De repente trabajadores y clientes de un restaurante bajan sus cabezas y se ponen a rezar

De la nada, todos los trabajadores y clientes empezaron a orar. Cuando veas por qué, también inclinarás la cabeza.

A diario vemos como personas van dejando de un lado la fe y la creencia en Dios, por lo que emiten meterlo en todas sus actividades.

A pesar de que estas empresas siguen la ética que las gobierna, es mucho más importante y esencial para reconocer que Dios es el proveedor de todas las cosas e involucrarlo tendría un impacto significativo en el resultado de las empresas, por ende, muchos evaden el tema.

Dependiendo de las creencias y valores religiosos de uno, es aconsejable comenzar con una oración todos los días a medida que avancen los negocios.

Añadir esa práctica a su rutina traería enormes cambios en el resultado de ventas de las empresas, ya que las ganancias obtenidas aumentarían y darían como resultado un crecimiento de la empresa, si usted tiene fe.

Algunas empresas han adoptado esta cultura de oración y han demostrado que la lógica de la oración es verdadera, por lo que deciden donar un poco de sus ganancias.

De hecho, para comprobar que esto es cierto, está el caso de un restaurante de comida rápida estadounidense con sede en College Park City, Georgia. Chick-fil-A ha crecido a lo largo de los años y se ha convertido en uno de los mejores restaurantes de Estados Unidos. Jumble Joy tiene la noticia.

A pesar de ser popular por sus deliciosas comidas, el restaurante también es conocido por sus prácticas religiosas y su cultura durante las horas de trabajo. Tiene más de dos mil doscientos restaurantes; muchos de los que operaban principalmente en América.

Las actividades diarias que se llevan a cabo en cualquier restaurante de Chick-fil-A siempre incluyen oraciones a cualquier hora del día.

Estas prácticas han tenido lugar a lo largo de los años, sin ningún temor de contradicción, o a críticas, ya que su confianza espiritual es muy grande y sobrepasa todo eso.

Algunas de estas prácticas implican que los restaurantes no abran los domingos para darles a los empleados tiempo para estar con sus familias. Practican esto de acuerdo a las leyes y principios cristianos.

El video más reciente de un gerente de restaurante de Chick-fil-A rezando en medio de su rutina diaria muestra claramente cuán serio es el restaurante que toma los asuntos de Dios. El cliente que grabó este momento, decidió publicarlo en Facebook, en donde ha tenido miles de reacciones.

Tome esto en cuenta, ya que hacer esto fortalecerá los lazos entre los trabajadores y sus empleados.

Es sorprendente lo que se puede lograr con solo tener fe en la vida. La fe en Dios es capaz de mover montañas, como expresan en las religiones, y hacer de un pequeño negocio algo grande, o de una mala persona, a una persona digna.

Los perros por ejemplo, también son capaces de tener fe en Dios, y esta señora lo demuestra, quien antes de dar comida a los perros callejeros, ella los pone a rezar.

El video de este impresionante momento se viralizó después de observar cómo unos perros rescatados estaban rezando antes de comer.

La mujer sacó a los perritos de la calle y los adoptó en su hogar, enseñándoles a estos algunos trucos que aprendieron con mucha claridad.