Sobre AM
Vida

23 de abril de 2019

7 maneras fáciles que pueden ayudarte a deshacerte del dolor de cuello

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

Sabemos que los dolores de cuello pueden ser realmente molestos. El hecho de no poder voltear la cabeza como y cuando quieres porque inmediatamente te da un pinchazo, es lo más molesto que alguien puede sentir.

Es por ello que te traemos ciertos trucos o pasos que puedes seguir para aliviar estos dolores y sentirte mejor que nunca.

Millones de personas sufren de dolores crónicos de cuello en el mundo. A algunos por lesiones antiguas, a otros por traumatismos nuevos o incluso por la posición en la que trabajan o que adoptan al sostener a su bebé entre brazos.

La cosa es que hay miles de causas para el dolor de cuello, pero lo bueno es que también hay varias técnicas o maneras que puedes seguir para sentirte mejor. Si la primera forma no te ayuda, simplemente pasa a la siguiente. Pero, si nada de esto te beneficia, ¡corre a tu doctor!

Cargando...
Cargando...

Publicidad

MASAJE CON PELOTA DE TENNIS

Toma una pelota de tenis y comienza a masajear la base de tu cráneo con ella de diferentes maneras.

Si sientes un área apretada, agrega presión durante unos 20-30 segundos, luego suelta y continúa con el masaje.

Resultados: una pelota de tenis te ayudará a recuperar la movilidad del cuello al ‘cavar’ en tu tejido blando y ‘romper’ la rigidez en tus músculos.

YOGA: POSTURA DEL ARCO

Acuéstate sobre tu estómago con la barbilla apoyada en el suelo y los brazos colocados a los lados.

Cargando...

Publicidad

Dobla tus rodillas para que tus talones alcancen tus pompas.

Agarra tus tobillos con ambas manos.

Inhala y levanta los talones hacia el cielo y tus muslos lejos del piso. Aleja la parte superior de tu torso y la cabeza del piso al mismo tiempo, con ayuda de tus brazos.

Mantén la posición durante 10 segundos.

Baja lentamente tu cuerpo al suelo con una exhalación.

Resultados: la postura del arco te ayudará a reparar los hombros redondeados abriéndolos desde el frente y fortaleciendo los músculos de la espalda también.

Cargando...

Publicidad

Cargando...

Publicidad

YOGA: POSTURA DEL CAMELLO

Ponte de rodillas sobre tu alfombra o suelo. Deben estar separadas por la distancia de las caderas. Los tobillos también deben guardar la misma distancia. Estira la espalda.

Apoya el empeine del pie y presiona con las espinillas y los pies hacia abajo.

Pon las manos en la parte baja de la espalda con los dedos señalando hacia abajo.

Presiona con las manos para llevar la cadera hacia delante.

Llena los pulmones, levanta los hombros y llévalos hacia atrás.

Cargando...

Publicidad

Ve inclinándote hacia atrás, despacio, con el mentón cerca del pecho. (La inclinación es con la parte superior del cuerpo, los muslos deberían estar en vertical).

Una vez que ya te has inclinado todo lo que podías, lleva las manos a los talones. Primero una y luego la otra para que sea más fácil mantener el equilibrio. Mira hacia arriba.

Echa la cadera hacia delante, siempre tratando de tenerla justo encima de las rodillas.

Permanece en la posición final durante 10-15 segundos.

Levanta las manos de los talones y usa los abdominales para volver a la posición inicial. Repite 3-5 veces.

Cargando...

Publicidad

Resultados: La postura del camello te ayudará a aliviar la rigidez en los músculos del cuello y a aumentar la movilidad en esta área.

Cargando...

Publicidad

YOGA: POSTURA DE LA COBRA

Túmbate boca abajo.

Presiona tus palmas contra el suelo a la altura de tus hombros.

Usa los músculos de tu espalda para elevar tu cabeza y el torso superior, luego usa tus brazos.

Estira tus brazos, arquea la sección torácica de tu columna vertebral.

Mira hacia adelante, de 15 a 30 segundos.

Resultados: la postura Cobra te ayudará a alargar los músculos frontales de tu cuello y realinear los hombros para restaurar una curva natural en tu columna vertebral.

Cargando...

Publicidad

Cargando...

Publicidad

EL EJERCICIO DE LA BARBILLA

Siéntate derecho y coloca los dedos en la barbilla.

Manteniendo tus ojos en el horizonte, empuja suavemente tu barbilla hacia tu garganta hasta que sientas un estiramiento en la base de su cabeza.

Mantén la posición durante 5 segundos, luego mueve tu barbilla nuevamente hacia adelante.

Repite 10 veces.

Resultados: el ejercicio de la barbilla te ayudará a alinear tu cabeza directamente sobre el torso, aliviar la compresión en tu columna y reducir la tensión en los músculos del cuello.

Cargando...

Publicidad

Cargando...

Publicidad

EL ESTIRAMIENTO EN LA ESQUINA

Enfrenta un rincón de tu habitación. Párate con tus pies juntos a unos 60 cm. de distancia de las paredes.

Coloca ambos antebrazos en las paredes frente a ti. Mantén tus codos ligeramente por debajo de la altura de sus hombros.

Inclínate hacia la esquina hasta que sientas un estiramiento en el pecho y los hombros.

Mantén la postura durante 30-60 segundos, luego vuelve a la posición inicial.

Resultados: el estiramiento en la esquina te ayudará a fortalecer los músculos del cuello y contrarrestar el dolor y el malestar en esta área.

Cargando...

Publicidad

ESTIRAMIENTOS GENERALES DE CUELLO

Para realizar un estiramiento frontal del cuello, dobla lentamente la barbilla hacia el pecho y mantenga la posición durante 15 segundos. Luego levanta la cabeza hacia atrás a la posición inicial.

Después de esto, inclina tu cabeza hacia atrás y mantén la postura durante 15 segundos también. Repite el ejercicio 10 veces desde ambas posiciones.

Cargando...

Publicidad

Para hacer un estiramiento lateral del cuello, inclina tu cabeza directamente hacia la izquierda, dirigiendo tu oreja izquierda hacia tu hombro izquierdo. Mantén la posición durante 30 segundos, luego vuelve a la posición inicial y repite el estiramiento con el otro lado. Haz una cantidad total de 10 repeticiones.

Resultados: los estiramientos del cuello te ayudarán a restablecer la alineación adecuada, así como a prevenir la tensión muscular y el dolor en el cuello.

Y si te interesa mantenerte en forma después de los 50 años, hay varios consejos que puedes seguir para lograrlo. No solo se trata de ejercicio físico, sino también de lo que metes en tu cuerpo.

Tu cuerpo es tu templo. ¡Cuídalo siguiendo estos simples tips!

Cargando...
Cargando...

Publicidad

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.