Sobre AM
Vida

28 de abril de 2019

La agridulce razón por la cual perrito adoptado de refugio sigue hurtando de sus amigos humanos

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

La familia de Kevin lo entregó al Centro de Animales de Austin en noviembre, y ha estado allí desde entonces.

Recientemente, debido a algunos problemas de espacio, el animalito de 4 años se mudó de la perrera a una de las oficinas, y fue entonces cuando las cosas empezaron a desaparecer de repente en la oficina.

No le llevó mucho tiempo a sus nuevos amigos de la oficina descubrir que el dulce Kevin era un pequeño ladronzuelo. Cada vez que alguien en la oficina dejaba sus cosas desatendidas, Kevin aprovechaba para escudriñar sus cosas y se llevaba a su cama todo lo que quisiera.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

Más tarde lo encontraban descansando en pilas de los objetos robados, pareciendo muy contento y orgulloso de sí mismo.

Jennifer Olohan, miembro del personal del Centro de Animales de Austin, le contó a The Dodo:

"Comenzó hace unas semanas cuando los miembros del personal que comparten una oficina con Kevin notaron que estaba adquiriendo artículos humanos."

Cargando...

Publicidad

Ella continuó: "¡Toda clase de cosas! Definitivamente la ropa, él se ha robado el cambio, un bolso, un sándwich en caja (no se lo comió, solo lo tomó). Los lleva a su cama y crea un pequeño nido de sus tesoros."

Kevin no muestra ningún remordimiento por su hábito de robar, y todos se dieron cuenta rápidamente de que era porque en realidad estaba robando las cosas de sus amigos por la razón más dulce.

"Nuestra suposición es que lo hace sentir más cerca de las personas con las que pasa sus días", dijo Olohan.

Cargando...

Publicidad

"Él no roba cuando alguien está con él, solo una vez que se van, y tal vez se siente solo. Así que tomará una camisa que huele a la persona que echa de menos".

Después de todo lo que ha pasado con la pérdida de su familia y sin tener idea de cuándo vendrá otro para adoptarlo, parece que Kevin solo está tratando de aferrarse a las personas en su vida, por cualquier medio que sea necesario.

Sus objetos robados significan mucho para él, y siempre es muy reacio a devolverlos a sus legítimos dueños.

"Kevin no es un fanático de las personas que intentan tomar sus tesoros", reconocipo Olohan.

Cargando...

Publicidad

Cargando...

Publicidad

"Guardará sus artículos, así que cuando salga a caminar es la mejor oportunidad para que el personal recupere sus cosas".

Kevin adora estar rodeado de personas y, además de su peculiar hábito de robar, es un laboratorio típico. Le encanta pasear y jugar con juguetes y, por supuesto, acurrucarse con las personas que lo aman.

A principios del año pasado, Joice Lamas y su esposo adoptaron a Otávio de un grupo de rescate que lo había salvado de una casa abusiva donde muchos perros vivían de manera descuidada.

Las cicatrices invisibles del trauma anterior de este perrito se ven reflejadas en el modo en que se alimenta.

Otávio hoy es un perrito sonriente y feliz. Nunca imaginarías la tristeza y el dolor que soportó en sus años de juventud. Sin embargo, la sombra oscura de su desgarrador pasado aún persiste.

Cargando...
Cargando...

Publicidad