Padre despierta por el llanto de su bebé y encuentra a un extraño sosteniéndola

¡Ellos no esperaban encontrarse con eso!

A mitad de la noche, el papá de una bebé de dos años de edad la escuchó llorar. Y como era normal, se dirigió a su habitación para chequear cómo estaba, informó ABC 15.

El suceso ocurrió en Tempe, Arizona, luego de que el padre de la víctima se despertara por los llantos de su hija. Sin embargo, como eso era algo que la niña hacía cada noche, él se paró de la cama y se dirigió a su habitación.

Source: Youtube/ABC15 Arizona

Source: Youtube/ABC15 Arizona

Para su sorpresa, la criatura no estaba allí. ¿Entonces de dónde provino el llanto?

Acto seguido, el consternado padre se dirigió a la sala de estar, y fue allí que descubrió a su bebé sentada en el regazo de un desconocido que tenía los pantalones casi bajados.​​​​​​​

Source: Youtube/ABC15 Arizona

Source: Youtube/ABC15 Arizona

La policía más tarde identificó al hombre como Oren Cohen, un ciudadano israelí de 34 años de edad. Este hombre se asustó, tiró a la bebé en el sofá, y comenzó a insistir:

“Soy tu amigo, soy tu amigo”.

Entonces la mamá de la niña corrió a su rescate, y llamó al servicio de emergencias para que se aproximaran al hogar.

El sujeto entonces intentó escapar por unas escaleras del complejo, pero sin éxito. El papá de la niña no paró de luchar contra él y de intentar retenerlo hasta  que llegara la policía. Luego de 10 minutos, las autoridades arribaron.

Cohen declaró a la policía que había estado bebiendo con un amigo en el mismo complejo de apartamentos y que estaba borracho durante el incidente. Además, dijo que había visto a un “enano” con el que trató de hablar.

Cuando la policía le informó a Oren que no se trataba de un “enano”, sino de una criatura de 2 años de edad, el sospechoso se echó a llorar.​​​​​​

Las autoridades están convencidas de que no ocurrió nada de naturaleza sexual entre el hombre y la niña, pero él mismo fue acusado de robo en segundo grado, asalto grave y secuestro.

En la actualidad está detenido en la prisión del condado de Maricopa, y si quiere salir, deberá pagar una fianza de 250.000 dólares.