Niña muere por comer pan envenenado y su hermano está grave: su madre llora pidiendo justicia

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

La tragedia embargó a esta familia de Veracruz, México, y ahora quieren que se haga justicia a pesar de que eso no les devolverá a su hija.  

Una niña murió al comer pan envenenado y su hermano se encuentra en estado de gravedad. Su madre llora pidiendo justicia.

El suceso ocurrió en el municipio de Ozoteapan, cuando los menores jugaban en el patio de su casa y se encontraron con un trozo del alimento que contenía veneno.

Publicidad

EL HECHO

Habían pasado 20 minutos desde que Hermila Gutiérrez había salido de casa. De pronto la llamaron y le dijeron que sus hijos, Adriana, de 5, y Jacobo, de siete años, se estaban muriendo.

Los niños habían consumido un trozo de pan sin saber que estaba envenenado. Cuando la madre regresó de a casa, la niña había perdido el conocimiento y el varón estaba vomitando.

“Me avisaron a los 20 minutos que los niños estaban muriendo y cuando llegué el niño estaba vomitando y babeando, la niña estaba bien inconsciente. Al llegar al hospital nos dijeron que lamentablemente la niña llegó muerta”, indicó la madre.  

Publicidad

De acuerdo a la Secretaría de Salud de Veracruz, los dos pequeños tuvieron intoxicación. Ambos consumieron el trozo de pan completo.

Publicidad

QUERÍAN MATAR EL PERRO

Al parecer, el pan con veneno había sido lanzado al jardín de la casa de Hermila con la intención de matar a su perro. Es la segunda vez que lo intentan. En la primera, la madre de Adriana y Jacobo logró salvar a su mascota.

“Lo querían matar otra vez, pero sin embargo no lo tomó el perro, sino que ahorita vamos a enterrar a mi hija que está muerta”, comentó.

El hecho ha causado gran enojo de la población. Los habitantes de Ozoteapan piden justicia ante la muerte de los niños.

“Tienen que investigar. No se vale que hayan envenenado hasta los niños. Eso lo echan para que se mueran los perros, pero resulta que la niña lo agarró”, precisó Adalberta Méndez, vecina de Hermila.

Publicidad

La familia de los menores puntualizó que en el pasado un vecino había intentado envenenar a su mascota con un pedazo de pan. Gutiérrez no se explica por qué quieren matar a los animales, causando desgracia a los niños.

La afligida madre manifestó que solo Dios sabe quién lanzó el alimento que mató a su hija y causó graves daños a la salud de su niño. La Fiscalía de Veracruz inició una investigación para tratar de dar con el culpable del homicidio.

Publicidad

AmoMama.es no promueve ni apoya violencia, autolesiones o conducta abusiva de ningún tipo. Creamos consciencia sobre estos problemas para ayudar a víctimas potenciales a buscar consejo profesional y prevenir que alguien más salga herido. AmoMama.es habla en contra de lo anteriormente mencionado y AmoMama.es promueve una sana discusión de las instancias de violencia, abuso, explotación sexual y crueldad animal que beneficie a las víctimas. También alentamos a todos a reportar cualquier incidente criminal del que sean testigos en la brevedad de lo posible.