NoticiasNoticias mundiales

09 de febrero de 2021

Niño que nació sin brazos fue premiado como el mejor deportista del 2020 en su país

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

A pesar de ser un pequeño de tan solo 10 años de edad y tener una discapacidad, ha logrado convertirse en un destacado deportista de Bosnia y Herzegovina.

Ismail Zulfic es un campeón de natación que está logrando darse a conocer alrededor del mundo por su inspiradora historia.

El pequeño nació en la ciudad de Zenica, Bosnia, hace 10 años sin sus extremidades superiores, pero esto no ha significado un problema para él.

Publicidad

Luego de experimentar un terrible accidente en el que se cayó en una piscina de plástico en donde casi pierde la vida, sus padres decidieron meterlo en clases de natación y desde entonces ha demostrado tener un gran talento en este deporte.

Ismail debió superar su miedo al agua después de lo ocurrido, pero luego de muchas charlas y prácticas consiguió mucho más que eso.

Publicidad

De hecho, a pesar de su corta edad, el niño ya ha batido varios récords en competiciones de su país y tiene más de 40 medallas ganadas de torneos regionales y a nivel internacional.

“Él nada tan bien que solo dos segundos se retrasa de la norma senior para el campeonato europeo (para discapacitados)”, contó su entrenador, Amel Kapo.

Publicidad

Gracias a su talento el pequeño fue elegido como Deportista del Año de Bosnia, un premio que consiguió tras recibir unos 20 mil votos.

Kapo cree que Ismail es tan bueno que podría llegar a convertirse en el futuro campeón mundial paraolímpico.

Publicidad

“Apenas tiene diez años, y dentro de dos obtendrá el derecho a participar en las competiciones europeas y mundiales. Solo hay que mantenerlo en esta senda”, comentó, según recoge Marca.

Sin embargo, esto no es algo que le resulte fácil a la familia, ya que además de todos los gastos que implica esta disciplina, tan solo para acudir al entrenamiento deben recorrer aproximadamente 150 kilómetros ida y vuelta.

Publicidad

“Solo yo trabajo en la familia (de cuatro miembros) y sinceramente no sé cómo logramos cubrir siempre los gastos. Eso sí, acudimos con regularidad a los entrenamientos, aunque vivimos mucho más lejos que los otros”, contó el padre del niño.

Otra historia increíble es la de David Morana, un joven que se convirtió en campeón de atletismo en España a pesar de haber perdido sus cuatro extremidades. Para leer más al respecto, ingrese aquí.

Publicidad