Mamá de ocho con cáncer incurable lucha por el derecho a una muerte digna

Madre de varios hijos, lucha contra un extraño y difícil cáncer para tratar de sacar adelante a su familia y morir con dignidad.

Hanna Olivas de 44 años, fue diagnosticada con un cáncer muy extraño, el cual la afecta con dolores y padecimientos muy fuertes que la molestan durante su día a día, haciendo que ella y sus hijos vivan una auténtica pesadilla.

Su enfermedad es conocida como mieloma múltiple, el cual es un tipo de cáncer de la médula ósea, en el que existe una salida anormal de células plasmáticas. Dichas células son las encargadas de producir los anticuerpos que defienden al organismo de infecciones y otras sustancias extrañas a el organismo.

EL CONTUNDENTE DIAGNÓSTICO

La mujer de Las Vegas, Nevada, llevaba una vida normal, sin ningún problema o padecimiento, hasta que comenzó a sentirse mal y a sentir fuertes dolores en distintas partes de su cuerpo. No era capaz de dormir bien y experimentó síntomas como falta de aliento y fatiga.

Por todo lo que sentía decidió ir al médico, el cual luego de varios exámenes, le diagnosticó el mieloma múltiple. Varios médicos le dieron 5 años de vida.

Hanna, tomó la enfermedad con mucha esperanza y valentía, diciendo: “Si así va a ser, entonces tiene que haber algo bueno que salga de esto”, todo esto refiriéndose a la enfermedad y viéndola desde el punto más positivo posible.

Un reconocido Oncólogo, llamado Henry Igid comentó sobre el mieloma múltiple lo siguiente: "Estas células plasmáticas simplemente se dividen de manera incontrolable y básicamente saturan la médula ósea y, por lo tanto, afectan la producción de células sanguíneas normales".

Hanna y su familia / Imagen tomada de: Facebook / Compassion & Choices

Hanna y su familia / Imagen tomada de: Facebook / Compassion & Choices

SIEMPRE EXISTE OTRA ALTERNATIVA

Pero el dolor que esta mujer sufre día a día es tan agónico, que a este punto solo quiere alcanzar una muerte digna; por lo que ha decido unirse al grupo "Compassion & Choices", el cual lucha por lograr cambiar las legislaciones de Nevada que en este momento impide que un paciente terminal pueda dejar el mundo en paz, sin seguir tratamientos que alarguen su vida de sufrimiento.

Hanna Olivas / Imagen tomada de: Facebook / Compassion & Choices

Hanna Olivas / Imagen tomada de: Facebook / Compassion & Choices

“Me uní a Compassion & Choices porque creo que nosotros deberíamos tener la opción de escoger cómo morimos”, dijo Hanna y agregó: “¿Por qué tener que sufrir cuando ya no hay nada que la medicina pueda hacer para curar una enfermedad? ¿Por qué la gente deshauciada debe esperar hasta que el dolor sea insoportable? ¿Por qué querría yo que mi familia me vea sufrir como lo estoy haciendo ante de morirme?”, expresó Oliva.

Por su parte, Elizabeth Armijo, Directora Regional de Campaña y Alcance para Compassion & Choices, emitió un comunicado a People en Español diciendo: “Esperamos que la súplica apasionada de Hanna ayude a convencer a legisladores indecisos, para que autoricen esta medida compasiva".

FUERZA FAMILIAR

Desde su diagnóstico, Olivas ha estado muy apoyada por toda su familia, sus hijos y su esposo Jerry, quien ha sido un pilar muy importante durante toda su vida y nunca la ha dejado de apoyar incluso en momentos difíciles.

Hanna habló sobre su pareja, diciendo: ““Es lo más duro. Cada día lidiar con la fatiga extrema, el dolor de huesos…mi familia confía en mi apoyo. Yo confío en mi maravilloso marido Jerry, él es mi pilar”.

Este caso tiene gran similitud con respecto al caso de Emma Robinson, quien fue diagnosticada de un extraño cáncer al cual muchas personas lo llegan a considerar tabú por su gran rareza.