logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Anciana espera que su hijo la visite, pero él solo lo hace 20 años después - Historia del día

Un hombre había comenzado a tener una pesadilla recurrente porque no había visitado a su anciana madre durante más de 20 años. Eso cambió su vida.

Publicidad

Roberto era un abogado de éxito que residía en Ciudad de México. Era un hombre honrado y ambicioso que buscaba alcanzar el nivel más alto de su carrera antes de jubilarse.

Una noche, comenzó a tener unas pesadillas que cambiaron la forma en que veía las cosas. En esas pesadillas, siempre caminaba por un bosque encantado seguido de cerca por una sombra oscura que lo perseguía.

Una silla mecedora en un porche de entrada. | Foto: Shutterstock

Una silla mecedora en un porche de entrada. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Caminaba lo más rápido que podía, pero la sombra, que pertenecía a un fantasma, siempre parecía ser más rápida. En el momento exacto en que lo alcanza, Roberto se despierta, sudando como si acabara de correr más de 150 kilómetros.

El hombre veía la misma pesadilla cada vez que cerraba los ojos para dormir y, finalmente, un día comenzó a molestarlo. En algún momento, empezó a quedarse despierto hasta altas horas de la noche para evitar soñar.

Su cuerpo a veces lo traicionaba, y se dormía solo para encontrarse una vez más alejándose del fantasma.

Lee más: Anciana pobre visita el museo todas las semanas y mira fijamente una pintura durante horas, luego revela su historia - Historia del día

Publicidad

Roberto continuó intentando quedarse despierto lo más que podía hasta que eso comenzó a interferir con su trabajo. La falta de sueño afectó tanto sus funciones cognitivas que comenzó a perder muchos casos.

La empresa para la que trabajaba era una de las de primer nivel con un suministro interminable de personas listas para ocupar su lugar. Su jefe, el Sr. Pernalete, ya lo había invitado a su oficina para hablar sobre su decepcionante desempeño.

Una cama desordenada. | Foto: Shutterstock

Una cama desordenada. | Foto: Shutterstock

Publicidad

“Estás muy cerca de ser despedido”, advirtió el hombre a Roberto. “¿Está pasando algo?”. “No, señor, me recobraré. Han sido un par de semanas difíciles”.

“Sí, puedo ver eso, te ves terrible y no te pagamos para que te veas así. Ve a casa y duerme un poco, estás libre por el resto del día. Espero que vuelvas al trabajo a primera hora del lunes”.

El hombre sabía que el Sr. Pernalete había dicho en serio lo de su despido. Por eso decidió buscar a una psicoterapeuta llamada Marisela con la esperanza de que ella pudiera ayudarlo a descubrir la raíz de su problema.

La sesión con ella comenzó sin problemas. Él reveló los detalles de su calamidad, pero luego se quedó dormido de repente. “¿Roberto? Roberto, ¿estás bien?”, preguntó la terapeuta.

Publicidad

No fue hasta que se acercó a él que se dio cuenta de que se había quedado dormido. También notó que estaba murmurando algo, por lo que grabó todo lo que decía con su grabadora.

Lo dejó dormir unas horas mientras se sentaba a descifrar lo que estaba diciendo mientras dormía. Lo que descubrió fue impactante.

Hombre angustiado frente a una computadora con las manos en su cabeza. | Foto: Shutterstock

Hombre angustiado frente a una computadora con las manos en su cabeza. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Cuando ella lo despertó, él se disculpó por haberse quedado dormido tan de repente y culpó a su falta de sueño. “¿Cuándo fue la última vez que vio a su madre?”, le preguntó Marisela.

“Hace mucho tiempo, ¿por qué?”. “¿Qué pasó entre ustedes dos?”, preguntó ella.

“Bueno, después de la muerte de mi padre, se volvió muy pegajosa conmigo. No me dejaba ir a ningún lado y constantemente exigía mi atención. Después de la universidad, me mudé a Ciudad de México y dejé de comunicarme con ella”.

Lee también: Cada semana, joven lleva a una nueva anciana a un restaurante, todos lo juzgan, pero en vano - Historia del día

Publicidad

“Oh, Roberto”, suspiró la mujer. “Tienes que visitar a tu madre lo antes posible”. El hombre no pensó que fuera una buena idea porque, en su corazón, veía a su madre como una mujer tóxica.

Pero ante la insistencia de Marisela empacó algunas cosas y regresó a su ciudad natal, Guadalajara. Cuando Roberto llegó a casa, se dio cuenta de lo descuidado que estaba el lugar.

Su madre solía cuidar sus hortensias como si fueran bebés, pero ahora estaban todas marchitas. El césped también estaba en muy mal estado, y a la casa había que pintarla.

Hombre en una consulta con una terapeuta. | Foto: Shutterstock

Hombre en una consulta con una terapeuta. | Foto: Shutterstock

Publicidad

El hombre se quedó de pie ante la puerta durante un buen rato debatiendo si llamar o simplemente entrar.

Pero se decidió cuando escuchó una débil voz femenina pidiendo ayuda desde el interior de la casa. “¡Amanda, ayúdame!”, se escuchaba.

Roberto abrió la puerta apresuradamente y se dirigió al interior, directamente a la habitación de su madre. Cuando la vio, se le rompió el corazón. Estaba casi ciega. “¿Quién está ahí?”, preguntó la anciana. “Soy yo, mamá, Roberto”.

“¡Hijo! ¡Ha pasado tanto tiempo!”, gritó, tomando la cabeza de su hijo entre sus manos temblorosas. “¿Por qué me abandonaste?”.

Publicidad

“Oh mamá, no te abandoné, te amo. Solo necesitaba un poco de espacio, pero ya he vuelto”, dijo el hombre llorando.

Ese día, tuvo una conversación de corazón a corazón con su madre. Algo que nunca había sucedido en el pasado porque ella no había estado dispuesta a escucharlo.

Hombre abrazando a su madre. | Foto: Getty Images

Hombre abrazando a su madre. | Foto: Getty Images

Publicidad

La siguiente vez que Roberto la visitó, se la llevó con él. A su llegada a Ciudad de México, la ingresó en la mejor clínica que pudo pagar.

Con los meses, su vista mejoró y su salud también. En cuanto a las pesadillas del hombre, estas habían cesado la misma noche en que arregló las cosas con su madre.

Lee más: Anciana no dejó entrar a nadie a casa por 13 años y yo quedé helada cuando entré - Historia del día

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Aprende a escuchar. La madre de Roberto siempre le imponía sus demandas sin tener en cuenta lo que él deseaba. Ella nunca escuchaba lo que él tenía que decir, pero lo mantenía lo suficientemente cerca para cuando necesitaba algo. Cuando se cansó, Roberto se fue y juró no volver nunca. Eso podría haberse evitado si su madre le hubiera dado la oportunidad de expresarse y ventilar sus puntos de vista.

Publicidad

No tengas miedo de buscar ayuda. Cuando Roberto fue amenazado en el trabajo, supo que tenía que encontrar una solución a su problema de sueño, buscando la ayuda oficial de un terapeuta. Su consejo fue lo que finalmente lo ayudó a liberarse de lo que lo preocupaba. Ella no habría podido hacer eso si el hombre hubiera optado por no hablar de sus problemas.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Puedes dejar tu mensaje en la sección de comentarios y suscribirte a AmoMama para leer las mejores historias sobre el espectáculo y el mundo en un solo lugar.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

Anciana adopta a niño perdido que tenía una nota en el bolsillo: su madre regresa 13 años después - Historia del día

11 de abril de 2022

En el funeral de un amigo, millonaria ve una tumba con la foto de una mujer idéntica a ella - Historia del día

25 de abril de 2022

Mujer de 67 años queda devastada cuando su jefe la despide: semanas después, él le ruega que vuelva - Historia del día

07 de mayo de 2022

Hombre visita a su madre viuda después de 3 años: halla un desastre y oye a hombre toser en otro cuarto - Historia del día

10 de abril de 2022

Antes de la Pascua, niña le lleva víveres a anciana solitaria y la mujer reconoce su anillo - Historia del día

02 de mayo de 2022

Hombre abandona a esposa con trillizos recién nacidos: años después se encuentran accidentalmente - Historia del día

21 de marzo de 2022

Niño ayuda a pobre anciana con sus compras: su mamá recibe casa de $265.000 como recompensa días después - Historia del día

16 de mayo de 2022

El día de San Valentín, señora que casi no reconoce a sus hijos se encuentra con el hombre que perdió hace 56 años - Historia del día

06 de marzo de 2022

Hombre que no ha visto a su anciano padre en 17 años lo visita y ve su casa en ruinas - Historia del día

28 de marzo de 2022

Madre pobre vive en un tráiler con su hijo y nunca deja entrar a nadie hasta que debe ser hospitalizada - Historia del día

24 de febrero de 2022

Mamá regresa de viaje de negocios y se entera de que hijo de 5 años pasó la noche en un sótano con la puerta trabada - Historia del día

22 de mayo de 2022

Hijo que no visitó a su madre durante años llega y ve su casa destruida - Historia del día

06 de marzo de 2022

Esposa ve a su marido millonario visitando a mujer con trillizas y se entera de que ellas heredarán su mansión - Historia del día

25 de abril de 2022

Padre soltero encuentra un alfiler en la cuna de su hija recién nacida: no estaba allí horas antes - Historia del día

22 de mayo de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2023 AmoMama Media Limited