Detalles desconocidos del secuestro del padre de Julio Iglesias salen a la luz 39 años después

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

El mánager del famoso cantante otorgó una reciente entrevista donde recordó algunas de las cosas vividas sobre aquella situación que mantuvo a la familia Iglesias y a España en vilo.

Publicidad

El 29 de diciembre de 1981, el padre de Julio Iglesias, el doctor Iglesias Puga, fue secuestrado en un centro sanitario de la calle de O'Donell, en Madrid, por la organización ETA.

Aquellos fueron veinte días de angustia para la familia, el país y el resto del mundo, hasta que se llevó a cabo su liberación por los GEO (Grupos Especiales Operativos) de la Policía Nacional, el 17 de enero de 1982.

Dr. Iglesias Puga, padre de Julio Iglesias, 1981, Madrid, España. | Foto: Getty Images

Publicidad

LA FAMILIA TEMIÓ LO PEOR

Alfredo Fraile, el mánager, amigo íntimo y mano derecha de Julio Iglesias, recodó esos días en que la familia temió lo peor durante una entrevista que otorgó a Vanitatis recientemente.

Fueron momentos en los que él se vio obligado a asumir el control de lo que estaba ocurriendo en la vida de su cliente y amigo.

En aquel entonces, los teléfonos en la vivienda del cantante en la isla de Indian Creek, Miami, fueron intervenidos por el FBI para analizar las llamadas entrantes que pudieran estar relacionadas con la ETA.

Julio Iglesias con su padre, Julio Iglesias Puga, en agosto de 1988. | Foto: Getty Images

Publicidad

FUERON DÍAS TERRIBLES

El mánager confesó que el cantante se encontraba desesperado y derrotado. No podía dormir o comer, y constantemente repetía: “le han secuestrado por mi culpa”.

Fueron días terribles en los que Fraile tuvo que dejar su hogar para instalarse en el del cantante para poder organizar el día a día y las relaciones con la prensa. “Han pasado 39 años y no se me olvidará nunca”, contó al medio de comunicación.

El Dr. Julio Iglesias Puga en el Ocean Club en Key Biscayne, Florida, el 30 de abril de 2005. | Foto: Getty Images

Publicidad

EL CANTANTE SE RECRIMINABA

Julio no paraba de recordar en voz alta las actitudes cotidianas de su padre durante aquellos días. Recordaba que su padre no solía llevar abrigo y pensaba que podía estar pasando frío por el clima de Madrid, según señaló el mánager.

También rememoró que el cantante decía que había sido previsivo con sus hijos y les había contratado guardaespaldas. Sin embargo, señalaba que no supo prever que su padre también podía correr peligro.

Julio Iglesias con su padre, Julio Iglesias Puga, celebrando su cumpleaños en septiembre de 1989. Canarias, España. | Foto: Getty Images

Publicidad

LA LIBERACIÓN DE SU PADRE

Así pasaron los días, hasta que finalmente las autoridades lograron la liberación del doctor Iglesias Puga el 17 de enero, hace poco más de 39 años.

Julio logró calmarse cuando recibió la llamada del director general de la Policía, José María Rodríguez Colorado, pues logró conversar con su padre tras hablar con el oficial, según reveló Alfredo Fraile a Vanitatis.

Julio Iglesias con su padre, Julio Iglesias Puga. | Foto: Getty Images

Publicidad

“Fueron unos minutos de una emoción tremenda donde todos lloraban”, manifestó el amigo del artista.

El exmánager también reveló un dato que no se sabía hasta ahora. Indicó que no fue el hermano del cantante llamado Carlos el que notificó lo de la liberación de su padre en horas de la madrugada, sino Rodríguez Colorado.

Señaló que toda la familia estaba en vela esperando el desenlace de los acontecimientos, y cuando se enteraron de la buena noticia no pudieron dejar de festejar.

Julio Iglesias con su padre, Julio Iglesias Puga, en Sudáfrica. | Foto: Getty Images

Publicidad

NO FUE NECESARIO PAGAR EL RESCATE

Fraile reveló que hubo una línea directa las 24 horas con dos destacados bancos (uno en Miami y uno en España), en caso de que hiciera falta hacer alguna transacción.

Sin embargo, resaltó que no fue necesario, pues el doctor había sido liberado por las Fuerzas de Seguridad que lo habían localizado mientras investigaban otro secuestro.

Julio Iglesias con su padre, Julio Iglesias Puga, y su hijo Julio José. | Foto: Getty Images

Publicidad

Sin embargo, añadió otro dato desconocido. Tras la liberación del padre del cantante, sí hubo un intento de cobro. “El mismo día que le liberaron había llegado a la embajada de España en Beirut una carta de ETA pidiendo el rescate. No supimos más”, agregó.

También recordó que el doctor Iglesias Puga había llegado tocado a Miami y tuvo dificultades para recuperarse.

Julio Iglesias con su padre, Julio Iglesias Puga, con una avioneta en el fondo. | Foto: Getty Images

El mánager indicó que, en aquel entonces, se había dado una versión en la que señalaban que no lo habían tratado bien.

Sin embargo, recordó que eso había sido como una especie de acuerdo entre la familia y el doctor porque temían que la organización terrorista intentara alguna acción al no haber conseguido el dinero.

Publicidad

AmoMama.es no promueve ni apoya violencia, autolesiones o conducta abusiva de ningún tipo. Creamos consciencia sobre estos problemas para ayudar a víctimas potenciales a buscar consejo profesional y prevenir que alguien más salga herido. AmoMama.es habla en contra de lo anteriormente mencionado y AmoMama.es promueve una sana discusión de las instancias de violencia, abuso, explotación sexual y crueldad animal que beneficie a las víctimas. También alentamos a todos a reportar cualquier incidente criminal del que sean testigos en la brevedad de lo posible.