Las selfies de un guardabosques con gorilas en peligro de extinción que se hicieron virales

Un hombre llamado Patrick Sadiki se ha vuelto viral gracias a las increíbles selfies que toma con algunos de los gorilas que viven actualmente en el Parque Nacional de Virunga, en la República Democrática del Congo.

Fundada en 1925, Virunga fue una de las primeras áreas protegidas en África, con aproximadamente 400 gorilas de 10 grupos que vagan libremente entre el Parque Nacional Mgahinga Gorilla de Uganda y el Parque Nacional Virunga.

Sadiki es uno de los varios guardabosques que protegen el parque y los animales en él, un trabajo peligroso que no parece arruinar el día del guardabosques, teniendo en cuenta las felices selfies que normalmente toma.

UNO DE LOS HÉROES DE VIRUNGA

Se ha convertido en un hábito para Sadiki posar con sus amigos primates y, a juzgar por la expresión relajada en sus rostros, se han acostumbrado a eso y parecen disfrutar de la atención.

Sin embargo, a pesar de las pacíficas instantáneas, el parque también ha sufrido los efectos de la guerra y el conflicto armado en los últimos 20 años, y los guardaparques son la única oportunidad de sobrevivir del área protegida.

Se ha informado que un total de 179 guardabosques han muerto en el cumplimiento de su deber, no solo protegiendo a los animales sino también a los turistas que visitan Virunga cada año.

"Estos hombres y mujeres locales pasan por un entrenamiento intensivo, arriesgando sus vidas diariamente para salvaguardar la excepcional vida salvaje del parque, ¡incluyendo el último de los gorilas de montaña en peligro crítico de extinción del mundo!", explica el sitio web del parque.

GENTE SENCILLA CON GRAN CORAJE

En la actualidad, Virunga cuenta con la dedicación de 600 guardabosques, todos de pueblos y aldeas congoleñas locales, que deben pasar por un régimen de entrenamiento de seis meses para obtener el derecho de defender el parque.

Aparte de las milicias, una de las mayores amenazas que enfrentan los guardabosques son los cazadores furtivos, que de vez en cuando intentan cazar a los animales dentro del santuario natural.

UN EJEMPLO DE KARMA

Recientemente, un cazador furtivo de rinocerontes fue asesinado por un elefante y comido por un grupo de leones después de colarse en el Parque Nacional Kruger. El hombre, cuya identidad aún no se ha revelado, estaba con otros cuatro sujetos en el momento del ataque.

Un león con su manada en el Parque Nacional Kruger. | Foto: ABC Television Stations

Un león con su manada en el Parque Nacional Kruger. | Foto: ABC Television Stations

Después de ver morir al cazador furtivo, el grupo de cazadores huyó y llamó a sus familiares, quienes luego se pusieron en contacto con las autoridades. Cuando el equipo de búsqueda intentó recuperar el cuerpo, solo lograron encontrar una calavera y un par de pantalones.

Artículos relacionados
Las sonrisas de estos mellizos con Síndrome de Down recuerdan que no hay límites para ser feliz
Historias May 04, 2019
Las sonrisas de estos mellizos con Síndrome de Down recuerdan que no hay límites para ser feliz
Perro es rescatado tras ser hallado a 220 km de la costa más cercana
Mascotas May 04, 2019
Perro es rescatado tras ser hallado a 220 km de la costa más cercana
Sin saberlo, un hombre convivía con 45 serpientes de cascabel bajo su casa
Ambiente Apr 28, 2019
Sin saberlo, un hombre convivía con 45 serpientes de cascabel bajo su casa
Carta de mujer se hizo viral tras pedirle a todos los maridos tomar fotos de sus esposas e hijos
Relaciones Apr 25, 2019
Carta de mujer se hizo viral tras pedirle a todos los maridos tomar fotos de sus esposas e hijos