logo
facebook.com/david.decoud
Fuente: facebook.com/david.decoud

Mujer adoptó al bebé que abandonaron en la puerta de su casa 44 años atrás

Guadalupe Campos
03 sept 2021
23:20
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Una mujer en Asunción, Paraguay, encontró un niño abandonado en la calle de apenas días. Decidió adoptarlo y darle una vida llena de amor y oportunidades.

Publicidad

En 1977, Edith se encontró frente a su casa un niño abandonado, arropado en un manojo de telas. Era muy pequeño y su rostro la enterneció.

La mujer, de entonces 27 años, supo inmediatamente que tenía que protegerlo. Lo primero que hizo fue llevarlo al médico, quien tras evaluarlo y hacerle unas pruebas le dijo que tenía unos tres días de vida. Edith lo adoptó y le dio una familia.

Publicidad

Han pasado ya 44 años, y el niño, a quien dio el nombre de David Decoud, creció y se convirtió en un profesional exitoso. Es ingeniero de sonido, y ama a su madre adoptiva con el alma.

David relata cómo fue descubriendo su propia historia. Durante sus primeros años sospechaba algo, porque a sus compañeros de escuela les parecía que él lucía diferente de sus padres y de su hermano mayor.

Lee también: El niño que rogó ser adoptado cuando su hermano encontró una familia y recibió 5000 solicitudes

A los 12 años, a la salida del colegio, él decidió encarar a su madre al respecto. "Le pregunté si era su hijo, porque todos siempre me decían que ellos no eran mis padres", cuenta.

Publicidad

Edith le dijo una media verdad y le contó que era adoptado, pero le dijo que lo había elegido en un hospital: no creyó apropiado contarle aún cómo había sido abandonado. Él quedó satisfecho con la respuesta, pues tenía todo el amor de su familia.

La verdad completa la tuvo una docena de años más tarde. A los 24, durante un asado familiar, uno de sus tíos le dijo que era muy afortunado por cómo lo habían encontrado. Él preguntó sorprendido y supo la historia real de cómo había llegado a la familia Decoud.

Publicidad

David reconoce el amor recibido. A su madre, dice, siempre le manifiesta su cariño: "siempre le digo a ella cuánto la amo, y cuánto le agradezco que se la haya jugado por mí", afirma. Y agrega:

"Yo soy lo que soy gracias a mi papá y mi mamá, que fueron mis ángeles en la tierra".

Lee también: Niño adoptado consuela a su perrita moribunda: "Sé lo que se siente no ser amado"

Cuatro años atrás, su padre adoptivo falleció. David cuenta que, antes de su partida, él le prometió que Edith nunca estaría sola, porque él cuidaría de ella.

¿Conoces un caso semejante a este, o has formado una familia por adopción? Comparte tu historia en la sección de comentarios.

Publicidad