Doctor grita tras parto de mellizas. Mamá comprendió la razón al mirar las manos de sus bebés

Es la historia que cautivó la atención de medios internacionales de alrededor del mundo entero, y dejó a los doctores impactados.

Según reporta Bored Daddy, las hijas de Sarah Thistlewaite, Jenna y Jillian, son un raro par de mellizas "monoamnióticas", o "mono mono", gemelas idénticas que compartieron el saco amniótico y estuvieron en contacto constante durante todo el embarazo.

Este fenómeno se presenta en aproximadamente 0,3% de los partos, y puede requerir cuidados intensivos durante el tercer trimestre, para evitar complicaciones durante el tercer trimestre. La conexión prenatal entre las gemelas, Jenna y Jillian, hizo el momento aún más poderoso.

Los doctores identificaron el embarazo monoamniótico en la semana 19, durante el tercer ultrasonido de Thistlewaite. Ella y su marido, padres de un niño de un año, Jaxon, recibieron la noticia de que tendrían gemelas idénticas, pero les advirtieron que su rara condición tendría severos riesgos.

La condición implica que la madre tendría que estar en cama por semanas en el Centro Médico Akron General, en Ohio. Las gemelas tenían que ser monitoreadas constantemente por casi dos meses, ya que los mellizos mono mono fácilmente se enredan en sus cordones umbilicales.

Mira el video del caso a continuación.

Thistlewaite dijo que sus 57 días en cama pasaron sorprendentemente rápido. Aprendió a tejer con videos de YouTube, tejió gorritos para bebé, compró excesivamente en Amazon y recibió visitas de su marido e hijo.

Las chicas nacieron con 48 segundos de diferencia; Jenna nació pesando 1870 gramos y midiendo 43 centímetros. Jillian nació poco después, pesando 1446 gramos y midiendo 44 centímetros. Thistlewaite dijo que verlas agarradas de las manos fue "lo más conmovedor que he visto".

Las hermanas siguieron inseparables, sentadas siepre juntas a la hora de comer y siempre intentando abrazarse. Ahora tienen 2 años, y tienen personalidades muy diferentes, pero cuidan una de la otra cuando están tristes.

Mamá y papá dicen que siempre quisieron tres hijos, pero no esperaban tenerlos tan rápidamente. Pero ahora que Jenna y Jillian crecen rápida y saludablemente, sus padres pueden comenzar a enfocarse en sus propias vidas.

Thistlewaite sabe que sus hijas son afortunadas de haber nacida ambas con una mejor amiga incluída. Dice que no puede esperar a verlas apoyarse y empujarse uno al otro a través de sus vidas.