Sobre AM
MediosHistorias virales

21 de julio de 2021

Supo que tenía cáncer estando embarazada y decidió continuar: “No quise deshacerme de ella”

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

Cuando Beatriz Frecceiro Martins cursaba el segundo mes de su último embarazo, recibió un diagnóstico aterrador: tenía cáncer de mama. Tomó entonces la difícil decisión de arriesgar su vida para seguir con el embarazo.

En 2017, cuando su hijo mayor, Mateus, tenía 10 años y el menor, Daniel, apenas 7 meses, esta madre de Curitiba, Brasil, quedó nuevamente embarazada. Deseaba fervientemente tener una hija.

Sin embargo, no era su plan quedar embarazada tan pronto, así que fue toda una sorpresa. Una muy bienvenida, claro está.

Un día, mientras amamantaba a Daniel, el bebé dejó súbitamente de mamar. Ella se revisó y encontró "dos bolitas extrañas, duras". Cuando se lo contó a su obstetra, él le hizo una orden para realizarse un ultrasonido.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

Varios exámenes de salud después, recibió una noticia que la sacudió por completo. Tenía cáncer de mama, la misma enfermedad que muchos años atrás se había llevado a su abuela en la flor de su juventud.

"Parecía que me hubieran dado un golpe en el estómago, la boca se me puso amarga y me dieron náuseas", relata, según recoge la revista Crescer. "Descubrí mi insignificancia, y que somos un instante. En un instante, todo se termina. La vida es muy frágil. Pero yo no podía morir".

El mastologista le explicó que el embarazo complicaba su cuadro: las hormonas aceleraban el crecimiento del cáncer. Le dijo que "si estuviese en el final de la gestación haríamos una cesárea de emergencia". Pero era muy pronto para eso.

Cargando...

Publicidad

La opción más segura, le indicó, era interrumpir el embarazo. Pero ella no estaba dispuesta a abortar. "Mi marido se puso como loco, dijo que me iba a morir y que dejaría a dos niños sin su mamá; y que ya después tendríamos una hija", cuenta.

Pero ella había tomado su determinación y plantado su postura: "Yo iba a morir o a sobrevivir, pero con ella. Mi cura no vendría con la sangre de mi hija". Asegura que no juzga a las mujeres que abortan, porque esa es una decisión muy personal, pero que ella no hubiese podido ser feliz después de eso.

Cargando...

Publicidad

Así fue como comenzó el tratamiento mientras cursaba su embarazo, en el cuarto mes de gestación. Fue entonces que se realizó una mastectomía, en la que le extirparon un seno. No pudieron reconstruirle la mama, porque era demasiado riesgoso.

"Salí totalmente mutilada y con mucho dolor, porque no podía tomar medicación fuerte", cuenta. A los cinco meses de embarazo, igual, tuvo que comenzar sus sesiones de quimioterapia. Fueron cuatro, con intervalos de 21 días.

En noviembre, los médicos pusieron en pausa el tratamiento para esperar el nacimiento. Louise nació en enero de 2018, de parto normal. Pudo amamantar muy poco tiempo, con el seno que le quedaba, porque enseguida debió retomar la quimioterapia.

Cargando...

Publicidad

Esta etapa del tratamiento fue muy agresiva, y ella refiere que sufrió físicamente mucho. Para más, su matrimonio estaba en crisis, y sus hijos eran muy pequeños.

Pese a todo, pudo salir adelante. Hoy su hijita Louise tiene 3 años, Daniel 4 y Mateus 14. Está divorciada, y se mudó a Caiobá. Tuvo que hacer frente a más complicaciones de salud, por un problema en los huesos y otro circulatorio, pero siempre pudo salir adelante. "Estoy bien, con los niños en casa, super feliz con la vida", resume.

Cargando...

Publicidad

¿Conoces otro caso como este? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Cargando...
Cargando...

Publicidad

Descargo de responsabilidad médica

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.