logo
Un padre jugando con su hija | Foto: Shutterstock
Fuente: Un padre jugando con su hija | Foto: Shutterstock

Hace 13 años fue la última vez que vi a mi hija, hoy recibí una carta de Navidad de ella - Mi Historia

Mayra Pérez
16 ene 2023
18:00

Hace más de una década, perdí mi trabajo y mi familia porque había caído en un lugar muy oscuro. Después de reconstruir lentamente mi vida, finalmente tengo la oportunidad de redimirme con mi hija.

Publicidad

Solía ser un joven ambicioso que soñaba con tener el mundo a sus pies. Siempre me vi manejando mi propio negocio, y por un tiempo, sentí que estaba en el camino correcto.

Mirando hacia atrás, creo que esa pasión hizo que mi exesposa, Rebeca, se enamorara de mí. Ella fue mi gran apoyo durante los primeros tiempos en mi taller de reparaciones.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Publicidad

Rebeca y yo tuvimos una hija, Helena. Desafortunadamente, mi taller quebró. Empecé a sentirme deprimido y perdí la motivación. Trabajaba como mesero para llegar a fin de mes, pero no podía brindarle estabilidad a mi familia.

"¿Cuándo vas a conseguir un trabajo con un mejor ingreso?", me preguntaba Rebeca. No tenía respuesta. Aunque disfrutaba de una gran relación con Helena, mi matrimonio se desmoronaba lentamente.

Peleábamos todo el tiempo y nos distanciamos cada vez más. Un día, me llamaron del restaurante y me dijeron que ya no podían mantenerme en el personal. "Vamos a tener que prescindir de tu trabajo, Jimmy", me dijo mi jefe.

Publicidad

En ese momento, estaba en un punto tan bajo que nada me importaba. Pensé que Rebeca podría mantener el hogar por un tiempo. Días después, salimos a dar un paseo en familia.

Helena jugaba con su pequeño auto con pedales. Rebeca estaba muy seria y silenciosa. Sentí que algo andaba mal.

"Te dejo, Jimmy. Ya no puedo más. Es obvio que te has rendido", me dijo al fin.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Publicidad

Ese día sentí que mi mundo se había derrumbado. Traté de convencer a Rebeca de que me diera una última oportunidad, pero ya había tomado una decisión. Le di un fuerte abrazo a mi hija.

"Papá te amará por siempre, ¿sabes eso, Helena?", le dije llorando. Me di cuenta de que ella no entendía lo que estaba pasando.

Al día siguiente, Rebeca y Helena se habían marchado de la casa y yo estaba solo. La madre obtuvo la custodia total de nuestra hija, porque yo estaba desempleado.

Fue entonces cuando me di cuenta de lo bajo que había caído. Ni siquiera podía cuidar de mi hija; no tenía ahorros ni un trabajo estable. En pocos meses, Rebeca ya tenía una nueva pareja, Eric.

Publicidad

"Hasta que no pongas tu vida en orden, ni siquiera pienses en ver a Helena", me dijo Rebeca.

En el siguiente cumpleaños de mi pequeña, tomé el escaso dinero que me quedaba y le compré un pequeño conejito. Le escribí una nota que decía: "Te extraño mucho. Feliz cumpleaños. Te ama, papá", y fui hasta la casa de Eric, donde celebrarían su fiesta

Cuando llegué, vi que era una lujosa mansión. Definitivamente, Eric era bastante rico. Había organizado una gran fiesta de cumpleaños para Helena, con mascotas y un castillo inflable. Me sentí avergonzado.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Publicidad

Mi hija tenía un padrastro que le proporcionaría cosas que yo ni siquiera podría soñar con comprar. Dejé mi regalo en la puerta principal y me fui.

Lee también: Mis compañeros de clase compartían su comida conmigo en la escuela: visité a cada uno de ellos cuando me hice rico - Mi Historia

En este punto, estaba en un lugar muy oscuro y no podía ver el camino a seguir. Decidí dejar la costa y mudarme a otra ciudad. Todo lo que tenía a mi nombre era la casa que me había dejado mi padre al morir. La vendí y me mudé a un apartamento alquilado muy económico.

Hice algunos trabajos ocasionales para ganar un poco de dinero. Dos años después, estaba arruinado nuevamente. Al mes siguiente, me desalojaron. Me encontré en la calle sin ningún lugar a donde ir y ese fue mi punto de inflexión.

Publicidad

Entré en una tienda local y rogué por un trabajo. El gerente vio algo en mí y decidió darme una oportunidad como limpiador. En los meses siguientes, me ascendieron a cajero, y al cabo de unos años me nombraron administrador de la tienda.

Había logrado estabilizar mi vida, pero me sentía muy solo. Los años pasaron volando, y no estaba en contacto con nadie de mi familia ni tenía amigos de verdad. Regularmente, donaba parte de mi dinero a obras de caridad; tenía más de lo que necesitaba.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Publicidad

Todo eso cambió hoy, ya que por primera vez en mucho tiempo recibí un correo que no era una factura pendiente. ¡Era una carta de Navidad de mi hija, Helena!

Han pasado 13 años desde la última vez que vi o escuché de mi hija, pero he sido bendecido con un milagro navideño. Sus palabras llegaron a mi corazón de una manera que no había sentido en años. Su carta decía:

"Hola, papá. ¡Finalmente te encontré! Esto puede ser una sorpresa, pero estaré viajando para verte mañana. Tenemos mucho de qué hablar. Aunque mamá y Eric me han dado todo lo que necesitaba, siempre me pregunté cuándo volverías.

Mamá siempre me dijo que eras un perdedor y que debería olvidarme de ti, pero puedo ver que has cambiado y te has recuperado.

Publicidad

Para que lo sepas, todavía tengo el conejito de peluche que me dejaste para mi cumpleaños. Lo llamé Jimmy, así que en cierto modo, ¡has estado conmigo todo el tiempo!

Te veo pronto. Te amo, y no puedo esperar para abrazarte.

¡Feliz Navidad, papá!".

Este es el día más increíble de mi vida. He extrañado mucho a mi hija y nunca pensé que tendría una nueva oportunidad con ella.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Publicidad

Cambié mi vida para mejor e hice lo que pude para ayudar a mi comunidad, pero me avergonzaba demasiado volver a casa. Dios me ha bendecido con una segunda oportunidad con Helena.

Esta vez, haré todo lo que pueda para enorgullecerla y compensar el tiempo que perdimos de estar juntos. Después de 13 largos años, finalmente podré redimirme con ella.

¿Alguna vez has estado en un lugar oscuro del que no lograbas salir? ¿Cómo lo superaste? ¿Te apartaste de tus seres queridos o siempre estuvieron a tu lado?

Te puede interesar: Niño que soñaba con ser bombero salvó a sus dos hermanitas de un incendio en Navidad – Historia Retro

Publicidad

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Mujer se sobresalta al ver a la prometida de su hijo: es la chica que ha estado buscando por 18 años - Historia del día

02 de octubre de 2022

Joven huérfano adopta a niña recién nacida y descubre que es su hermana biológica - Historia del día

04 de octubre de 2022

Señor mayor llora al reconocer a la novia que perdió hace 50 años hurgando en un basurero - Historia del día

20 de octubre de 2022

Me tomó 8 años encontrar la casa de una foto antigua que recibí de forma anónima - Mi Historia

22 de diciembre de 2022

Pobre mujer se presenta en boda lujosa para ver al hijo que dio en adopción hace 20 años - Historia del día

15 de diciembre de 2022

Chico abandonado se para de su silla de ruedas por primera vez para bailar con una enfermera y su madre biológica aparece - Historia del día

30 de octubre de 2022

Hombre rico sigue a su hijo de 12 años, entra a una casa abandonada y lo ve con un bebé en brazos - Historia del día

13 de diciembre de 2022

Hermanos escapan de casa para visitar la tumba de mamá: ven a su madrastra llorando allí luego - Historia del día

28 de septiembre de 2022

Hombre mayor compra comida para mujer sin hogar: reconoce a la hija que perdió hace una década - Historia del día

09 de enero de 2023

Niña espera a su mamá en un refugio: 30 años después su madre la espera en el hospital - Historia del día

21 de septiembre de 2022

Millonario echa a su hija por no seguir sus pasos: luego ella se convierte en su enfermera en el hogar de ancianos - Historia del día

18 de diciembre de 2022

Salvé a un adolescente pobre en el metro que quedó huérfano recientemente: años después le propuso matrimonio a mi hija - Historia del día

04 de noviembre de 2022

Dueño del cine permite que entren indigentes para mantenerse calientes por la noche: ve allí al hijo que una vez lo dejó - Historia del día

10 de enero de 2023

Hijo hace llorar a su madre anciana en silla de ruedas en el restaurante: se disculpa cuando el dueño interviene - Historia del día

26 de octubre de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2023 AmoMama Media Limited