Sobre AM
Medios

26 de septiembre de 2021

Chica hereda la casa de la abuela que nunca conoció, y al llegar allí, encuentra algo que no tiene precio - Historia del día

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

Cuando cumplí los 21 años, descubrí que había recibido una herencia. Y eso cambió mi vida.

El día que cumplí los 21 años de edad, lo que debió haber sido una feliz celebración con mis padres se convirtió en una pelea a gritos con mi padre, luego de que un repartidor de paquetes tocara mi puerta.

"Entrega para Julia Marcano", dijo el repartidor. Firmé el paquete con emoción. Alguien me había enviado un regalo, con entrega especial, y no podía esperar a ver qué era. No tenía idea de que mi vida estaba a punto de cambiar.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

Abrí el sobre y encontré una carta de un abogado, informándome de que había heredado una hermosa casa de campo. Era una de las propiedades de Gloria Marcano.

¿Marcano? Esa mujer tenía mi mismo apellido. ¿Por qué nunca había oído de ella? Debe ser la madre de mi padre... ¡quizás estaban distanciados! Me pareció fácil de creer, porque mi padre siempre tuvo una personalidad difícil.

Carta en mano, volví a entrar a la casa, donde las velas estaban esperándome sobre el pastel. "¿Mamá? ¿Papá? Parece que heredé una casa de algún lugar en Madrid".

Por un segundo, vi el rostro de mi padre transformarse. Por un momento, me pareció ver miedo. Pero luego desapareció, y volvió a ser el de siempre. "¿Una herencia? ¿De quién?".

Cargando...

Publicidad

"Una mujer. Gloria Marcano", le dije. "Debe ser familia, porque tiene nuestro apellido".

"Nunca había oído ese nombre", dijo mi padre, pero de nuevo el miedo cruzó su semblante. "Debe ser algún tipo de estafa". Detrás de él, vi los ojos de mi tímida madre abrirse de repente. Cubrió su boca con sus manos.

Algo andaba mal con esta herencia, algún secreto familiar, y estaba decidida a averiguarlo. Durante toda mi vida, tuve la extraña sensación de que había gato encerrado, de que algo faltaba o era extraño.

Cargando...

Publicidad

Quizás ahora podría descubrir qué era. El día siguiente, y a pesar de las protestas de mi padre y las lágrimas de mi madre, fui a la oficina del abogado.

Cargando...

Publicidad

Me informó que Gloria Marcano me había dejado una casa . Pero había ciertas  condiciones para recibir la herencia. Tenía que residir en la casa por al menos tres meses antes de poder vender la propiedad.

Los vecinos tendrían que verificar que realmente viví en la casa, lo que significa que tendría que socializar. Tendría que vivir en una zona rural y remota, y conocer a mis vecinos del campo.

"Le puedo decir, Srta. Marcano, que esa casa es un hermoso chalet en una amplia propiedad, y está valorado en más de dos millones de dólares", me dijo el abogado.

¿Dos millones de dólares? Podía hacer de todo con dos millones de dólares. Podía pagar por toda mi educación universitaria y aún me quedaría lo suficiente como para comprarme una casa modesta y comenzar un pequeño negocio.

Cargando...

Publicidad

A pesar de intensas protestas de mi padre, tomé mi mochila con un par de mudas de ropa, mi pequeño auto, y me embarqué a la casa. Conduje por horas preguntándome quién era Gloria, y por qué mi padre nunca la visitó ni habló de ella.

Al llegar a la dirección de la casa que heredé, quedé impresionada. Era exactamente como la describió el abogado. Parecía salida de una película clásica. Tomé el manojo de llaves que el abogado me dio y usé la que estaba etiquetada como "puerta delantera".

Cargando...

Publicidad

El interior de la casa era incluso más hermoso que el exterior, y completamente impecable. Hasta los candelabros estaban pulidos. Alguien mantuvo esa casa impecable y libre de polvo. En el comedor, encontré una carta sobre la mesa.

Estaba destinada a "Julia Marcano". La abrí, con las manos temblorosas, y comencé a leer. "Mi querida Julia. Sé que todo esto debe ser tremenda sorpresa. Soy tu abuela Gloria, la madre de tu padre", decía la carta.

"Por favor, créeme cuando te digo que te amé con todo mi corazón. La decisión que tomé que llevó a tu padre a mantenerte alejada de mí fue la más dura de mi vida, y moriré con el corazón angustiado por eso".

Cargando...

Publicidad

"Querida, sé que esto será impactante, pero tienes una hermana gemela. No te imaginas nuestra dicha cuando ustedes nacieron. Tristemente,  tu madre tuvo un parto difícil, y los doctores nos dieron tristes noticias".

"Durante el parto, tu hermana gemela, June, sufrió daños en la médula, y nunca podría caminar. Cuando se enteró, tu padre se puso furioso. Demandó al hospital y recibió bastante dinero como compensación".

"Después de eso, su interés por June desapareció. Él y tu madre decidieron que no podían darle a June el cuidado que ella necesitaba, y querían meterla en alguna institución, lo cual me horrorizó".

Me quedé sin aliento. ¿Tenía una gemela? ¿Y mis padres la abandonaron en una institución médica? Seguí leyendo la carta de mi abuela. "Como podrás imaginarte, estuve impactada, y decidí evitarlo a toda costa".

Cargando...

Publicidad

"Le rogué a tu padre que lo pensara dos veces, pero seguía decidido. Tu madre quería quedarse con June, pero estoy segura de que ya te has dado cuenta de que es dominada completamente por tu padre".

Cargando...

Publicidad

"Finalmente, logré que me cediera la custodia de June, bajo la condición de que no tuviese contacto con él ni su familia. Accedí, y tu padre se mudó contigo y con tu madre tan lejos como pudo".

"Sabía que estaba muy vieja como para criar a June, así que permití que mis vecinos de al lado, una pareja sin hijos, la adoptaran. June creció feliz y bienamada, y eso hace que cualquier sacrificio haya valido la pena".

"Querida, espero que tú y tu hermana sean reunidas. Te he dado los medios para mantener tu independencia financiera de tu padre y tomar tus propias decisiones. Con todo mi amor, tu abuela, Gloria".

Solté la carta y corrí por el jardín hasta la casa de al lado. En el patio me topé con una mujer de mediana edad, alta y con ojos cálidos. Al verme, una gran sonrisa cruzó su rostro. "Julia. ¡Ella te está esperando!", dijo.

Cargando...

Publicidad

Entré a su casa y me vi a mí misma. Una copia exacta de mí misma estaba sentada en su silla de ruedas, con los brazos abiertos de par en par. Sabía que había hallado a mi otra mitad, la parte de mí que me hizo falta toda mi vida.

Esa fue la parte más valiosa de la herencia de mi abuela: mi hermana, mi gemela, mi otra mitad. En cuanto a mis padres, confronté a mi papá y le dije lo que realmente pienso sobre él.

Cargando...

Publicidad

Mi madre me ha estado visitando con frecuencia, y poco a poco está forjando una relación con June. Está aprendiendo a liberarse de la sumisión emocional a mi padre, y le dije que las puertas de mi hogar siempre estarán abiertas para ella.

Mi padre se niega a conocer a June, y sospecho que va a terminar solo y amargado. Quizás eso sea justamente lo que merece.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

A veces, hacer lo correcto puede tener un alto costo. Para salvar a una nieta, Gloria tuvo que sacrificar el contacto con la otra.

Debemos aceptar y amar a nuestros hijos tal y como son. El padre de Julia rechazó a June porque ella era "imperfecta", y terminó perdiendo a su familia por su falta de empatía.

Cargando...

Publicidad

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día, o inspirarlos a ser mejores.

Esta es una obra de ficción. Nombres, personajes, negocios, eventos e incidentes son productos de la imaginación del autor. Cualquier parecido con personas reales, vivas o fallecidas, o hechos reales es pura coincidencia.

Cargando...
Cargando...

Publicidad