21 de diciembre de 2018

Perritos asustados fueron abandonados en una jaula con la basura tras sus dueños mudarse

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

En la ciudad de Barstow, en el condado de San Bernardino, California, una familia que fue desalojada sacó sus muebles y pertenencias durante la mayor parte del día y se fueron. No obstante, antes de partir, dejaron varias bolsas de basura sobre la acera frente a su antiguo hogar.

Pero basura no era lo único que habían dejado entre sus desechos. Una pequeña jaula con dos criaturas adentro llamó la atención.

¿Estaban esos dos perritos siendo botados como si fueran cualquier cosa? Pues, así parecía. Afortunadamente, un buen samaritano los vio y decidió que debía pedir ayuda.

"Me contactaron por ellos a eso de las 8 a.m.", dijo Allen Boartfield, voluntario de Dream Fetchers: Project Rescue, a The Dodo "Me dieron la dirección y me dijeron que no podía perderlos".

Publicidad

Seguidamente, el maravilloso hombre se dirigió a la intersección mencionada y afortunadamente todavía seguían ahí los dos bebés desafortunados. Sus nuevos nombres serían Treasure y Catch.

Publicidad

"Ambos estaban extremadamente asustados", dijo Boartfield. " Treasure se acostumbró a mí bastante rápido, pero Catch nunca lo hizo".

Publicidad

Catch, desesperado por proteger a su hermana, mordió a Boartfield un par de veces, pero nada evitaría que este héroe se los llevara a un lugar seguro. Ellos necesitaban evidente ayuda.

Según relató Allen, Catch es muy unido a Treasure, tanto así que cuando Allen la movió a otra jaula, Catch -aún muy asustado- corrió por el regazo del hombre para estar en la misma perrera que su hermana.

Publicidad

Los perros fueron llevados rápidamente al Camino Pet Hospital en Irvine, California, donde los empleados examinaron a los descuidados animalitos.

"Catch y Treasure llegaron con espíritus visiblemente agitados y corazones rotos", dijo a The Dodo Hedy Herold, coordinador de rescate del hospital.

"Treasure tenía el cabello tan enredado que no podía moverse sin que le doliese, así que intentaba atacar a nuestros técnicos que solo querían ayudarla".

Publicidad

"Ambos estaban extremadamente asustados", dijo Boartfield.

Los dos se acurrucaron, pero debieron ser separados puesto que Catch tenía un fuerte resfriado y requería que fuese puesto bajo aislamiento para su tratamiento.

Después de unos días, Treasure estaba listo para ser bañado y esterilizado, y desde entonces se ha transformado en un cachorro feliz y extrovertido.

"Ella se para en su jaula, a la que nos gusta llamarle 'dormitorio', y se menea y gime hasta que abro la puerta", dijo Herold.

Publicidad

Herold también reveló que la perrita le daba muchos besos y pedía abrazos.

“La acaricio mucho con mis manos antes de ir a ver a Catch”, relató.

Mientras que Treasure está casi recuperada, física y emocionalmente, Catch necesita un poco más de tiempo para curarse. Todavía es demasiado tímido para decir "hola" o recibir caricias, pero el perrito blanco tiene a todos los empleados apoyándolo y espera que el par de amigos encuentren un hogar lleno de amor juntos.

SALVADOS Y FELICES

Esta triste historia nos recordó a otra similar en la que unos cachorros también fueron abandonados en la basura, pero luego de unas horas, fueron rápidamente salvados.

Publicidad

Luego de que un hombre intentó dejarlos en un refugio sin éxito, decidió que no se haría cargo de ellos. Por consiguiente, los introdujo dentro de un contenedor de basura a las afueras de un super mercado, como si fueran desechos.

Cuando su salvador abrió la tapa del pipote y dejó entrar luz solar, quedó en evidencia cuán agradecidos estaban los perritos por estar finalmente a salvo.

"Inmediatamente se acurrucaron con nuestro supervisor y se volvieron locos cuando les ofrecimos comida y amor", dijo Kylie Brasher, directora de la clínica médica San Antonio Pets Alive! a The Dodo.

Puesto que estaban cubiertos en pulgas, fueron bañados y alimentados. Además de estar desnutridos, ambos cachorros, que ahora se llaman Crockett y Bowie, dieron positivo para la tiña y otros parásitos.

Tan pronto como los cachorros estuviesen sanos y castrados, comenzaría la búsqueda de un hogar para ellos. Esperamos que no sean separados.

Publicidad