logo
Una mujer sollozando | Fuente: Pexels.com/karolina-grabowska
Una mujer sollozando | Fuente: Pexels.com/karolina-grabowska

No pude contactar con mi esposo durante días – Luego mi suegra me llamó y me reveló la sorprendente verdad

El mundo de Abbie da un vuelco cuando su esposo desaparece sin dejar rastro, dejando sólo una críptica nota. Días después, una llamada de su suegra le revela un espeluznante secreto que sacude a Abbie hasta la médula. ¿Dónde está Matthew?

Publicidad
Un cartel de "DESAPARECIDO" | Fuente: Unsplash

Un cartel de "DESAPARECIDO" | Fuente: Unsplash

"¿Matthew? Esto no tiene gracia, ¿dónde estás?", grité, esperando oír su voz desde otra habitación.

Pero la casa estaba en silencio, excepto por el débil zumbido del frigorífico.

Una mujer moviéndose por la casa | Fuente: Freepik

Una mujer moviéndose por la casa | Fuente: Freepik

Publicidad

Se me aceleró el corazón al ver una nota sobre la mesa de la cocina.

Decía: "No me busques".

Me quedé mirando la nota, esperando que fuera una broma de mal gusto. A Matthew le encantaban las bromas, pero esto me parecía diferente. Cogí el teléfono y marqué su número, pero me saltó el buzón de voz.

Una mujer sujetando su teléfono | Fuente: Unsplash

Una mujer sujetando su teléfono | Fuente: Unsplash

"Matthew, llámame", le dije, intentando mantener la voz firme. "Esto no tiene gracia".

A continuación llamé a su madre. "Hola, soy Abbie. ¿Sabes algo de Matthew?".

"No, querida", contestó Claire. "¿Va todo bien?".

Publicidad
Una mujer mayor en una llamada telefónica | Fuente: Freepik

Una mujer mayor en una llamada telefónica | Fuente: Freepik

"Sí, sí, lo está. Lo siento, supongo que ha salido a dar un paseo".

Colgué e intenté hablar con su mejor amigo, James.

"No, Abbie, no sabemos nada de él", dijo James, con la misma preocupación que yo.

Matthew nunca volvió.

Una imagen del hombre en escala de grises | Fuente: Unsplash

Una imagen del hombre en escala de grises | Fuente: Unsplash

Publicidad

Los niños seguían preguntando: "¿Dónde está papá?".

Yo no sabía qué contestarles. Al final fui a la policía, con la nota en la mano.

"Señora, con la nota que dejó no podemos iniciar una búsqueda", dijo el agente.

"¡Pero está desaparecido!", protesté, sintiendo que se me hacía un nudo en la garganta. "¿Y si le ha pasado algo?".

Una mujer hablando con un agente | Fuente: Midjourney

Una mujer hablando con un agente | Fuente: Midjourney

El agente negó con la cabeza. "Lo siento, pero los adultos tienen derecho a desaparecer si quieren. No podemos hacer nada".

Salí de la comisaría sintiéndome indefensa y sola.

Publicidad
Una mujer deprimida | Fuente: Unsplash

Una mujer deprimida | Fuente: Unsplash

Volví a casa, a nuestra acogedora casa de las afueras, ahora llena de un inquietante vacío. Reuní a los niños en el salón.

"Niños, tengo que decirles algo", empecé, con voz temblorosa. "Papá... se ha ido por un tiempo".

"¿Por qué, mamá?", preguntó la más pequeña.

Una niña curiosa | Fuente: Unsplash

Una niña curiosa | Fuente: Unsplash

Publicidad

"No lo sé, cariño", respondí, tirando de ella para abrazarla. "Pero tenemos que ser fuertes, ¿vale?".

Los días siguientes fueron un torbellino de lágrimas y preguntas sin respuesta.

Cada rincón de la casa me recordaba a Matthew.

Una imagen en escala de grises de una pareja | Fuente: Unsplash

Una imagen en escala de grises de una pareja | Fuente: Unsplash

Su taza de café favorita sobre la encimera, sus zapatos junto a la puerta, la chaqueta que siempre llevaba aún colgada en el armario.

Intenté mantener la normalidad para los niños, pero era una lucha. Cada vez que preguntaban por su padre, se me partía un poco más el corazón.

Entonces, un día, recibí una llamada de mi suegra.

Publicidad
Una persona con un teléfono en la mano | Fuente: Unsplash

Una persona con un teléfono en la mano | Fuente: Unsplash

"Si quieres saber la verdad, prométeme que no le dirás nada a Matthew", se quebró su voz a través de la llamada FaceTime, rompiendo el silencio de la habitación.

"¿Prometer? ¿Qué pasa?", pregunté, sintiendo que se me hacía un nudo en el estómago.

"Matthew está aquí, en mi casa. Con su amante y su bebé recién nacido", empezó.

Una mujer con un recién nacido | Fuente: Unsplash

Una mujer con un recién nacido | Fuente: Unsplash

Publicidad

Me horroricé.

"Matthew me dijo que te guardara el secreto, Abbie", continuó. "Su amante no tenía adónde ir, así que la trajo aquí. Piensa gastar dinero de tu cuenta conjunta para alquilarles un apartamento. Me ha dicho que se divorciará de ti y se quedará con su amante. Tiene... apenas 19 años".

Una mujer conmocionada en una llamada telefónica | Fuente: Midjourney

Una mujer conmocionada en una llamada telefónica | Fuente: Midjourney

Me sentí como si me hubieran tirado del suelo.

Se me nubló la vista por las lágrimas mientras luchaba por comprender sus palabras.

"¿Él... él qué?", balbuceé.

Una mujer llorando | Fuente: Pexels

Una mujer llorando | Fuente: Pexels

Publicidad

"Siento haberte mentido sobre su paradero y no haberte dicho antes la verdad", continuó. "No sabía qué hacer, ya que es mi hijo... Necesitaba tiempo para pensar en todo. Pero tú también eres mi familia y la madre de mis nietos, a los que quiero mucho. Por eso decidí decirte la verdad. Abbie, aún estás a tiempo. Puedes buscarte un abogado y ahorrar tu dinero por el bien de tus hijos".

Tres niños pequeños | Fuente: Unsplash

Tres niños pequeños | Fuente: Unsplash

Estaba temblando, con una mezcla de rabia, traición y angustia recorriéndome por dentro.

"No me lo puedo creer", dije, intentando calmar la voz. "Gracias por decírmelo. Necesito proteger a mis hijos y a mí misma".

Al terminar la llamada, me quedé sentada en un silencio atónito, con la realidad de mi situación derrumbándose sobre mí. Matthew, el hombre en quien confiaba y a quien amaba, planeaba abandonarnos por otra mujer.

Publicidad
Una mujer deprimida | Fuente: Unsplash

Una mujer deprimida | Fuente: Unsplash

Los niños intuyeron que algo iba mal. "Mamá, ¿dónde está papá?", preguntó mi hija menor, con los ojos grandes llenos de confusión.

"No va a volver, cariño", dije, estrechándola en un fuerte abrazo. "Pero nos tenemos la una a la otra y estaremos bien".

Primer plano de una mujer abrazando a su hijo | Fuente: Midjourney

Primer plano de una mujer abrazando a su hijo | Fuente: Midjourney

Publicidad

Apenas podía creer lo que me había dicho mi suegra, pero tenía que seguir adelante por mis hijos. Me puse inmediatamente en contacto con un abogado.

Mientras discutíamos mis opciones, recibí una llamada de un número desconocido. Dudé antes de contestar.

"¿Diga?", dije con cautela.

Una mujer llorando con un teléfono en la mano | Fuente: Pexels

Una mujer llorando con un teléfono en la mano | Fuente: Pexels

"Hola, ¿Abbie? Soy Lisa. Soy la mujer con la que sale Matthew. Necesito hablar contigo", dijo la voz al otro lado.

Un escalofrío me recorrió la espalda. "¿Cómo te atreves?", espeté. "¿Cómo te atreves a llamarme?".

"Por favor, reúnete conmigo. Hay algo que debes saber, algo importante. Se trata de tu familia", me suplicó.

Publicidad
Una mujer usando un teléfono | Fuente: Unsplash

Una mujer usando un teléfono | Fuente: Unsplash

Estaba furiosa. Nunca habría accedido a verle la cara si no hubiera percibido impotencia en su voz.

"De acuerdo. ¿Dónde quieres que quedemos?", le pregunté.

"¿Conoces ese viejo café de la calle 8? A las 6 p.m. ¿Te parece bien?".

Interior de una cafetería | Fuente: Unsplash

Interior de una cafetería | Fuente: Unsplash

Publicidad

A las 6 p.m. en punto, entré en el café, con los ojos buscándola. Cuando vi por primera vez la foto de Lisa, no podía creer que Mathew hubiera podido salir con una chica tan joven.

Ya estaba allí, en una mesa de la esquina.

"Gracias por venir", me dijo cuando me senté.

Una joven en una cafetería | Fuente: Unsplash

Una joven en una cafetería | Fuente: Unsplash

"¿Por qué querías verme?", le pregunté.

"Matthew me dijo que iba a dejarte, pero no sabía que iba a abandonarte así. No estaba de acuerdo con nada de esto", empezó.

"¿Por qué debería creerte?", pregunté, cruzándome de brazos a la defensiva.

Publicidad
Una mujer segura de sí misma | Fuente: Unsplash

Una mujer segura de sí misma | Fuente: Unsplash

Metió la mano en el bolso y sacó un montón de papeles.

"Son correos electrónicos y mensajes de Matthew. Ha dicho cosas horribles sobre ti, cosas que sé que no son verdad. Nos ha estado manipulando a las dos".

Cogí los papeles y empecé a leer.

Una pila de documentos | Fuente: Pexels

Una pila de documentos | Fuente: Pexels

Publicidad

Me temblaban las manos de rabia al ver las mentiras y los engaños al descubierto. "No puedo creerlo", murmuré, sacudiendo la cabeza.

Lisa me miró con seriedad. "Planea quitártelo todo. Pero yo no quiero formar parte de ello. Quiero ayudarte".

"¿Por qué haces esto?", pregunté, atónita.

Una mujer conmocionada sosteniendo un documento | Fuente: Pexels

Una mujer conmocionada sosteniendo un documento | Fuente: Pexels

"Porque no supe qué clase de hombre era realmente hasta que fue demasiado tarde. Quiero arreglar las cosas, al menos en cierta medida", dijo, con lágrimas en los ojos.

La miré y vi el verdadero remordimiento y la desesperación en su rostro. Quizá decía la verdad.

Una mujer joven | Fuente: Midjourney

Una mujer joven | Fuente: Midjourney

Publicidad

"De acuerdo", dije lentamente. "Si de verdad quieres ayudar, tenemos que reunir todas las pruebas que podamos. Necesito proteger a mis hijos y asegurar nuestro futuro".

Pasamos la hora siguiente discutiendo nuestro plan. Lisa compartió más detalles sobre los planes de Matthew y empezamos a formar una alianza improbable.

Me resultaba extraño confiar en la mujer que había estado con mi marido, pero su voluntad de ayudarme me daba esperanzas.

Dos mujeres charlando | Fuente: Pexels

Dos mujeres charlando | Fuente: Pexels

A la mañana siguiente, me senté en el despacho de mi abogada.

"Tenemos que enfrentarnos a él juntos. Pero primero tengo que asegurar mis finanzas y asegurarme de que no pueda quitarnos nada más", le dije a mi abogada, Kate.

Publicidad

"Con la información que nos dio Lisa, podemos congelar las cuentas conjuntas y proteger tus bienes", me aseguró.

Repasamos los detalles paso a paso.

Una abogada | Fuente: Pexels

Una abogada | Fuente: Pexels

Kate presentó la documentación necesaria para congelar nuestras cuentas conjuntas y proteger mis bienes.

Parecía una carrera contrarreloj, pero sabía que teníamos que ser minuciosas.

Cada dato que Lisa nos había dado era crucial.

Una abogada ocupada | Fuente: Pexels

Una abogada ocupada | Fuente: Pexels

Publicidad

Una noche, me senté a la mesa de la cocina con los papeles delante.

Mi suegra había venido a ayudarme con los niños. Me trajo una taza de té y se sentó frente a mí.

"Estás haciendo lo correcto, Abbie", me dijo suavemente. "Siento mucho por lo que te está haciendo pasar mi hijo".

Una anciana sonriente con una taza en la mano | Fuente: Pexels

Una anciana sonriente con una taza en la mano | Fuente: Pexels

"Sólo se puede culpar a Matthew de lo que está pasando, Claire. Nadie lo vio venir, ni siquiera Lisa", respondí, dando un sorbo al té. "Te estoy muy agradecida por tu apoyo".

"Eres más fuerte de lo que crees", dijo, apretándome la mano para tranquilizarme. "Siempre estoy contigo, ¿vale?".

Publicidad
Dos personas cogidas de la mano | Fuente: Pexels

Dos personas cogidas de la mano | Fuente: Pexels

Por fin llegó el día en que todo estaba en su sitio. Respiré hondo y me acerqué a la puerta de mi suegra con Lisa a mi lado. Las autoridades nos seguían de cerca, dispuestas a hacer cumplir las medidas legales que habíamos tomado.

Al entrar, Matthew levantó la vista, sorprendido al vernos.

"Abbie, ¿qué haces aquí?", preguntó, con la mirada perdida entre Lisa y yo.

Un hombre conmocionado | Fuente: Midjourney

Un hombre conmocionado | Fuente: Midjourney

Publicidad

"Se acabó, Matthew", dije con firmeza. "Lo sabemos todo. Tus mentiras, tu traición y tus planes. No te saldrás con la tuya".

"¿Qué es esto? ¡No pueden hacerme esto!", gritó, con la cara enrojecida por la ira.

Lisa se adelantó, con voz tranquila pero decidida. "Ya lo hemos hecho. No vas a hacer daño a nadie más".

Los agentes de policía se acercaron, presentando los documentos legales.

Policías | Fuente: Pexels

Policías | Fuente: Pexels

"Señor Johnson, tiene que venir con nosotros. Se le ha notificado una orden de alejamiento y una orden de desalojo", dijo uno de ellos.

Matthew miró a su alrededor, y su bravuconería se desmoronó. "Esto no es justo", murmuró, con la voz temblorosa mientras intentaba encontrar alguna forma de escabullirse de la situación.

Publicidad

"Es perfectamente justo, ex marido", repliqué, mostrándole los papeles del divorcio. "Tomaste tus decisiones y ahora te enfrentas a las consecuencias".

Una mujer sostiene unos documentos | Fuente: Freepik

Una mujer sostiene unos documentos | Fuente: Freepik

Mientras los agentes lo escoltaban a la salida, me invadió una oleada de alivio y agotamiento. Me volví hacia Lisa y mi suegra, que estaban a mi lado, con su apoyo inquebrantable.

"Gracias", dije, con lágrimas de alivio cayendo por mi rostro. "No podría haberlo hecho sin ustedes".

Volvía a llorar, pero esta vez eran lágrimas de esperanza y gratitud. Había llegado el momento de reconstruir y seguir adelante.

Publicidad
Dos mujeres abrazándose | Fuente: Pexels

Dos mujeres abrazándose | Fuente: Pexels

¿Qué habrías hecho tú?

Si te ha gustado esta historia, aquí tienes otra: Harry se quedó de piedra cuando unas pruebas médicas revelaron que los gemelos que había criado como hijos suyos no eran suyos. Furioso, fue a casa a enfrentarse a su esposa, sólo para descubrir una verdad que arruinaría a su familia para siempre.

Dos niños ocupados en su cuenta | Fuente: Unsplash

Dos niños ocupados en su cuenta | Fuente: Unsplash

Publicidad

Esta obra se inspira en hechos y personas reales, pero se ha ficcionalizado con fines creativos. Se han cambiado nombres, personajes y detalles para proteger la intimidad y mejorar la narración. Cualquier parecido con personas reales, vivas o muertas, o con hechos reales es pura coincidencia y no es intención del autor.

El autor y el editor no garantizan la exactitud de los acontecimientos ni la representación de los personajes, y no se hacen responsables de ninguna interpretación errónea. Esta historia se proporciona "tal cual", y las opiniones expresadas son las de los personajes y no reflejan los puntos de vista del autor ni del editor.

Suscríbete a AmoMama para leer las mejores historias del espectáculo y el mundo en un solo lugar.

Publicidad
Publicidad
Publicaciones similares

Mi suegra me envió un regalo insultante tras conseguir un trabajo como profesora de danza – Se puso pálida cuando la invité al espectáculo

13 de junio de 2024

Suegra cambió el nombre de mi bebé mientras yo estaba en urgencias tras dar a luz, no lo dejé pasar

21 de mayo de 2024

Mi suegra se negó a que me quedara en su casa después de perder la nuestra - 5 meses después, el karma tuvo la última palabra

09 de mayo de 2024

Grité "¡No acepto!" en mi propia boda tras una conversación con la madre del novio cuyo plan casi salió bien

26 de abril de 2024

Mi suegra le exigió dinero a mi marido en su cumpleaños - Le hice ver la realidad

12 de abril de 2024

Mujer con un bebé llamó a mi puerta y dijo que era de mi esposo – Hicimos que se arrepintiera de su doble vida

19 de junio de 2024

Cargué el viejo teléfono de mi esposo y vi una foto adolescente de nuestra nueva niñera - Pensé que me estaba volviendo loca hasta que llamé a mi suegra

04 de junio de 2024

Mi suegra puso un programa espía en mi teléfono y no le gustó mi sorpresa como respuesta

13 de junio de 2024

Mientras mi marido estaba de vacaciones, su amante llamó a mi puerta con un bebé en brazos

24 de junio de 2024

Mi suegra insistió en que me divorciara y me amenazó con arruinarme la vida – Después de saber por qué, no pude culpar a nadie más que a mí misma

28 de marzo de 2024

Mi suegro dudaba de que yo hubiera dado a luz a la hija de su hijo – El resultado del ADN lo destrozó

09 de mayo de 2024

Mi pequeño hijo llamó mamá a una vendedora en una tienda - Me rompí al descubrir la verdad

08 de mayo de 2024

Encontré la lista secreta de mi esposo, que contenía los nombres de 15 de sus empleadas — Junto a 11 de ellas había un signo "+"

24 de junio de 2024

Mi malvada suegra se mudó con nosotros y me hizo la vida imposible - Solo hizo falta una llamada para darle una lección

25 de junio de 2024