logo
Jovencita poniendo flores en la camisa de un hombre mayor. | Foto: Shutterstock
Fuente: Jovencita poniendo flores en la camisa de un hombre mayor. | Foto: Shutterstock

Papá lleva a hija discapacitada al baile escolar, luego halla $10.000 para el "papá del año" en su buzón - Historia del día

Vanessa Guzmán
23 ene 2023
04:00

Una chica discapacitada que no tenía una cita para el baile de graduación se llevó una sorpresa cuando su padre la llevó al evento. La recompensa que recibió al día siguiente en reconocimiento a su amor por su hija transformó sus vidas.

Publicidad

“¡Molly, mira! ¡Tu papá está aquí!”, le dijo alguien del funeral a la joven de 17 años que estaba de luto sobre el ataúd de su madre Daisy.

Danny, el padre de la adolescente, y su madre se habían divorciado hacía diez años. Desde entonces, Molly solo había escuchado cosas terribles sobre su papá, como que era un “borracho” y cosas por el estilo.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Aunque la joven no tenía ningún rencor hacia Danny, a menudo extrañaba la conexión entre padre e hija. Pero después del funeral de su madre, las cosas iban a cambiar para ella.

“¡Hola corazón!”, saludó Danny a su hija y la abrazó antes de colocar una ofrenda floral en el ataúd de su exesposa.

“Señor, ¿ese camión es suyo? Está bloqueando la mitad del estacionamiento. ¿Le importaría moverlo?”, le preguntó un invitado a Danny, que era camionero.

“Sí, ese es mi camión. Deme un segundo. Acabo de encontrarme con mi hija. Espero que entienda. ¡Gracias!”.

Lee más: "Ella es bonita, no como yo", llora niña discapacitada mirando una muñeca: su ídolo la convence de lo contrario - Historia del día

Publicidad

Danny estaba encantado de reunirse con Molly. El único vínculo que había tenido con ella todos estos años había sido a través de la pensión alimenticia que pagaba por ella. Daisy no le permitía verla porque temía que se convirtiera en una mala influencia.

El funeral terminó y todos se fueron. Danny empacó todas las cosas de Molly y le dijo que iban a su casa.

“Pero, ¿por qué, papá? No puedo irme de esta casa. Mamá y yo vivimos aquí. Está llena de nuestros recuerdos”.

Molly frunció el ceño porque Danny no quería escuchar. Sabía que no podía dejar sola a su hija, sobre todo teniendo en cuenta que a menudo usaba una silla de ruedas cuando no necesitaba muletas.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Debido a una condición subyacente que había desarrollado en su pierna izquierda cuando tenía seis años, Molly cojeaba.

Publicidad

Dos días después, la adolescente se mudó con su papá. Aunque la casa era compacta y desordenada, la reconfortaba y la hacía sentir amada e incluida.

Con el paso de los días, Danny tuvo dificultades para hacer cosas por Molly. Como no lo había visto crecer, no sabía cómo abordar la mayoría de las cosas, como trenzarle el cabello, por ejemplo. Aprendió a hacerlo viendo videos en línea. Pero eso no era todo.

Dejó su dormitorio para que Molly tuviera un buen espacio para dormir. Incluso compró una cama nueva y mullida para que ella pudiera descansar bien.

Danny hacía todo lo posible para que su hija se sintiera como en casa, pero si había algo que guardaba en secreto era sus constantes desapariciones por las noches.

Publicidad

Molly no tenía idea de adónde iba su padre por las noches después de que ella se quedaba dormida. Solo podía adivinar que estaba holgazaneando con sus amigos en el pub, tal como su madre le decía a menudo.

Unos días después, la jovencita se bajó del autobús escolar y entró a su casa llorando. Encontró que la puerta estaba cerrada. Había una nota escondida detrás de una planta. “Las llaves están debajo de la maceta. Volveré pronto. ¡Nos vemos! Papá”.

Molly frunció el ceño y recordó que su madre le contaba sobre los hábitos “extraños” de su padre por las noches. Frunció el ceño pensando que estaba bebiendo a las cuatro de la tarde.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Pasaron las horas, pero Danny no regresaba a casa. Molly se preparó pasta y le dejó un poco a su papá. Luego se acostó en su cama llorando.

Publicidad

“Si yo fuera normal, habría encontrado una cita para el baile de graduación”.

Resultó que la maestra de Molly les había informado sobre su próximo baile de graduación. Todos sus compañeros de clase habían encontrado citas para el evento, excepto ella. Nadie estaba interesado en llevarla. “¿Quién querría bailar con alguien que cojea?”, pensó la chica.

Molly estaba llorando tan fuerte que Danny la escuchó cuando llegó a casa.

“¿Qué pasó, cariño? ¿Por qué lloras?”.

La adolescente le contó sobre el baile de graduación. “No tengo una cita. Incluso les pregunté a algunos chicos si uno de ellos al menos bailaría conmigo durante el baile, pero se negaron y se rieron. ¡No quiero ir al baile de graduación, papá! ¡Quiero estar sola! ¡Buenas noches!”.

Publicidad

Molly le dio la espalda a Danny y fingió dormir, las lágrimas empapaban su almohada.

Danny no podía simplemente dejar a su hija angustiada. Al día siguiente, le compró un hermoso vestido de graduación. Y el día del baile Molly se llevó una gran sorpresa que la conmovió. Su padre iba a ir con ella para ser su acompañante.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

Los estudiantes de último año y sus padres se congregaban fuera del salón cuando el fuerte rugido de un motor llamó su atención.

Danny bajó del camión. Puso una silla de ruedas en el césped y ayudó a Molly a bajarse. Empujó la silla de ruedas sobre la alfombra roja mientras todos observaban con asombro.

El padre saltó a la pista de baile con su hija mientras sonaba la música. Levantó a Molly y la llevó en círculos, sincronizando con la melodiosa música.

Por un momento, Molly se olvidó de todos sus problemas y se rio a carcajadas mientras su padre la seguía meciendo en sus brazos en el baile.

Publicidad

“Mi papá es mi verdadero superhéroe. Lo amo más que a nada en este mundo. Me siento bendecida y orgullosa de decir que soy su hija”, le dijo Molly a sus amigos después de terminar de bailar.

Mientras tanto, Danny se convirtió en el centro de todas las miradas. Todos los padres se congregaron a su alrededor para elogiarlo y aplaudirlo. El hombre luego habló un poco sobre él y su hija, sin imaginar que esa noche pronto cambiaría sus vidas.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

Padre e hija regresaron a casa, hablando de cuánto se habían divertido. Entonces, Danny llevó a Molly a dormir a su dormitorio y salió de la casa en silencio.

Resulta que Danny tenía un segundo trabajo como cuidador en un asilo de ancianos local. Además de su trabajo de medio tiempo como camionero, trabajaba horas extras para ahorrar dinero para el tratamiento de su hija.

Cuando le diagnosticaron la discapacidad de Molly años atrás, muchos les dijeron a Danny y Daisy que nunca podría caminar.

Pero un médico les había asegurado que trataría a la niña y restauraría su capacidad para caminar. Así que Danny dejó de ir de fiesta a los pubs con sus amigos y empezó a trabajar en dos empleos.

Publicidad

Daisy lo había malinterpretado y pensaba que estaba perdiendo el tiempo en el pub. Danny trataba de explicárselo, pero ella no confiaba en él. Sus constantes dudas y acaloradas discusiones llevaron a su separación poco después.

El hombre nunca se molestó porque solo se enfocaba en ahorrar dinero para la cirugía de Molly y trabajó duro durante los siguientes años.

A Danny le dolía cada vez que recordaba su pasado. Incluso esa noche, mientras conducía al trabajo, no podía sacar de sus pensamientos las cosas terribles que le había dicho su exesposa.

Terminó su turno y se dispuso a irse a casa, sin estar preparado para la sorpresa que les esperaba a él y a su hija. Esa mañana, cuando regresó a casa del trabajo, Danny se llevó una dulce sorpresa cuando encontró un paquete en su buzón.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

“¿Un paquete? ¿Quién lo envió?”, se preguntó él. La tarjeta decía: “¡Papá del año!”.

Dentro, el padre encontró un cheque por $10.000 y otra nota:

Publicidad

“Estimado Danny, esperamos que esto mejore la vida de tu hija. Buena suerte con su cirugía y esperamos que pases más tiempo con ella por las noches. ¡Mis mejores deseos, sus amigos del baile de graduación!”.

Danny se dio cuenta de que los padres que había conocido la noche anterior estaban detrás de esto. Derramó lágrimas de alegría y compartió las buenas noticias con Molly.

“¡¿En serio?! Dios mío, papi... ¡Esto es increíble!”, dijo ella riendo y llorando sobre los hombros de su papá.

Con el dinero que Danny había ahorrado y el cheque de $10.000, Molly pudo someterse a la operación, que resultó exitosa y, gradualmente, pudo caminar sin muletas.

Publicidad

Mientras tanto, el padre renunció a su segundo trabajo para pasar más tiempo con su hija. Ella obtuvo una beca para estudiar arquitectura en otro estado y tenía previsto irse en tres meses.

Danny quería aprovechar al máximo el tiempo disponible que tenía con Molly. Él le enseñó a cocinar, bailar, andar en bicicleta e incluso correr. Solo quería que su hija viviera una vida normal y nunca mirara hacia atrás a los días en que usaba una silla de ruedas y muletas.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • No hay amor más fuerte en el mundo que el amor de un padre: Danny se esforzaba para ayudar a su hija a caminar. Trabajaba en dos empleos para ahorrar dinero para su cirugía e incluso la llevó al baile de graduación cuando no consiguió alguien con quien ir.

  • Un padre siempre es un superhéroe para sus hijos: Incluso cuando todos le dijeron a Danny que su hija nunca podría volver a caminar, él no perdió la esperanza y trabajó duro para que volviera a caminar. Él era su verdadero superhéroe e inspiración para la vida.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Publicidad

Lee también: Todas mis novias me dejaron cuando se enteraron de que tenía una hija discapacitada: un día todas vinieron a mi casa - Historia del día

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Adolescentes se ríen de "viejo vaquero" en la fiesta de graduación hasta que sube al escenario para dirigirse a su nieta enferma - Historia del día

17 de noviembre de 2022

"Ojalá estuvieras aquí papá", llora novia huérfana y se sorprende cuando un grupo de policías llega a la boda - Historia del día

23 de noviembre de 2022

Mesero alimenta a niña discapacitada para que su madre cansada termine de comer, luego halla cheque por $10.000 en la mesa - Historia del día

11 de noviembre de 2022

Viudo lucha por criar a sus hijos y cuidar de su suegra: luego se entera de herencia de $300.000 - Historia del día

06 de diciembre de 2022

Maestro mayor cose vestido de graduación para estudiante pobre: su bebé lo llama "abuelo" años después - Historia del día

05 de diciembre de 2022

Todas mis novias me dejaron cuando se enteraron de que tenía una hija discapacitada: un día todas vinieron a mi casa - Historia del día

20 de noviembre de 2022

Pobre conserje viudo adopta a bebé que encuentra en el aeropuerto: la madre aparece en su cumpleaños 18 - Historia del día

24 de septiembre de 2022

Viudo tiene 3 trabajos para sacar a hija de un refugio y llevarla a casa: pronto se entera de que en realidad no es su hija - Historia del día

08 de diciembre de 2022

Mujer recibe donaciones anónimas para su refugio de niños: se entera de que son de su madre, a quien nunca conoció - Historia del día

30 de diciembre de 2022

Mujer le pide al conserje del parque que cuide a su hija brevemente y desaparece por 7 años - Historia del día

29 de diciembre de 2022

Hija vende sus juguetes en una venta de garaje para ayudar a su papá a pagar el funeral de mamá - Historia del día

10 de octubre de 2022

Mi hija se quejaba de que soy sobreprotectora hasta que se convirtió en madre soltera de mellizas 1 año después - Historia del día

24 de octubre de 2022

Mujer se despierta de cirugía de 28 horas y ve a su padre, quien la echó hace 12 años, en una cama a su lado - Historia del día

24 de diciembre de 2022

Dueño del cine permite que entren indigentes para mantenerse calientes por la noche: ve allí al hijo que una vez lo dejó - Historia del día

10 de enero de 2023

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2023 AmoMama Media Limited