factura y le había convertido en un hombre frágil y canoso. El paso del tiempo también lo había ablandado un poco.

Publicidad

Lee más: Hombre ayuda a niña llorosa a volver a casa y descubre que es una hija suya de la que nada sabía - Historia del día

Tras comprar comida para la indigente, George salió del supermercado y entregó el paquete a la mujer. "Aquí tienes", le dijo.

"Muchas gracias", respondió ella y levantó la cabeza para mirar a George.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

De repente, George sintió que se le aceleraba el corazón. Se quedó mirando a la dama con los ojos muy abiertos durante dos segundos antes de preguntar: "¿Judith? ¿Eres tú?".

La indigente asintió impaciente y abrió el paquete de comida. Luego sacó un bocadillo y empezó a engullirlo. "Cálmate. ¿Desde cuándo no comes nada?", preguntó George.

Aunque se sentía aliviado de ver a su hija ante sus ojos, quería saber adónde había estado estos diez años y cómo se había convertido en una vagabunda.

"¿Puedes reunirte conmigo en el café? Necesito hablar contigo", preguntó George a Judith.

Publicidad

"Claro, nos vemos allí dentro de cinco minutos", respondió ella antes de seguir comiendo.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Después de que George y Judith se sentaran en una cafetería cercana y pidieran dos tazas de café, el hombre le preguntó a su hija dónde había estado todos estos años.

Publicidad

"Papá, me escapé con mi novio a otra ciudad y cambiamos nuestros nombres para que no pudieras encontrarnos", dijo Judith. "Supongo que debería haber seguido tu consejo".

"¿Qué te hizo, Judith?", preguntó George y cruzó las manos.

"Al principio, todo era hermoso, papá. Disfrutábamos de nuestra mutua compañía y nos sentábamos juntos durante horas a ver películas, charlar y contemplar el cielo nocturno", recordó Judith. "Solía creer que había tomado la mejor decisión de mi vida al escaparme con él".

"Pero entonces empezó a perder interés por mí", continuó. "Solía estar fuera durante horas y apenas me hablaba al volver a casa. Cuando le preguntaba dónde había estado, levantaba la voz y se peleaba conmigo amargamente".

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

"¿Qué pasó entonces, Judith?", preguntó George.

"Entonces, un día, le pillé engañándome con una vecina", Judith se tapó la cara con las manos. "Ese fue el peor día de mi vida, papá. Me echó cuando me enfrenté a él, y no tuve el valor de regresar a casa contigo".

Publicidad

"Deberías haberme llamado Judith", dijo George.

"No podía enfrentarte, papá. Fui tan mala contigo. Te grité y maltraté", dijo Judith mientras las lágrimas rodaban por sus mejillas. "Después de que él me echara, me vi obligada a vivir en la calle y a mendigar dinero".

"¡Oh, Judith! Debe de ser una experiencia aterradora", manifestó George.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"Lo fue, papá. He estado durmiendo en la calle todos estos años", Judith se secó las lágrimas.

"Entonces, ¿cuándo llegaste aquí? ¿Y por qué no regresaste a casa?", preguntó George preocupado.

"Ahorré dinero y hace poco volví a esta ciudad", dijo Judith. "Vine a casa hace una semana, pero no estabas. Pensé que era una señal de Dios de que no me querías en tu vida, así que empecé a vivir cerca de este supermercado".

"¡Siempre te querré en mi vida Judith!". George se levantó y abrazó a su hija antes de que salieran del café y volvieran a casa.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Con el tiempo, George ayudó a Judith a rehacer su vida. Empezó comprándole ropa nueva, pidiéndole que se cortara el pelo y pagándole la universidad. Quería verla graduarse y empezar a trabajar en una de las mejores empresas de la ciudad.

"Ojalá hubiera recurrido a ti cuando mi ex me echó, papá", le dijo Judith a su padre. "No habría perdido diez años mendigando en la calle".

Cuatro años después de su nueva vida, Judith se graduó como la mejor estudiante de su clase y fue contratada por una de las mejores empresas. Pronto se labró una carrera exitosa y vivió feliz con George hasta que conoció a un joven brillante, amable y responsable que le hizo volver a creer en el amor.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • Admite tus errores y aprende de ellos: Después de que el novio de Judith la echara, ella se dio cuenta de que había cometido un gran error al irse de casa de George. Sin embargo, admitió sus errores y volvió a encauzar su vida diez años después.

  • Confía en tus padres: Si Judith hubiera hecho caso a su padre, no habría tenido que mendigar en la calle y malgastar una década de su vida. A veces, debemos escuchar a nuestros papás porque son más sabios que nosotros.

Publicidad

Comparte esta historia con tus amigos. Podrías alegrarles el dia e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

Todas mis novias me dejaron cuando se enteraron de que tenía una hija discapacitada: un día todas vinieron a mi casa - Historia del día

20 de noviembre de 2022

Pobre señora ayuda a padre soltero a alimentar a su hijo autista en un café, luego halla un cupón por $50.000 en su cartera - Historia del día

09 de noviembre de 2022

Salvé a un adolescente pobre en el metro que quedó huérfano recientemente: años después le propuso matrimonio a mi hija - Historia del día

04 de noviembre de 2022

Feligreses ignoran a hombre sucio e inconsciente afuera de la iglesia hasta que aparece una niña a su lado - Historia del día

08 de octubre de 2022

Hombre le da comida a indigente embarazada: la ve en la tumba de su difunta exesposa una semana después - Historia del día

15 de diciembre de 2022

Huérfano rico visita a su familia adoptiva 10 años después de mudarse: halla casa en ruinas allí - Historia del día

05 de diciembre de 2022

Indigente repara el techo de una anciana abandonada por su hijo: ella le cumple el sueño de su infancia a cambio - Historia del día

04 de octubre de 2022

Niña comparte pastel de cumpleaños con indigente y al día siguiente él regresa con tres compañeros para agradecerle - Historia del día

06 de septiembre de 2022

Chico rompe con su novia por $25.000: años después se entera de que tienen un hijo - Historia del día

25 de agosto de 2022

Mendigo gasta todo su dinero en comprar comida para una niña perdida en el metro, recibe llaves de una casa a cambio - Historia del día

08 de septiembre de 2022

Maestra se entera de que la hija de su ex se ve obligada a hacer la tarea en la calle, incluso bajo la lluvia - Historia del día

15 de diciembre de 2022

Mujer mayor compra comida para dos niños perdidos: los devuelve a casa y ve su foto en el dormitorio de ellos - Historia del día

02 de octubre de 2022

Padre viudo ayuda a una mujer pobre en el supermercado y se da cuenta de que es idéntica a su difunta esposa - Historia del día

12 de septiembre de 2022

Señora pobre ayuda a mamá soltera a cuidar a su recién nacido en un avión y recibe 100 rosas tras el aterrizaje - Historia del día

06 de septiembre de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2023 AmoMama Media Limited