Murió Rafael Lugo, el valiente joven que disfrutó de la vida aunque sufría distrofia muscular

Ernesto Ojeda
03 feb 2021
20:00
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Hay personas que se aferran a la vida y asumen cada situación con coraje y un espíritu admirable. Rafael Lugo es de esos pocos que podemos llamar un auténtico luchador.

Publicidad

Hace solo días falleció un joven que enfrentó todas las dificultades y las pruebas que le puso la vida. Se trata de Rafael Lugo Vizcaíno, un chico de 27 años con distrofia muscular que se convirtió en ejemplo para todos sus compañeros.

Lugo fue un verdadero guerrero que miraba el futuro con optimismo y se entregó a su pasión por el periodismo, carrera a la que dedicó su tiempo y sus fuerzas.

Publicidad

LA VIDA DE UN LUCHADOR

Rafael nació el 7 de septiembre de 1993. Cuando tenía solo tres años su mamá notó que había algo diferente en el andar de su hijo.

El pequeño no caminaba igual que otros niños y se caía frecuentemente. Los médicos le dieron un diagnóstico que marcó un antes y un después en la vida de Consuelo, la madre de Rafa.

Publicidad

DIFICULTADES

Al joven le diagnosticaron distrofia muscular de Duchenne, enfermedad degenerativa que cambió el curso de los años venideros y le fue quitando la movilidad de su cuerpo.

Primero fueron sus piernas. A los 11 años comenzó a usar una silla de ruedas eléctrica. Más tarde, la paralización seguiría hasta su tronco, brazos y manos.

Publicidad

EL CORAJE DE UN CHICO VALIENTE

Rafa no tuvo la misma facilidad de otros jóvenes. No pudo jugar al fútbol o caminar como cualquier otro chico. La enfermedad le quitó la movilidad, pero hay una cosa que no pudo arrebatarle: su actitud optimista frente a los retos de la vida.

Cada vez que alguien le mencionaba que la esperanza de vida de las personas con su condición era solo hasta los 30 años, solía decir que en su pueblo había alguien que ya había llegado a los 40.

Publicidad

LA ESPERANZA ES LO ÚLTIMO QUE SE PIERDE

El hijo de Consuelo encontró su pasión en el periodismo. Se olvidó de todas las limitantes y asistió cada día a la Facultad acompañado de su madre, la misma mujer de quien llegó a decir que ni tres vidas le alcanzarían para agradecerle todo lo que había hecho por él.

Hoy el profesorado de la Universidad de Sevilla lamenta la desaparición física del auténtico guerrero que se convirtió en inspiración de miles de personas, en especial de sus compañeros de la Facultad de Periodismo.

Otra española que lucha contra la distrofia muscular que afecta a un ser querido es la periodista Isabel Gemio. Al igual que Consuelo, Isabel es de esas madres que darían la vida por sus hijos. 

Hace poco, la también presentadora de televisión contó lo feliz que se siente de ver enamorado a su hijo Gustavo, de 24 años, quien también padece la terrible enfermedad.

Publicidad

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.