6 signos de advertencia de que su perro tiene diabetes, según expertos

Si tienes un perro en tu vida, es probable que lo ames y hagas lo que sea para verlo feliz y saludable.

Los dueños de perros son responsables de su cuidado y es bueno que sepan cómo detectar los signos de la diabetes en sus mascotas. Rolloid tiene los detalles sobre esta información.

Conocer los síntomas de la salud del perro es clave para detectar todo tipo de dilemas médicos desde el principio.

La diabetes en perros es muy similar a la diabetes en humanos. Muchos de los síntomas son los mismos, y al igual que sus dueños, los perros con diabetes pueden tener diabetes tipo 1 o desarrollar tipo 2 con el tiempo.

Si tienes un perro al que quieres mucho y que no está actuando como solía hacerlo, es una buena idea observar estos síntomas. 

Además, es conveniente que le hagas un examen veterinario tan pronto como sea posible para que reciba el tratamiento que necesita.

Imagen tomada de Shutterstock

Imagen tomada de Shutterstock

Detecta los síntomas de la diabetes en los perros:

1. Bebe toneladas de agua

Es normal que los perros beban mucha agua, pero observa a tu perro de cerca para ver si parece que nunca bebe suficiente y siempre quiere más.

Si el perro de repente parece estar excesivamente sediento y está bebiendo grandes cantidades de agua, podría ser hora de ir al veterinario. Los perros con diabetes tienen demasiada glucosa en sus cuerpos, que absorbe agua rápidamente y deja al animal sediento constantemente, explica la Dra. Sophia Yin.

2. Necesita salir todo el tiempo

Debido a que la glucosa adicional en el flujo sanguíneo del perro está causando que se acumule agua, también significa que el cuerpo procesa el agua más rápido de lo normal. En otras palabras, un perro con diabetes podría pedir salir casi constantemente para orinar.

"Niveles elevados de glucosa en la orina provocan una micción excesiva", explica Yin. 

3. Aliento afrutado o ligeramente cetónico

El aliento del perro es notoriamente fuerte así que es seguro que no quieras pasar tiempo oliéndolo, sin embargo, si llegas a percibir un olor y notas que huele a una mezcla entre frutas y cetona, podría ser hora de un viaje al veterinario.

"La cetona y los compuestos relacionados se acumulan en la sangre de perros diabéticos", asegura Yin.

Imagen tomada de Shutterstock

Imagen tomada de Shutterstock

4. Problemas para orinar

Su cachorro puede pedirle constantemente para salir, pero es posible que note que en realidad está luchando por hacer pipí.

Si lo lleva a dar un paseo y observa que está levantando la pierna en todo, pero en realidad no orina mucho (o en absoluto) podría ser una señal de que sus niveles de glucosa están afectando su vejiga.

Los perros con diabetes son especialmente propensos a desarrollar infecciones del tracto urinario, lo que puede hacerles sentir que necesitan orinar, pero en realidad no pueden hacerlo.

5. Pérdida de peso

La dieta de su perro no ha cambiado en absoluto, pero de repente está bajando kilos. Un cambio de peso rápido en cualquier dirección nunca es una buena señal, a menos que haya estado tomando medidas con una dieta o un plan de ejercicios.

Con la diabetes, el cuerpo no puede acceder a la glucosa de combustión rápida para obtener energía. En cambio, comienza a descomponer los músculos del cuerpo para obtener energía.

6. Fatiga

Si su perro parece demasiado cansado para disfrutar de sus pasatiempos favoritos, podría ser un síntoma de diabetes, que mina las reservas de energía a lo grande.

Si nota que alguno de estos síntomas se está desarrollando en el perro, programe una cita con el veterinario de inmediato.