Mujer es acusada de secuestrar a niño de 2 años de una iglesia, raparle la cabeza y esconderlo lejos de su casa

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Un niño de dos años fue secuestrado de una iglesia. Días después, las autoridades lo hallaron en el remolque de una mujer de 44 años, con la cabeza afeitada.

Publicidad

El pequeño Noah Gabriel Trout, de dos años de edad, desapareció el domingo 2 de mayo en la Iglesia Bautista Riverview, en Ripplemead, Virginia. Tras una desesperada búsqueda, las autoridades hallaron al chico a unos 120 kilómetros de distancia.

Trout fue hallado en el hogar de Nancy Fridley, una mujer de 44 años que ahora enfrenta cargos de secuestro.

Publicidad

Tras la desaparición de Noah, sus padres contactaron a las autoridades, quienes lanzaron una alerta AMBER. Voceros del FBI se pusieron en contacto con la población de la localidad para intentar hallar al infante secuestrado.

El FBI informó a la comunidad que Noah fue tomado por una mujer no identificada. En el momento de la abducción, la mujer llevaba una chaqueta azul, pantalones de mezclilla, zapatos deportivos negros y un gorro negro.

Los alguaciles del condado revelaron que la sospechosa habría escapado con el niño en una camioneta de color oscuro. Cámaras de seguridad de la iglesia captaron una imagen de Noah y la mujer en la iglesia, segundos antes de partir.

Publicidad

Por suerte, los investigadores hallaron al niño de dos años en un remolque a 120 kilómetros de la iglesia donde fue secuestrado. El remolque es propiedad de Nancy Renee Fridley, de 44 años.

Publicidad

Según informó la oficina del alguacil del condado Giles, las autoridades pudieron encontrar a Noah gracias a grabaciones de cámaras de seguridad en la zona. Un testigo también habría reportado ver al niño cerca.

La policía asaltó el remolque de Fridley, donde encontraron al niño y arrestaron a la mujer y a su novio. Ambos enfrentan cargos por secuestro de un menor de edad.

Posteriormente, las autoridades confirmaron que la familia de Noah no reconoce a Fridley. Por los momentos, la policía sospecha que se trató de un secuestro al azar.

La mujer de 44 años, oriunda de Clifton Forge, Virginia, habría pasado varias horas en el área de Ripplemead antes de cometer el secuestro en la iglesia Riverview. Esa misma mañana, habría visitado otras dos iglesias en el condado.

Publicidad

AmoMama.es no promueve ni apoya violencia, autolesiones o conducta abusiva de ningún tipo. Creamos consciencia sobre estos problemas para ayudar a víctimas potenciales a buscar consejo profesional y prevenir que alguien más salga herido. AmoMama.es habla en contra de lo anteriormente mencionado y AmoMama.es promueve una sana discusión de las instancias de violencia, abuso, explotación sexual y crueldad animal que beneficie a las víctimas. También alentamos a todos a reportar cualquier incidente criminal del que sean testigos en la brevedad de lo posible.