Mamá de niño con severa condición cardíaca usa puesto de discapacitados y recibe fuerte nota

La nota en el auto de esta madre la dejó impactada, sobre todo porque la acusaron de mentir sobre la discapacidad de su hijo.

The Echo contó que Samantha Dunlop de 25 años tiene un hijo con un problema cardíaco que pone en peligro su vida, pero al parecer, para algunos la condición de su niño no es excusa para tener permiso para estacionar en puesto de discapacitados. 

Resulta que la madre parqueó su vehículo en una zona para personas preferenciales y le dejaron una nota bastante desagradable, además de un gran rasguño en el automóvil. Ahora la policía investiga el caso como un crimen de odio. El hecho ocurrió en la ciudad de Weymouth.

Liam de 9 años, sufre de una enfermedad cardíaca. Él nació con atresia pulmonar y ha estado ingresando y saliendo del hospital la mayor parte de su corta vida; además, tiene derecho a una placa azul para discapacitados.

Los vehículos que exhiban insignias azules pueden estacionar en líneas dobles amarillas por hasta tres horas, si es seguro hacerlo.La señorita Dunlop y Liam descubrieron la nota al volver de un día de relax en la playa, además del gran rayón en su automóvil.

La nota decía: "No estás deshabilitado, yo sí. No debe fingir estar discapacitado solo para poder estacionar su automóvil. Te tengo en la cámara".

La señorita Dunlop dijo que era una nota "horrible". "Liam no tiene una silla de ruedas, por lo que la gente debe habernos visto salir del automóvil y pensó que no parecía discapacitado".

Ella agregó: "Mi hijo se ve bien, pero la gente no ve lo que está sucediendo en el interior, a menos que tuviera que caminar con su parte superior. Tendrá que someterse a una cirugía y vivir con la condición de su corazón por el resto de su vida".

"Tener una nota terrible que nos diga que no estamos deshabilitados, por lo que no deberíamos estar allí, es horrible".

Imagen tomada de Pixabay

Imagen tomada de Pixabay

Dunlop dijo que su hijo tuvo que solicitar una insignia azul y pasaron por un proceso de solicitud para recibir un automóvil de movilidad de la DVLA.

Además, precisó que no era la primera vez que la pareja había sido victimizada. "He tenido gente gritándome. Esto es algo cotidiano para nosotros".

Ella dice que tendrá que pagar £ 100 para reparar el daño a su auto y que la policía de Dorset inició una investigación para encontrar a los responsables. Un portavoz de la policía dijo que recibió una llamada informando el incidente a las 3:37 pm del lunes 6 de agosto.

El sargento Dan Galloway, de la policía de Weymouth, dijo: "Es comprensible que este incidente haya dejado a la víctima muy molesta y no toleraremos crímenes de odio de esta naturaleza.

"Se están llevando a cabo consultas para identificar a los responsables, incluida una revisión de las imágenes de CCTV que cubren el área".

Cllr Jon Orrell, portavoz del Consejo Municipal de Portland y Weymouthpara Inclusión Social, respaldó la apelación de la policía.

"Es muy decepcionante que un crimen de esta naturaleza haya tenido lugar y mis pensamientos están con la víctima. La marca de una sociedad civilizada es cómo cuidamos a los discapacitados y marginados. Insto a todos los que tengan información a ponerse en contacto con la policía de Dorset para que los responsables paguen por sus acciones".

Imagen tomada de Youtube-Breaking News & World News

Imagen tomada de Youtube-Breaking News & World News

PENSIONADA PAGARÁ POR LOS GASTOS DEL VEHÍCULO

Un pensionista de buen corazón ofrece pagar la factura de reparación después de que el automóvil de la madre de Weymouth fue vandalizado en un delito de odio por discapacidad.

The Echo informó que después de leer el artículo, la residente de Dorchester, Jacqueline Fox, de 73 años, decidió tomar medidas y ponerse en contacto con Dunlop y su hijo.

Fox dijo: "Leí el artículo tres veces para asegurarme de que estaba leyéndolo bien. Lo que hicieron fue intimidación, es cobarde, y lo peor fue que atacaron a un niño. Si pudiera hablar con la gente que hizo esto, yo diría 'crecer', tener una vida y comportarte como un ser humano".

La Sra. Fox, que también está discapacitada y usa un scooter de movilidad, intervino y amablemente se ofreció a pagar el costo para reparar el daño. "Nunca había hecho algo así antes. Estaba muy enojada y quería ayudar".

De acuerdo a Daily Mail, el incidente dejó al joven Liam asustado, temblando y llorando. Sobre su enfermedad, la madre del niño contó que su corazón late dos veces más que una persona sin discapacidad y requiere descansos regulares y mucha agua.

A pesar de esto, la señorita Dunlop dice que ella trata de alentarlo a que sea lo más normal posible, y ha criticado a las personas que los critican.

Ella dijo: "Su corazón late dos veces más seguido que el tuyo o el mío y necesita detenerse mucho. Se molesta porque no puede correr tanto como sus amigos, pero tanto yo como su cardiólogo lo alentamos a tratar de ser lo más normal posible".