logo
instagram.com/rotrece
Fuente: instagram.com/rotrece

Rocío Flores reacciona a verse en el espejo por primera vez tras 3 meses en 'Supervivientes'

Karina Martín
29 may 2020
17:09
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Después de tres meses en “Supervivientes 2020”, Rocío Flores pudo por fin verse en el espejo, y los cambios físicos han sido tan grandes, que no ha podido quedarse indiferente.

Publicidad

La última edición de “Supervivientes” empezó hace 14 semanas, y sus concursantes debieron afrontar muchas cosas mientras estaban en la isla, lo que sin duda fue causando muchos cambios en ellos.

Ante el hambre que enfrentaron y la extrema actividad física, era lógico que una de las cosas que más variara fuese el peso de los participantes, y sin duda alguna una de la transformación más impresionante en este aspecto fue la de Rocío Flores.

Publicidad

Hace ya un mes que los colaboradores de “Sálvame” habían resaltado el gran cambio físico que ha tenido la joven, incluso colocaron la fotografía del “antes y después” de la hija de Antonio David en el programa para que los espectadores pudiesen ver la gran transformación.

Sin embargo, la concursante aún no se había podido ver al espejo para ese entonces. Ahora que ha regresado a España y la producción le permitió verse, no pudo evitar asombrarse y resaltar lo satisfecha que ha quedado con su nueva imagen.

Publicidad

“¡Qué guapa!”, exclamó la joven nada más verse, según reseña el medio Lecturas, y es que la hija de Rocío Carrasco ha perdido más de 15 kilos estando en la isla.

La participante del concurso reconoció que fue sumamente extraño verse a sí misma luego de tanto tiempo sin hacerlo, pues incluso se le había olvidado el rostro que tenía antes de iniciar el programa.

Publicidad

“Se me ha afinado muchísimo la cara. Me veo más niña, más menudita”, comentó, según lo que indica el medio ya mencionado.

Aunque para Rocío Flores los resultados físicos han sido sumamente favorables, lo cierto es que para llegar a eso debió pasar mucho trabajo.

De hecho, la joven ha confesado que una de las cosas que más la hizo sufrir mientras se encontraba en Honduras, fue precisamente el hambre que sentía.

Sin embargo, todo este proceso la ha llevado a mejorar su autoestima y así se pudo apreciar no solo a lo largo de su estancia en la isla, sino también al momento que se ha visto al espejo y ha reconocido lo bien que se ve.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad