logo
Zapatos rojos en una caja. | Foto: Shutterstock
Zapatos rojos en una caja. | Foto: Shutterstock

Anciana sin dinero para calzado halla un par de zapatos rojos nuevos en la puerta de su casa - Historia del día

Guadalupe Campos
04 jun 2023
18:50

May y Richard eran viejos y pobres, y no podían permitirse muchas cosas. May enfermaba a menudo por mojarse los pies con la lluvia e incluso fue hospitalizada por ello. Cuando la enfermera le preguntó qué le había pasado, Richard rompió a llorar. Una persona maravillosa escuchó la historia e hizo algo impactante por ellos.

Publicidad

Richard estaba sentado junto a la cama de hospital de su mujer y se lamentaba de su situación. Llevaban muchas décadas casados, pero nunca habían tenido hijos y ahora ambos vivían de su pensión. Apenas podían permitirse la vida. Su único consuelo era que el alquiler de su piso estaba controlado.

La mayor parte de su dinero desaparecía en alquiler y comida, lo que les dejaba sin ingresos para nada más. Sólo les quedaba la ropa más raída y el tiempo en la ciudad era cada vez más frío.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Los zapatos de May estaban en muy mal estado y, como consecuencia, siempre tenía frío. Se le mojaban los pies cuando llovía y, un día, eso la llevó al hospital. Contrajo neumonía, que no debería ser tan grave, pero su edad no ayudaba. Richard pensó que quizá si tuvieran hijos no estarían tan solos en el mundo.

Publicidad

Había un extraño paquete en la entrada de su casa. Era raro porque no conocían a nadie que pudiera haberles enviado algo.

Sus sombríos pensamientos fueron interrumpidos por la enfermera, que por fin vino a ver cómo estaba su mujer. Había estado ocupada con otros pacientes.

"Hola, Sr. Mason. ¿Cómo se encuentra?", le preguntó la amable mujer.

"El médico le dio algo y le dijo que descansara. Creo que ya está mejor, aunque todavía respira un poco agitada", respondió Richard.

"Era de esperar. Pero pronto mejorará. Por cierto, soy la enfermera Becky. ¿Puede decirme qué fue lo que le pasó para enfermar así?"

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Richard no tenía ni idea de lo que le había pasado, pero fue como si se abriera un dique. Empezó a llorar desesperadamente y sus manos eran incapaces de secarse las lágrimas con suficiente rapidez. La enfermera Becky se acercó y le acarició la espalda. "Todo va a ir bien", le consoló. "Sólo dígame qué pasa".

Empezó a hablar entre lágrimas. "No tenemos dinero para zapatos nuevos. Necesita un par nuevo y resistente porque los suyos se mojan y se enfrían todo el tiempo. Es un desastre", empezó, pero pronto le contó a la amable mujer todos sus problemas, incluido que quizá tuvieran que vender algo para pagar la estancia de May en el hospital.

"No se preocupe. Tenemos un programa para personas con bajos ingresos. Todo va a salir bien. Cuidaremos de May. Su mujer mejorará muy pronto", le aseguró la enfermera Becky y se marchó.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

En ese momento entró el Dr. Ross, su médico, examinó a May y se marchó después de anotar algunas cosas en su historial. No habló con Richard, y el anciano estaba demasiado avergonzado por su arrebato como para decir nada más. Haberse derrumbado delante de la enfermera ya había sido bastante malo. El médico no necesitaba conocer sus preocupaciones.

***

Por suerte, May mejoró antes de lo esperado y le dieron el alta. La enfermera les dijo que no tenían que pagar de inmediato. En su lugar, pronto recibirían una factura por correo.

Richard llevó a su mujer a casa y al llegar se llevaron una sorpresa. Había un extraño paquete en la entrada de su apartamento. Era extraño porque no conocían a nadie que pudiera haberles enviado algo.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

Richard cogió el paquete y abrió la puerta. "Tienes que descansar", le dijo a May, pero ella se detuvo y le quitó la caja de las manos.

"Quiero saber qué hay dentro. Hace siglos que no recibimos nada por correo", dijo y se sentó en el sofá para abrir el paquete. Él la complació porque parecía muy feliz y sana.

"Madre mía", suspiró, y él se sentó a su lado para ver qué había dentro del paquete. Era un par de preciosos zapatos rojos. Eran robustos y parecían caros. "¡Son increíbles! Pero, ¿quién me mandaría unos zapatos?".

"No lo sé", murmuró Richard, cogiendo el sobre que había encima de los zapatos rojos. Pensó que podría ser la enfermera Becky, ya que era la única que sabía que necesitaban el dinero. Pero al abrir el sobre, vio una carta y la leyó en voz alta.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"Sr. y Sra. Mason,

Les envío estos zapatos con la esperanza de que su esposa no vuelva a enfermar. Accidentalmente les oí hablar con la enfermera Becky y tuve que hacer algo. Mi abuela murió de la misma enfermedad hace muchos años, y algo en su historia me hizo pensar en ella. Cuidé lo mejor que pude a la Sra. Mason y le di un tratamiento diferente. Fue caro, pero lo pagué todo, así que ya no tienen que preocuparse por eso. Si necesitan algo más, pueden llamarme directamente. Todos tenemos que ayudarnos de vez en cuando, ¿no?

Sinceramente,

Doctor Ross."

"¡Oh, Richard! ¡Qué hombre tan amable! Nunca he conocido a un médico más amable". exclamó May mientras a Richard se le humedecían los ojos. Él sólo asintió y abrazó a su mujer.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"¡Pruébatelos!", dijo, aunque se le quebró ligeramente la voz. Le quedaban perfectos. Fueron muy felices por un momento.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • Sé amable con los ancianos porque nunca sabes por lo que están pasando. Richard se derrumbó después de que la enfermera Becky mostrara un poco de preocupación por ellos. Y un ángel estaba escuchando.
  • Todos deberíamos ayudarnos de vez en cuando. Como decía el doctor Ross en su carta, la gente debería ayudarse si puede.

Comparte esta historia con tus amigos. Puede que les alegre el día y les inspire.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
Publicidad
info

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.

Publicaciones similares

Cajera se entera de que es propietaria de una empresa de 3,8 millones de dólares tras encontrar un testamento a su nombre - Historia del día

13 de junio de 2024

Personas comparten los peores regalos que han recibido

24 de junio de 2024

Novia desaparece de boda sin dejar rastro, se reencuentra con novio 5 años después - Historia del día

04 de julio de 2024

Mi hija llevaba una mochila muy pesada al colegio - Entendí el porqué cuando por fin conocí al conductor del autobús

10 de mayo de 2024

Huérfana reúne a un perro perdido con su dueño y gana una familia - Historia del día

18 de junio de 2024

Huésped de hotel se burló de mi madre que trabaja de mucama, y ella le enseñó a no volver a meterse con el servicio de limpieza

20 de junio de 2024

Madre pobre compra zapatos de bebé en un mercadillo, se los pone a su hijo y oye crujidos en el interior - Historia del día

20 de junio de 2024

Mi suegro me regaló un paquete de chicles – Cuando vi lo que garabateó dentro, me quedé sin aliento

29 de mayo de 2024

"¡Limpia mis zapatos!": El dueño de una tienda escucha a su hijo burlarse de un niño cuya abuela trabaja de conserje - Historia del día

11 de junio de 2024

Huérfana encuentra viejas cartas de amor en tienda de antigüedades, se da cuenta de que conoce a los remitentes - Historia del día

26 de junio de 2024

Me enteré de que nuestro hijo menor no era mío, pero no dije nada - Historia del día

25 de junio de 2024

Mi suegro me regaló una almohada por mi aniversario – Quedé en shock cuando me enteré de sus verdaderas intenciones

30 de mayo de 2024

Mujer con Alzheimer pide a enfermera que lea su diario donde descubre con asombro que están emparentadas - Historia del día

25 de junio de 2024

Anciana desaparece de hogar de ancianos, luego los médicos revisan cámaras de seguridad - Historia del día

05 de junio de 2024