Sobre AM

Un joven con una anciana migrante en brazos cruzan el Río Grande (Video)

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

La abuela habría estado casi inconsciente mientras el joven la ayudaba a cruzar el río que separa a México y a Estados Unidos.

En los últimos años millones de mujeres, hombres, niños y hasta ancianos han hecho lo posible por salir de Venezuela hacia nuevos horizontes. Este es el caso de Irma, quien a pesar de ronda los 80 años, se aventuró a una travesía rumbo al norte.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

EL ÉXODO VENEZOLANO

El pasado jueves 27 de mayo más de 90 migrantes venezolanos cruzaron de México a Estados Unidos a través del Río Grande. Entre ellos resaltó la presencia de la abuela, quien iba agotada en brazos de un joven.

"Un migrante venezolano que busca asilo lleva a una anciana mientras cruzan el río Grande", se lee en una escrita por el corresponsal de Reuters, Idrees Ali. Allí se puede ver la conmovedora imagen que le está dando la vuelta al mundo.

UNA IMAGEN DICE MÁS QUE MIL PALABRAS

En un vídeo publicado por el periodista Jorge Ventura se puede ver cómo Irma cruzó las aguas fronterizas con la ayuda de dos hombres. Uno la cargó hasta la mitad del cauce para luego entregársela a otro joven, identificado como César Padrón por un usuario de Twitter.

Cargando...

Publicidad

Cuando llegaron a la orilla, el migrante tuvo la ayuda de un agente fronterizo norteamericano, quien recibió a la señora que prácticamente se desplomó sobre él, mostrando evidentes signos de agotamiento.

Cargando...

Publicidad

LA FORTALEZA DE UNA ABUELA

Una vez en tierra firme, Irma estaba consciente y comunicativa. Según informó Ventura, la abuela migrante afirmó que emprendió su travesía desde Maracaibo, su ciudad de origen, ubicada en el oeste de Venezuela.

Aunque se desconoce la edad exacta de Irma, se sospecha que ronda los 80 años. Sin embargo, esto no fue impedimento para que recorriera los más de 4.000 kilómetros que separan a Venezuela de Estados Unidos.

Afortunadamente, lo peor ya pasó para esta señora, quien a pesar de lo duro que fue el camino, ya está sana y salva en tierras norteamericanas. Con suerte, allí encontrará el estilo de vida que su país ya no le puede ofrecer.

Cargando...
Cargando...

Publicidad