logo
Bebé durmiendo en una cuna | Fuente: Shutterstock
Bebé durmiendo en una cuna | Fuente: Shutterstock

Mujer segura de que su hijo murió al nacer reconoce su marca de nacimiento en Facebook 3 años después - Historia del día

Susana Nunez
29 may 2024
00:15

Una mujer queda desolada cuando su hijo muere poco después de nacer y su esposo la abandona. Años después, ve en Facebook a un niño enfermo con exactamente la misma marca de nacimiento que la de su difunto hijo.

Publicidad

Millie Fargo dio un último grito y el médico exclamó: "¡Bien hecho! Tienes un bebé precioso". Levantó una cosa rosa y morada que se retorcía y gritaba, y ella sonrió. ¡Era el bebé más hermoso que había visto nunca!

Pronto estuvo abrazando a su recién nacido, contando los deditos de sus manos y pies y maravillándose de su perfección. Entonces frunció el ceño. "¿Qué es esto? ¿Está herido? ¿Está bien? Tenía una gran marca roja y brillante en el brazo.

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Unsplash

El médico sonrió. "¡Está bien!", dijo. "Es sólo una marca de nacimiento. Muchos bebés la tienen. Es perfectamente normal".

Millie sonrió aturdida. "Eso está bien...", dijo, y entonces sus ojos empezaron a cerrarse. "Doctor, me siento extraña...". Lo último que recordaba era al médico gritando algo con voz alarmada y a una enfermera llevándose a su bebé.

Publicidad

Cuando Millie despertó, estaba en una habitación de hospital. Había otra mujer en la cama contigua a la suya, ¡pero ni cuna ni bebé! "¿Dónde está mi bebé?", gritó. "¡DOCTOR! ¿DÓNDE ESTÁ MI BEBÉ?".

Al cabo de unos minutos, las enfermeras y los médicos se arremolinaban y se preocupaban por Millie, pero nadie respondía a la pregunta: ¿Dónde estaba el bebé de Millie? Entonces entró un médico mayor y se sentó junto a la cama de la mujer.

"Millie", dijo suavemente. "Necesito que seas muy valiente. Has estado en coma los dos últimos meses, pero ahora estás despierta y creemos que te recuperarás totalmente. Por desgracia, tu bebé no sobrevivió".

"¡Pero yo le vi!", gritó Mille. "¡Le tuve en mis brazos! Estaba bien!".

"Lo siento mucho, Mille", dijo el médico con tristeza. "Murió repentinamente dos semanas después de que cayeras en coma. Una enfermera lo encontró inconsciente. Hicimos todo lo que pudimos...".

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Unsplash

Publicidad

A Millie se le rompió el corazón. "¡No!", gritó. "¡Estás mintiendo! No puede ser...". Pero, por supuesto, lo era y, como tantas otras madres en duelo, tuvo que aceptar su terrible pérdida y su dolor.

"Mi marido", susurró. "¿Dónde está Steven?".

El médico parecía avergonzado. "Lo siento, Millie, el señor Fargo dejó una carta para ti...". Le entregó un sobre cerrado, se levantó y se marchó. Rasgó el sobre con dedos temblorosos.

"Millie", decía la carta. "Nuestro bebé ha muerto, y nuestro matrimonio también. Si somos sinceros el uno con el otro, admitiremos que la relación estaba acabada antes de concebir a nuestro hijo. Estaba dispuesta a intentarlo de nuevo por su bien, pero ahora ya no tiene sentido. Me he divorciado de ti y te he dejado la casa y tu parte de mi dinero. Debería bastarte para toda la vida".

Millie hizo una mueca de dolor, pero el abandono de Steven no era nada comparado con la pérdida de su hijo. Tenía razón, su matrimonio llevaba años mal y ahora no había motivo para seguir adelante. De hecho, durante los meses anteriores al nacimiento del bebé, ella había sospechado que su esposo tenía una aventura.

Ahora él estaba fuera viviendo una nueva vida y Millie tenía que hacer lo mismo. Tenía que encontrar un nuevo sueño que sustituyera a su antigua ilusión de tener una familia. Ella había quedado huérfana muy joven; había crecido en casas de acogida, y la familia había sido lo que más había deseado.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Unsplash

Había tantos niños que necesitaban ayuda, pensó Millie, que quizá, sólo quizá, podría volcar su energía y su amor en ayudarlos. Tenía suficiente dinero y era una hábil inversora.

Millie se unió a una organización benéfica que sufragaba los gastos médicos de niños desfavorecidos y, tres años después, un expediente especial cruzó su mesa. En él había un llamamiento de una abuela que pedía ayuda a la organización para sufragar los gastos del tratamiento contra el cáncer de su nieto de tres años.

La mujer añadió una cuenta de Facebook como contacto y Millie accedió a ella. Había una foto del pequeño, un niño muy mono con grandes ojos color caramelo y una sonrisa pícara. El niño estaba sentado junto a una piscina con los pies en el agua y, de repente, notó algo extraño.

Publicidad

La familia es todo amor, dedicación y apoyo.

¡El niño tenía exactamente la misma marca de nacimiento en el brazo que tenía su propio bebé! "¡Eso es imposible!", exclamó Millie, "¡No puede ser!". Nerviosa, tomó el teléfono, marcó el número de móvil de la abuela y quedó con ella.

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Unsplash

Dorothy Levi era una mujer de unos cincuenta años, delgada y de rostro dulce, con las marcas del sufrimiento grabadas alrededor de la boca. Empezó a contarle a Mille una historia extraordinaria. "Daniel no es mi nieto biológico", explicó.

"Mi hija Laura se casó con un viudo con un hijo pequeño y cuando murieron...". Dorothy suspiró: "No podía dejar que el pequeño Daniel fuera al sistema de acogida. Era todo lo que tenía...".

Publicidad

"¿Murieron tu hija y su esposo?", preguntó Millie.

"Encontraron su automóvil en el mar", explicó. "Justo seis meses después de que diagnosticaran a Daniel. De eso hace dos años. Me he gastado todos mis ahorros en sus tratamientos. Creía que Steven tenía dinero, pero...".

"¿Steven?", preguntó Millie. "¿Tu yerno se llamaba Steven?".

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Unsplash

"Sí", dijo Dorothy inocentemente. "Se llamaba Steven Fargo".

"¿Qué hacía tu hija?", preguntó Millie.

"Era enfermera en el Hospital Mercy", dijo Dorothy. "Estaba muy orgullosa de ella".

Publicidad

Millie estaba conmocionada. Se dio cuenta de que Steven había conspirado con Laura para robarle a su bebé y sustituirlo por un bebé muerto mientras ella yacía en coma. Ahora tenía que romperle el corazón a aquella mujer...

Con delicadeza, Millie le explicó que Steven era su exesposo y que estaba segura de que Daniel era su hijo. Dorothy accedió a hacerse una prueba de ADN y los resultados fueron demoledores. Ahora sabía que su hija había cometido un crimen terrible, todo por el amor de un hombre.

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Unsplash

Millie pagó inmediatamente todos los tratamientos médicos de Daniel y presentó una denuncia ante la policía contra Laura Levi y Steven Fargo. Con la prueba de ADN como prueba, Millie tenía ahora la custodia completa de Daniel, e invitó a Dorothy a mudarse con ella.

Publicidad

"Eres la única abuela que tendrá Daniel", le explicó. "¡Déjanos ser tu familia!". Dorothy aceptó y, una vez que los médicos informaron a las dos mujeres de que el niño ya estaba curado, los tres comenzaron una vida feliz.

¡Pero hubo una última sorpresa! Un año después del último tratamiento de Daniel, Dorothy recibió una llamada de su hija supuestamente muerta. Laura y Steven estaban detenidos.

Se desveló la verdadera historia: Laura y Steven habían empezado a beber más o menos en la época en que Daniel enfermó, y el dinero de Steven se agotó rápidamente. La pareja debía mucho dinero a gente seria, así que decidieron escenificar su propia muerte y abandonaron al bebé enfermo.

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Unsplash

Publicidad

Ahora estaban en la cárcel y Laura quería que su madre pusiera su casa como garantía de su fianza. "Mamá, soy tu única hija", suplicó Laura. "¡Ayúdame!".

Dorothy escuchó a Laura y luego suspiró. "No sé quién eres. Mi única hija es la verdadera madre de Daniel, y está aquí, a mi lado".

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • La familia es amor, dedicación y apoyo. Millie y Dorothy estaban unidas por su amor a Daniel y llegaron a quererse como madre e hija.
  • El karma siempre alcanza a los deshonestos. Steven y Laura acabaron perdiéndolo todo y Millie terminó con una familia llena de amor.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

Joven de 18 años dejó a su hijo recién nacido en hospital - Historia del día

20 de mayo de 2024

Mi suegro dudaba de que yo hubiera dado a luz a la hija de su hijo – El resultado del ADN lo destrozó

09 de mayo de 2024

Mi cuñada está en su 31ª semana de embarazo, pero la vi con el vientre absolutamente plano y decidí seguirla

26 de febrero de 2024

Recién nacido llora todo el día sin importar lo que hagan sus padres, después de un tiempo revisan su cuna - Historia del día

17 de mayo de 2024

Hombre pide el divorcio inmediatamente después de ver a su hijo recién nacido - Historia del día

26 de abril de 2024

Recibí inesperadamente un mensaje en Facebook: "Toda tu familia te ha estado ocultando un gran secreto"

28 de febrero de 2024

Mi hijo me pidió urgentemente que volviera a casa porque temía por su madre - Mi mundo se derrumbó cuando entré a la casa

10 de mayo de 2024

El regalo de cumpleaños de mi suegra me arruinó la vida

08 de abril de 2024

Mi marido me engañó, así que lo hice llorar a él y a su amante como venganza

14 de mayo de 2024

Recién nacido llora todo el día sin importar lo que hagan sus padres hasta que revisan su cuna - Historia del día

24 de abril de 2024

Recién nacido llora todo el día sin importar lo que hagan sus padres hasta que revisan su cuna - Historia del día

15 de febrero de 2024

Quedé embarazada mientras estaba sonámbula y ni siquiera lo sabía - Historia del día

14 de mayo de 2024

3 historias sobre infieles que se enfrentaron al karma

13 de marzo de 2024

Mi suegra nos visitó mientras yo estaba fuera de casa - Cuando volví, mi hija me contó algo que destrozó a nuestra familia

11 de abril de 2024