Niña apodada "pequeño espantapájaros" es 1 de 100 personas en el mundo con raro síndrome capilar

La pequeña Holly Wright, de cuatro años de edad, tiene el mismo desorden genético que Albert Einstein.

Una madre ha apodado a su hija "pequeña espantapájaros" por la increíblemente inusual condición que afecta a su hija, la cual hace que su cabello sea imposible de domar. Holy Wright tiene el mismo defecto genético que el famoso físico Albert Einstein. Afecta a 100 personas en todo el mundo.

El cabello de la niña de 4 años es totalmente imposible de peinar, y sus rulos rubio pálido desafían a la gravedad, creciendo tan lentamente que apenas se ha cortado el cabello dos veces en toda su vida.

Su madre, Emma, trabajadora social de 37 años de Northallerton, dijo que hacen lo posible por domarlo. "Le echamos agua, lo amarramos cuando va a la escuela y le echamos aceites para barba cuando lo lavamos, porque es más humectante".

"Pero al natural, como cuando se despierta, es indomable. Parece un pequeño espantapájaros", dijo la mujer al diario The Scottish Sun.

Mira un video de la pequeña Holly a continuación.

Emma, madre también de los gemelos Daniel y Charlie, de dos años de edad, junto a su esposo que trabaja en un banco, Carl Wright, de 32 años, dijeron que Holly tenía una melena de pelo negro al nacer. Pero al crecer, ese cabello se cayó, y una melena áspera lo reemplazó.

"Era como pelo de pato bebé", dijo Emma. "Salía en todos los ángulos". Su mamá nunca había escuchado del síndrome de cabello impeinable, también conocido como pelo de vidrio hilado, y se unió a algunos grupos de Facebook buscando consejo.

Otro padre publicó sobre la condición, y en cuanto Emma la investigó, supo que era lo que su hija tenía. "Investigué y al ver las fotos, literalmente pensé que era Holly. Pensé que alguien me había robado una foto de ella"; dijo. "Es increíble lo idénticos que se ven los niños con la condición".

Imagen tomada de: Facebook/Independent.ie

Imagen tomada de: Facebook/Independent.ie

"Todos tienen el mismo cabello rubio casi blanco, enrulado, y todos parecen tener más o menos las mismas facciones y ser muy petizos. Si vivieran todos en un mismo pueblo, la gente se preguntaría qué sucede".

Emma estaba tan convencida de la condición de Holly que jamás hizo que la examinaran oficialmente para un diagnóstico. Aunque otros niños suelen verse fascinados por los rulos de la niña, Emma dice que son los adultos los que hacen comentarios crueles.

"Todos siempre quieren tocarlo. Siempre que la llevaba a sesiones de juego, miraba y había una pequeña multitud de niños, todos acariciándola", contó la madre.

"Sí me preocupé sobre el inicio de la escuela, sé que los niños pueden ser crueles, pero no ha recibido negatividad de sus compañeros. Son otros adultos los que hacen comentarios inconscientes. A veces la gente pregunta si nos molestábamos en peinar a Holly, o decían que parecía electrocutada".

"Es difícil saber qué decir. Obviamente no saben qué es el síndrome de cabello impeinable, así que sólo respondo que yo creo que su cabello es hermoso". Haciendo memoria, Emma cree que su propio padre, Peter Wilson, tenía el mismo síndrome.

"Tengo una foto de él de joven cuando su cabello tenía la misma textura que el de Holly", dijo. "Es raro, se ve muy áspero, pero en realidad es suave y esponjoso al tacto. SI miras de cerca, cada cabello está enrulado. Hay gente que cree que es un peinado, pero obviamente no es el caso", cuenta.

El cabello de Holly es increíblemente frágil, así que su mamá sólo lo lava dos veces por semana, con champú suave y reparador. Emma dijo que "se rompe fácilmente y se cae. Si está dando vueltas o luchando con sus hermanos, se le caen pedazos".

"No le duele, es sólo que el cabello es muy fino". Su mamá dijo que quiere que Holly acepte su especial cabellera. "Por ahora está muy orgullosa de eso, y es grato verlo. Espero que continúe amándolo por ser hermoso y diferente. Ella es signo Leo, así que pienso que es su melena", puntualizó.