logo
twitter.com/rtve
Fuente: twitter.com/rtve

Irene Villa recuerda la vez que perdió un bebé: 'Fue lo peor que me ha pasado'

Valeria Garvett
25 feb 2020
20:40
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Irene Villa y su madre María Jesús se sentaron en el plató de ‘Sábado deluxe’ para hacer un repaso sobre su vida y hablar de experiencias cruciales que las han vuelto quienes son actualmente.

Publicidad

En 1991, la periodista y autora Irene Villa perdió ambas piernas al ser víctima de un ataque terrorista por el grupo ETA, mientras que su madre también perdió una pierna y un brazo.

Desde entonces, sus vidas jamás han sido las mismas, pero aseguran que han superado lo que ocurrió y que su percepción de las cosas cambió a raíz del bombardeo.

Publicidad

"Es una parte de nuestra vida que nos ha llevado a estar donde estamos", confesó Villa frente a las cámaras de Sábado Deluxe.

Al mismo tiempo, su progenitora recordó lo que sintió al saber que su hija de 12 años por lo menos estaba con vida: "una inmensa alegría pese a como estaba". Toda esta tragedia le abrió los ojos; María Jesús sabía que desde ese momento "teníamos la obligación de ser felices".

Publicidad

EJEMPLO DE SUPERACIÓN

Madre e hija recordaron cómo vivieron sus días de recuperación, con María Jesús evitando ayudar a Irene si se caía, y prohibiéndole a los demás hacerlo también. Todo esto para promover su independencia.

"Cuando se caía al suelo yo no dejaba que nadie la ayudase, tenía que aprender a levantarse sola", dijo la progenitora de la periodista, a quien Irene llama “persona vitamina”.

Publicidad

La hermana mayor de Irene, Virginia, tampoco se prestaba para asistencias, y jugó un gran rol en su recuperación.

"Le pedía (a Virginia), por ejemplo, 'tráeme un vaso de agua' y me decía, 'te levantas tú y vas', para que así me hiciese cada vez más independiente. Desde aquí le tengo que agradecer muchísimo ese empujón”, aseguró la madrileña.

Publicidad

OTRO DURO GOLPE

La periodista lamentablemente atravesó un aborto involuntario. Esperaba a su cuarto hijo cuando su mundo se vino abajo. Pese a que ella creía que lo superaría, reveló que en realidad “ha sido lo peor que me ha pasado, sí. Peor que otras cosas”.

Ni ella ni su pareja llegaron a saber el sexo del bebé, pues cuando fue a consulta médica, “no había latido, no había nada”. Incluso debieron extraerles las trompas de falopio a causa del embarazo fallido.

Aunque se divorció de Juan Pablo Lauro, papá de sus tres retoños, en 2019, Irene ha asegurado que está abierta al amor.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Mamá de 49 años adopta a una niña: la llaman "egoísta" y le dicen que es muy vieja para eso

17 de mayo de 2022

Mujer se entera de la desaparición de hijo que se fue de campamento con su padrastro, con quien no se lleva bien - Historia del día

24 de mayo de 2022

En su boda, novia se entera de que su prometido ha tenido 4 esposas y que todas huyeron de él - Historia del día

09 de abril de 2022

"Tú no le gritas": Tres niños felices por el nuevo esposo de mamá tras vivir con un padre maltratador

25 de marzo de 2022