Doñoro, el cura que se hizo pasar por traficante de órganos para salvar a un niño

Georgimar Coronil
26 jun 2021
18:00
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

La pobreza que hay en el mundo a veces lleva a que las personas hagan cosas consideradas inaceptables e inhumanas.

Publicidad

La familia de un joven de 14 años que padecía de parálisis parcial de su cuerpo tomó la decisión de vender al chico para alimentar a sus otros hijos.

Manuel iba a ser entregado a un traficante de órganos por 25 dólares. Ignacio María Doñoro de los Ríos, un capellán militar, se enteró de esta situación y tomó cartas en el asunto.

Publicidad

El hecho ocurrió en las montañas de Panchimalco, en El Salvador. La familia de Manuel no disponía de dinero para alimentarse a diario.

“Algo que aprendes con el tiempo es que no puedes juzgarlos: aquel niño iba a morir y lo vendían fruto de la desesperación”, dijo Ignacio.

El sacerdote sabía que no podía quedarse de brazos cruzados y se propuso salvar la vida del adolescente. Doñoro dejó crecer su barba durante una semana y se vistió con una camiseta sucia.

Publicidad

Luego alquiló una camioneta para llegar hasta la zona donde vivía el chico y simular que era un traficante. Ignacio le ofreció 26 dólares a la familia, tomó al joven y lo metió dentro del vehículo rápidamente. De esa manera logró rescatarlo.

“En unas décimas de segundo me di cuenta de que aquello era el tren que pasa una vez por tu vida, que o lo tomas o lo dejas. Y que si lo tomas te va a llevar allá donde jamás pensaste que irías”, aseguró.

Publicidad

El cura reconoció que sintió mucho miedo y que sabía que Manuel iba a cambiar su vida por completo. A lo largo de los años, Ignacio ha hecho expediciones a Bosnia y Kosovo.

También trabajó en misiones humanitarias en Tánger, Colombia y Mozambique. En estas misiones estuvo con niños que tenían problemas de exclusión y enfermedad. Luego se mudó a Perú.

En este país fundó Hogar Nazaret, una casa de acogida en el Amazonas peruano. En ella, trata de darle una vida digna a niños huérfanos o de familias vulnerables.

“Uno de los lemas de esta casa es que si salvas a un niño, salvas a la humanidad”, resaltó el sacerdote.

Esta hermosa labor le ha valido estar nominado al Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2021, el cual se llevará a cabo el próximo 30 de junio.

Publicidad

AmoMama.es no promueve ni apoya violencia, autolesiones o conducta abusiva de ningún tipo. Creamos consciencia sobre estos problemas para ayudar a víctimas potenciales a buscar consejo profesional y prevenir que alguien más salga herido. AmoMama.es habla en contra de lo anteriormente mencionado y AmoMama.es promueve una sana discusión de las instancias de violencia, abuso, explotación sexual y crueldad animal que beneficie a las víctimas. También alentamos a todos a reportar cualquier incidente criminal del que sean testigos en la brevedad de lo posible.