logo
Recepción de hotel vacía | Foto: flickr.com/omaniblog (CC BY 2.0)
Recepción de hotel vacía | Foto: flickr.com/omaniblog (CC BY 2.0)

Camarera permite que niño sin hogar pase la noche en el hotel: ella encuentra refugio en su mansión años después - Historia del día

Georgimar Coronil
03 feb 2023
18:20

Amy era una azafata que siempre había soñado con tener un hijo. Luego de conocer a un niño huérfano pensó en adoptarlo, pero nunca lo hizo. Años más tarde, tras perder su casa en una inundación, se encontró con el chico.

Publicidad

Amy trabajaba en una compañía aérea internacional y le encantaba su trabajo. Amaba viajar, así que se alegraba de levantarse cada mañana y encontrarse en una ciudad o un país diferente.

Sin embargo, también deseaba tener una familia algún día, y temía que su estilo de vida profesional no le permitiera desempeñar el papel de madre. Como no salía con nadie, se planteó adoptar un niño.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

En una oportunidad, la camarera se alojó en un hotel donde pasaría la noche y al día siguiente volvería a su casa. Ese día había una fuerte tormenta en la ciudad.

Mientras Amy estaba en el vestíbulo del hotel tomando una bebida de la máquina expendedora, se dio cuenta de que el fuerte viento había empezado a arrancar el cartel del hotel. Amy pensó en ayudar y moverlo antes de que se lo llevara el viento o hiriera a alguien.

Publicidad

Cuando iba a llevarlo al hotel, vio a un niño en el callejón. El pequeño se escondía detrás de unos cubos de basura para protegerse de la lluvia y el viento que azotaban el callejón.

Amy se compadeció del niño, sin entender por qué estaba solo en tales condiciones climáticas. Arriesgando su trabajo, llevó al chico al hotel y lo metió en secreto a una de las habitaciones libres. Le preparó té, lo dejó tomar una ducha caliente, le dio una manta y le permitió pasar la noche en el hotel de forma gratuita.

"¿Cómo te llamas?", le preguntó Amy mientras lo peinaba.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

"Me llamo Tom", respondió el chico.

"Encantada de conocerte, Tom. Yo me llamo Amy", dijo ella con dulzura, estrechando la mano del niño con una cálida sonrisa.

"Encantado de conocerte también, Amy", contestó.

Amy quería hacerle más preguntas al pequeño Tom, pero parecía que ya había sufrido bastante. Mientras le cepillaba el pelo, recordó lo asustado que parecía Tom detrás de aquellos contenedores. "Ningún niño debería tener tanto miedo", pensó.

Esa noche Amy y Tom pasaron un rato divirtiéndose un poco. Le enseñó algunos juegos de mesa y finalmente lo dejó descansar después de arroparlo.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

Al día siguiente Amy llevó al niño a la comisaría e hizo un par de descubrimientos sobre su vida. La madre de Tom había muerto y su padrastro no se hacía cargo de él. Llamaron a una trabajadora social, que decidió que Tom pasaría a una familia de acogida.

Amy vio en ello la oportunidad de adoptar. Ella adoraba a Tom y el poco tiempo que habían pasado juntos le trajo felicidad a la mujer.

La azafata habló con la trabajadora social sobre la posibilidad de adoptar a Tom. Desgraciadamente, Amy no era candidata debido a la poca estabilidad que conllevaba su trabajo, así como a su bajo salario, que no servía para mantener a un niño pequeño. Estaba completamente angustiada.

Amy consiguió mantener la comunicación con Tom durante un tiempo. Sin embargo, el niño fue adoptado y ella tuvo que volver a casa para cuidar de su madre enferma. Pronto perdieron el contacto.

Pasaron los años y la madre de Amy murió. La camarera vivía sola en casa de su mamá. No tenía marido ni hijos. Desde luego, no era la vida que había imaginado tener.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Desafortunadamente, el pueblo donde vivía Amy sufrió una terrible inundación y su casa quedó destruida.

Ella estaba completamente destrozada. La vivienda era lo último que tenía. Llegaron periodistas de todas partes para cubrir la noticia, y un par de ellos la entrevistaron. Amy lloró mientras le explicaba al reportero que no sabía adónde ir ni qué hacer.

La azafata encontró un motel para pasar una semana, pero pronto se quedó sin dinero. Luego se trasladó a uno de los refugios habilitados para los afectados por las inundaciones. Los refugios estaban abarrotados y había poco espacio para la intimidad.

Amy solía aprovechar el tiempo que pasaba en el baño para rezar un poco. El cuarto de baño no estaba en las mejores condiciones, pero con toda esa gente, no era una sorpresa. Pero ella se las arreglaba con lo que le daban.

Publicidad

"Señor, los dos últimos años han sido muy duros. Y ahora he perdido mi casa. Necesito un respiro. Por favor, Dios misericordioso, ayúdame. Muéstrame de nuevo tu bondad y tu alegría", rezó entre lágrimas.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Cuando Amy se marchó, uno de los voluntarios del refugio la llamó y le dijo que un joven la estaba buscando. No estaba segura de quién podía ser.

El voluntario del refugio la condujo hasta un joven que estaba junto a un lujoso coche. Ella no lo reconoció al instante y entrecerró los ojos mientras se sacaba las gafas y se acercaba al joven.

"Hola. ¿Me buscabas?", preguntó.

Publicidad

"Sí, Amy. Es estupendo volver a verte por fin. He pensado en ti todos estos años", dijo el joven, llorando de emoción.

"Lo siento, ¿nos conocemos?", preguntó Amy, confusa.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

"Soy yo, Tom. El niño al que ayudaste hace tantos años", respondió.

"¿Tom? ¡Tom! Has crecido tanto!", dijo Amy y lo abrazó.

Tom le explicó a Amy que había visto su entrevista en las noticias y sabía que debía encontrarla.

Tom invitó a Amy a su casa, y ella quedó sorprendida por lo grande que era su mansión. A Tom le había ido bien y vivía en una gran finca.

Publicidad

"¿Cómo tienes una mansión tan bonita?", preguntó Amy asombrada.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

"En realidad, tengo que agradecértelo a ti", confesó Tom.

"¿A mí?", respondió Amy, confundida.

"Los juegos de mesa que me enseñaste aquella noche se me quedaron grabados a lo largo de los años. Así que, después de la universidad, creé uno propio. Tuvo bastante éxito, así que inventé otro, luego otro, y otro. Y aquí estamos", dijo Tom, conteniendo las lágrimas.

"¡Es increíble! Siempre supe que había algo especial en ti. Por eso quería adop…" dijo Amy antes de ahogarse emocionalmente.

"Lo sé. Sé que querías adoptarme. Y habrías sido una madre increíble. Fuiste una mamá genial para mí en ese par de horas que pasamos juntos. Por eso me gustaría que te quedaras aquí conmigo", concluyó Tom.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

"Espera, ¿qué?", dijo Amy entre lágrimas. Intentó decir algo más, pero se quedó sin palabras. Tom, también lloroso, la abrazó emocionado.

"¿Juegos de mesa? ¿Quién lo hubiera pensado?", expresó Amy mientras ambos compartían una risa entre lágrimas.

A partir de ese día, Amy y Tom se convirtieron en madre e hijo, como ella siempre había deseado todos aquellos años. Se querían y se apoyaban como una familia. Tom incluso le enseñó a Amy un par de los juegos de mesa que había creado.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • A veces nuestros sueños tardan un poco más de lo que esperamos en manifestarse, pero nunca debemos renunciar a ellos: Tras perder el contacto con Tom hace tantos años, Amy no podía imaginar que acabaría siendo madre del niño al que aprendió a querer de la noche a la mañana. Sin embargo, el destino tenía otros planes para ambos.
  • El amor puede con todo: El amor de Amy por Tom no solo superó los obstáculos físicos en la vida de ambos, sino incluso el tiempo y el espacio.
Publicidad

Comparte esta historia con tus amigos. Puede que les alegre el día y les sirva de inspiración.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

Quedé embarazada siendo sonámbula y ni siquiera lo sabía - Historia del día

02 de abril de 2024

Mis hijastras le hicieron la vida imposible a mi hija mientras yo estaba de viaje de negocios - Devolví el ataque por mi pequeña

20 de marzo de 2024

Eché a mi dama de honor de mi boda con 5 días de antelación después de enterarme de su secreto

13 de marzo de 2024

3 historias impactantes de suegras que se pasaron de la raya con sus nietos

21 de marzo de 2024

Novia huye de su propia boda tras recibir misterioso regalo de bodas - Historia del día

25 de enero de 2024

Mi esposo se perdió mi cumpleaños para estar presente en el nacimiento del bebé de su mejor amiga

03 de abril de 2024

Descubrí el segundo teléfono secreto de mi esposo y decidí seguirlo esta noche

28 de marzo de 2024

Me registré en un hotel y descubrí que mi marido también estaba allí, pero con otra persona

12 de abril de 2024

4 historias reales en las que una cena en un restaurante se convirtió en un auténtico drama

06 de marzo de 2024

Recibí inesperadamente un mensaje en Facebook: "Toda tu familia te ha estado ocultando un gran secreto"

28 de febrero de 2024

Quedé embarazada estando sonámbula y ni siquiera lo sabía - Historia del día

05 de febrero de 2024

Rico heredero humilla a un mendigo a las puertas de un hotel de lujo y a la mañana siguiente ve vaciada su cuenta bancaria - Historia del Día

26 de marzo de 2024

Cazafortunas humilla a dependienta, pero la vida le devuelve el golpe - Historia del día

23 de enero de 2024

"Es mi nuevo hijo" Mujer vuelve a casa del funeral de su hijo con un niño en brazos - Historia del día

24 de enero de 2024