logo
Adolescente sentado solo | Foto: Shutterstock
Adolescente sentado solo | Foto: Shutterstock

Niño sin hogar encuentra la billetera de un millonario: casi se desmaya al ver una foto suya dentro - Historia del día

Georgimar Coronil
22 dic 2022
16:00

Un pobre adolescente sin hogar se aterroriza cuando encuentra su foto en la cartera perdida de un millonario. Busca respuestas y descubre un capítulo oscuro y desgarrador del pasado de su difunto padre.

Publicidad

Tomás, de 13 años, refunfuñaba mientras seguía caminando. "¿Debería volver al refugio? No, así no era como papá quería que viviera", pensaba mientras merodeaba bajo un poste de electricidad, agotado y hambriento.

Tras la prematura muerte de su padre, Tomás no tenía a nadie que lo cuidara y fue enviado a un hogar de acogida no muy lejos de la ciudad. Intentó por todos los medios sobrellevar la pérdida y adaptarse a sus nuevas condiciones de vida, pero no encontró su sitio. A Tomás no le gustaba vivir con los otros niños y se sentía enjaulado.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Una noche, cuando todos dormían profundamente, Tomás huyó del hogar de acogida en busca de libertad. Pero el destino le llevó por un camino diferente donde le esperaba algo más.

Publicidad

"Eh, despierta, chico. Oye, ¿estás bien?". Oyó que le llamaba una débil voz. Se levantó y vio la silueta de tres adolescentes que le rodeaban, bloqueando el rayo de sol.

"Toma, bebe un poco de agua", le ofreció uno de los jóvenes.

"Gracias, amigo. Creo que anoche me desmayé".

Tras enterarse de que Tomás estaba hambriento, huérfano y sin hogar, los chicos reunieron su dinero y le compraron el desayuno. Luego le ofrecieron unirse a su pandilla y le enseñaron a Tomás su sitio en el estacionamiento de un centro comercial donde solían pasar la noche.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Publicidad

"Aquí es donde dormimos. Puedes quedarte con nosotros si quieres".

Tomás, que pensaba que no tenía a nadie que le quisiera, encontró algo de esperanza y empezó a vivir con los adolescentes sin hogar. En el fondo, anhelaba una familia y echaba de menos a su padre. Con el paso de los días, Tomás empezó a ganarse la vida haciendo trabajitos, como lavar autos, limpiar ventanas de restaurantes e incluso ayudar a la gente a llevar sus maletas a casa.

Uno de esos días, volvió mucho antes al estacionamiento para descansar. Había tenido un largo día de trabajo y empezaba a hacer su cama con cartones viejos cuando algo bajo el pilar llamó su atención.

Curioso, Tomás se dirigió al lugar y encontró una cartera repleta de fajos de billetes, tarjetas de crédito y cheques con transacciones millonarias. Pero lo que le cautivó y alarmó fue ver una foto suya en la cartera. Tomás casi se desmaya porque no podía entender cómo la persona rica que había perdido su cartera tenía su fotografía.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Publicidad

"¿Quién es este tipo y cómo ha conseguido mi foto?", se preguntó Tomás mientras salía al día siguiente en busca de respuestas.

Después de que sus amigos se marcharan, Tomás tomó la cartera y visitó la dirección que había encontrado en una tarjeta de presentación. Aunque podría haber robado fácilmente el dinero, Tomás no lo hizo al reflexionar sobre las palabras de su difunto padre Jorge:

"Tienes montañas que escalar, pero hazlo de la manera humilde y honesta. No mientas ni robes porque el éxito sin trabajo duro nunca dura".

Tomás se dirigió a la dirección que aparecía en la tarjeta para devolver la billetera y descubrió que su dueño se llamaba Javier Martínez. Preveía una recompensa por su honradez y quería averiguar por qué su foto estaba en la cartera, pero el guardia de seguridad se lo impidió de inmediato.

"Quiero conocer al Sr. Martínez", le dijo al guardia, que rápidamente se dio cuenta y reconoció la cartera de su jefe en la mano de Tomás.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

"Pequeño ladrón. ¿Cómo te atreves a robar la cartera de mi jefe?".

"Eh, no, me has entendido mal. Encontré esta cartera ayer en el estacionamiento fuera del centro comercial".

"No mientas. Dame la cartera y dime tu dirección, o te entregaré a la policía".

Temiendo lo peor, Tomás le dijo al guardia que vivía en la casa de acogida. No quería que sus amigos se metieran en problemas. Supuso que el tipo le dejaría marchar, pero para su sorpresa, el guardia llamó inmediatamente a un hombre y envió a Tomás con él a la casa de acogida.

Los cuidadores se sintieron aliviados tras volver a ver a Tomás. Lo acogieron y le aconsejaron que no huyera, y aunque Tomás estaba en un lugar seguro, no le gustaba. Se sentía cautivo y esperaba otra oportunidad para escapar cuando, dos días después, apareció un hombre rico con un traje caro.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Publicidad

Era el Sr. Martínez, el millonario que había perdido su cartera con la foto de Tomás.

Javier se enteró de que el chico honrado le había devuelto la cartera y quiso visitarlo en la casa de acogida para agradecérselo personalmente.

Tomás entró en la sala de visitas y se quedó estupefacto al ver a un hombre rico esperando para conocerle. Le dijeron que el visitante era el propietario de la cartera. En cuanto Javier vio a Tomás, se aterrorizó.

"Tomás, ¿ERES TÚ?", exclamó conmocionado.

"Sí, soy Tomás, y te devolví la cartera hace unos días".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Publicidad

"Tomás, hijo mío, ¿cómo estás?".

Tomás se quedó perplejo y no pudo reconocer a Javier.

"Vi mi foto en tu cartera. No te conozco, ¿y cómo conseguiste mi foto?".

Javier se quedó sin palabras, mientras las lágrimas recorrían sus mejillas.

"Tu padre Jorge y yo éramos mejores amigos desde la infancia", empezó Javier. "Fuimos a la misma universidad y vivimos los mejores días de nuestras vidas".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

"Pero no sabía que Jorge se enamoraría de la misma mujer de la que yo estaba enamorado. Soñaba con una vida con tu madre, pero todo se arruinó cuando la vi aceptar su proposición de matrimonio el día de San Valentín. Tu padre y yo nos peleamos y nos separamos después de que eligiera a tu madre en vez de a mí. Me mudé de la ciudad y no volví a ponerme en contacto con Jorge. Pero muchos años después, recibí una carta de tu padre…".

Publicidad

"¿Una carta?".

"Sí, era la última carta de Jorge. Me dijo que estaba en bancarrota y que había perdido a su mujer hacía unos años. Decía que estaba enfermo y postrado en cama y me pedía que cuidara de su único hijo si le pasaba algo. Tu padre incluso me envió tu foto con la leyenda: “Tomás es muy valioso. Por favor, cuida de él cuando yo me haya ido".

Tomás rompió a llorar.

"Incluso en su lecho de muerte, mi padre solo pensaba en mí. Le quiero y le echo mucho de menos".

"Pero nunca te vi en el funeral de mi padre. No recuerdo haberte visto allí. ¿Por qué no viniste?".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Publicidad

En este punto, Javier no pudo ocultar la verdad. Apretó los labios y empezó a contar más.

"Ignoré a tu padre y su carta porque estaba ocupado con el trabajo. Empezaba una nueva unidad y no quería malgastar mi tiempo y mi dinero con el amigo que me arrebató mi amor. Tiré la carta con tu foto, pero no pude estar tranquilo".

"Dejé mi ego y mi rencor a un lado y fui a visitar a tu padre, pero ya era demasiado tarde. Me enteré de que había muerto y te enviaron a la casa de acogida. Vine a buscarte, pero me dijeron que te habías escapado. Lo siento, Tomás. No quería abandonarte. Perdí a mi mejor amigo y me sentí culpable por no pasar tiempo con él durante sus últimos días".

Javier abrazó a Tomás, que tenía los ojos llorosos y el corazón roto, prometiendo volver a por él. Inició los trámites necesarios y adoptó a Tomás tres meses después. Javier se dio cuenta de que la familia y los amigos son más importantes que el dinero e hizo todo lo posible por compensar su ignorancia hacia su mejor amigo.

Al final, Tomás se mudó con su padre adoptivo y empezó a vivir la vida de sus sueños bajo el amor y los cuidados de su nueva familia.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • Ninguna cantidad de dinero puede compensar el amor y los cuidados que recibes de tu familia y amigos: Debido al enfado y a su apretada agenda, Javier ignoró la carta de su difunto amigo. Pero después de perder a su amigo, se dio cuenta de que ninguna cantidad de dinero podría devolverle ese amor.
  • No guardes rencor: En lugar de eso, perdona a los demás, porque solo el amor y el perdón te hacen fuerte. Javier siguió guardando rencor y se arrepintió después de perder a su mejor amigo.

Comparte esta historia con tus amigos. Puede que les alegre el día y les sirva de inspiración.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

Conserje pobre comparte comida con un niño sin hogar, acaba mudándose con él a una enorme mansión - Historia del día

10 de octubre de 2023

Hombre sin hogar encuentra sofá viejo en la basura: voltea el cojín y ve una cremallera larga - Historia del día

18 de septiembre de 2023

Anciano solitario ahorra pastillas tras subida de precios, recibe caja de medicamentos de hombre que dice ser su hijo - Historia del día

17 de septiembre de 2023

Hombre cuida a hermanos mientras su mamá está en coma, le propone matrimonio a ella inmediatamente después de recuperarse - Historia del día

11 de octubre de 2023

Gasté todo el dinero ahorrado para mi operación en mi hijo adoptivo y luego me enteré de que tiene una herencia enorme - Historia del día

16 de septiembre de 2023

Vivo sola a los 68 años porque mis hijos han olvidado que existo - Historia del día

25 de julio de 2023

Conserje solitario da hamburguesa a huérfano que tenía 2 días sin comer; 1 año después, el niño lo llama "papá" - Historia del día

14 de octubre de 2023

Hijo huye de casa a los 16 y regresa a los 29 para encontrar sólo una nota en una casa abandonada - Historia del día

03 de noviembre de 2023

Papá castiga a su hijo por escaparse de noche, descubre que estaba trabajando para pagar la operación de un compañero - Historia del día

23 de octubre de 2023

Hombre solitario pierde 59 kilos y encuentra nuevo trabajo para adoptar a niño que encontró en sótano - Historia del día

20 de octubre de 2023

Tras años de búsqueda, una mujer encuentra a su padre en la residencia donde trabaja - Historia del día

27 de octubre de 2023

"¿Papá?" chico halla a su padre soldado durmiendo en la calle, "¿Quién eres?" responde el hombre - Historia del día

30 de octubre de 2023

Hombre aleja a su hija a la que nunca conoció, más tarde llora al conocer su última voluntad - Historia del día

25 de julio de 2023

Uno de los 4 hijos de un granjero roba a su familia, años después se arrastra hasta ellos en busca de ayuda - Historia del día

16 de octubre de 2023