Chiste del día: el Rey y el pronóstico del tiempo

En el mundo existen muchas preguntas sin respuestas; una de ellas es por qué en algunas gestiones existen personas totalmente incapaces de ejercer el puesto para el cual fueron elegidas.

Este chiste seguramente servirá como respuesta anecdótica a esta interrogante que hace desesperar a más de uno. Y también te hará reír.

Un día, un rey tenía muchas ganas de ir a pescar. Antes de salir de paseo con su esposa la reina, habló con el meteorólogo real, pues no querían ser sorprendidos por las lluvias.

Figura de un rey. | Foto: Piqsels

Figura de un rey. | Foto: Piqsels

Para su tranquilidad, el profesional le aseguró que no había posibilidad alguna de que lloviera ese día ni en los que estaban por llegar. Una vez que Su Majestad escuchó estas palabras, partió a su salida de pesca.

A mitad del camino, los miembros de la realeza se cruzaron con un humilde granjero que iba acompañado de su asno. El trabajador, preocupado, no pudo dejar de decirle al rey que pronto se avecinaría una tormenta.

Botas y paraguas en un día lluvioso. | Foto: Piqsels

Botas y paraguas en un día lluvioso. | Foto: Piqsels

“Su Majestad, debe regresar al palacio de inmediato porque en poco tiempo una gran cantidad de lluvia caerá en esta zona”, fueron las palabras exactas del granjero.

Con arrogancia, el rey no se tomó la molestia de escuchar al granjero, pues para él valía más el pronóstico de un meteorólogo profesional que el de un simple agricultor. Así que siguió su camino.

Agricultor viendo hacia la cámara. | Foto: Pexels

Agricultor viendo hacia la cámara. | Foto: Pexels

Tan solo unos minutos después, un arrepentido rey se encontraba empapado al lado de su esposa bajo una lluvia torrencial. Mientras tanto, todo su séquito se reía de ellos al verlos en ese estado tan vergonzoso.

Furioso, el rey regresó con su esposa al palacio y sin pensarlo dos veces despidió al profesional de la meteorología, por haberle fallado en el pronóstico del día.

Burro en un prado. | Foto: Pixnio

Burro en un prado. | Foto: Pixnio

Después convocó al granjero y le ofreció el prestigioso y muy bien pagado trabajo de pronosticador real del tiempo. Sin embargo, el trabajador del campo rechazó el empleo, explicando: “Su Majestad, no sé nada de previsiones, obtengo mi información de mi asno, si veo las orejas de mi asno caer, significa con certeza que lloverá”.

Así que el rey contrató al burro. Desde entonces comenzó la práctica de contratar burros para trabajar en el gobierno y ocupar las posiciones más altas e influyentes.

Joven sentado en la cama se tapa la cara con la almohada. | Foto: Pixabay

Joven sentado en la cama se tapa la cara con la almohada. | Foto: Pixabay

Entre otras historias de predicciones, tenemos para ti el chiste de un niño que tenía la habilidad de soñar con el futuro.

Al principio sus padres no le creían, pues solo era un pequeño. No obstante, uno de esos sueños desveló algo demasiado sorprendente.

Fuente: 1000 chistes

Artículos relacionados
Chef belauscht Mitarbeiter, der seiner Frau sagt, er habe nicht genug Geld für Babynahrung
pxfuel
Anekdote Jul 15, 2020
Chef belauscht Mitarbeiter, der seiner Frau sagt, er habe nicht genug Geld für Babynahrung
Rust, Baden-Württemberg: Feuerwehrmänner retteten zwei Tiere aus einem heißen Auto
Shutterstock
Haustiere Jun 27, 2020
Rust, Baden-Württemberg: Feuerwehrmänner retteten zwei Tiere aus einem heißen Auto
Mann weigert sich, die Freundin seines verstorbenen Freundes finanziell zu unterstützen und seinem Sohn ein Vater zu sein
Shutterstock
Anekdote Jun 23, 2020
Mann weigert sich, die Freundin seines verstorbenen Freundes finanziell zu unterstützen und seinem Sohn ein Vater zu sein
Witz des Tages: Ein Mann geht mit seinem Golden Retriever in eine Bar
Entertainment Jun 02, 2020
Witz des Tages: Ein Mann geht mit seinem Golden Retriever in eine Bar