Sobre AM
Historias Inspiradoras

13 de octubre de 2021

Hijo grosero humilla al jardinero por ser pobre - Historia del día

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

Un joven grosero y abusivo intentó que despidieran a su jardinero por ser demasiado pobre, pero luego se llevó la sorpresa de su vida cuando su padre millonario reveló la verdad.

Henry creció en una familia increíblemente rica. Su papá, Alfonso Carmona, tenía una compañía exitosa que había heredado de su padre. Él supo cómo hacer mucho dinero con la empresa.

Desafortunadamente, el chico perdió a su mamá siendo todavía un niño y Alfonso estaba ocupado con el trabajo. Entonces, el joven se crio con niñeras y nunca supo lo que era recibir un "no" como respuesta.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

Henry siempre había sido un muchacho maravilloso cuando su esposa estaba viva, pero Alfonso comenzó a notar que su hijo estaba cambiando. A menudo lo llamaban de la escuela por su mal comportamiento.

Todos sus amigos eran ricos y algunos estudiaban en la escuela privada porque habían sido becados. El caso es que Henry encontraba la forma de intimidar a sus compañeros, entre ellos a Alex, el hijo de su jardinero.

"Henry, te estás comportando como un bravucón", dijo Alfonso en una oportunidad que estaba en casa con él.

El chico estaba sentado en su habitación jugando con su teléfono y apenas prestó atención a lo que comentó su padre. Sin embargo, replicó: "Oh. Entonces, ¿ahora vas a desempeñar el papel de padre preocupado?”.

Cargando...

Publicidad

Hijo, por favor. Sé que no te he atendido como se debe, pero hice lo mejor que pude cuando murió tu madre”, añadió su padre.

"No hables de ella. Mira, esos chicos simplemente exageraron todo. Estábamos jugando. No es gran cosa", explicó Harry.

"Fue bastante importante porque me llamaron de la escuela", precisó Carmona.

"¡Porque mintieron!", dijo exasperado el chico. "No puedes creerles más que a mí, papá".

Cargando...

Publicidad

“Henry, vamos, muchacho. Uno de esos niños es Alex, el hijo de nuestro jardinero, el Sr. Méndez. Ustedes solían jugar todo el tiempo juntos cuando venía con su padre”, reprendió el millonario.

“Por favor, no me lo recuerdes. ¿Cómo pudiste dejarme pasar el rato con él?", agregó Henry mientras se levantaba y se conectaba a su computadora. Alfonso no supo cómo responder a esa pregunta.

Su esposa había sido una persona muy amorosa, y todos en su familia, incluso Alfonso, sabía que tener mucho dinero no los hacía mejor que nadie. Sin embargo, su propio hijo odiaba a alguien porque no era rico como él.

El padre se sintió como un fracasado. Dijo que trataría de estar en casa más a menudo para educar mejor a Henry. Alfonso cumplió su promesa. Estaba en casa para cenar más a menudo y compartía mucho más con su hijo.

Cargando...

Publicidad

Tenían más en común de lo que imaginaban. También se preguntó si a Henry le vendría bien un poco de terapia, ya que era posible que no hubiera superado la muerte de su madre.

Un día, Alfonso tuvo tiempo de caminar por sus vastos jardines. No lo había hecho en años. Mientras daba su paseo, vio al Sr. Méndez.

“¡Hola! ¿Cómo estás hoy?", le preguntó al jardinero que tenía muchísimos años trabajando para ellos. Tantos que había perdido la cuenta.

Cargando...

Publicidad

“Buenos días, señor Carmona. Estoy bien. Las flores están floreciendo esta temporada”, respondió el Sr. Méndez.

Cargando...

Publicidad

"Escucha. Quería preguntarte. ¿Cómo le va a tu hijo en la escuela? ¿Se lleva bien con todo el mundo?”, preguntó el padre de Henry, aunque sabía que su hijo se había portado mal con el chico.

“Oh, señor. Yo... no sé qué decir. Usted ha sido muy generoso con mi hijo. Yo nunca podría devolver el favor. Pero… mi niño pronto volverá a la escuela pública”, respondió el jardinero.

"¿Por qué? No hagas eso. Esta escuela le abrirá muchas puertas. Es una aceptación casi garantizada en la universidad", comentó el empresario.

“Lo sé, señor. Pero es que... lo están acosando todos los días y llega a casa de muy mal humor. Ayer, finalmente se derrumbó y lloró con mi esposa. No soporto verlo así", explicó el trabajador.

Cargando...

Publicidad

“¿Quién lo intimidó? Hablaré con sus padres. ¡Esto es inaceptable!", dijo Carmona, al tiempo que el jardinero respondió de inmediato y miró hacia sus flores.

Fue entonces cuando el millonario comprendió la verdad. Henry era el bravucón que le hacía bullying a Alex y su jardinero no sabía cómo decirlo por miedo a perder su trabajo.

“Sr. Méndez, tienes trabajo aquí todo el tiempo que quieras. Mi esposa te adoraba y que tú mantuvieras este jardín es como mantener viva su memoria”, respondió Carmona.

Cargando...

Publicidad

"Señor Alfonso, lo siento mucho. Nunca imaginé que esto pasaría. Alex y Henry solían correr por estos terrenos todo el tiempo. Pensé que se lo pasarían bien como amigos de la escuela”, dijo finalmente el jardinero.

"No te preocupes. Voy a poner fin a esto ahora mismo", dijo el viudo. Caminó hacia la habitación de Henry y escuchó a su hijo hablar por teléfono. Se detuvo por un segundo para recomponerse antes de llamar a su puerta.

"Mi papá es un perdedor", manifestó Henry. Alfonso se detuvo en seco. “Ahora, está tratando de desempeñar el papel de un padre preocupado. Lo que sea amigo. No puedo esperar a la universidad. Va a ser increíble y espero que muera pronto".

Cargando...

Publicidad

El empresario no podía creer lo que había escuchado. Sabía que era en parte culpa suya por no estar allí, pero eso era demasiado.

"Sí, ya ni siquiera puedo soportar hablar con él. Le encanta ayudar a los niños pobres. Voy a hacer que expulsen a Alex así sea lo último que haga. Luego su padre, nuestro jardinero, también será despedido”, comunicó a la persona que estaba en la línea telefónica.

Después de eso, Alfonso no pudo hablar con su hijo. En cambio, se le ocurrió un plan y llamó a su abogado. No pasó mucho tiempo antes de que la escuela lo volviera a llamar.

Aparentemente, Henry había preparado algo para hacer que Alex asumiera la culpa y fuera expulsado de la institución.

Cargando...

Publicidad

Alfonso apareció y vio a Henry con sus amigos sonriendo burlonamente afuera de la oficina del director, mientras Alex estaba llorando junto al escritorio de la autoridad escolar.

Cargando...

Publicidad

Entró y habló con el director. Alex no perdería su cupo en esta escuela, aunque Henry había convencido a todos los profesores de que él tenía la culpa.

Cuando salió de la oficina del director, Henry se le acercó. "¡Hola papá!. ¿Qué pasó ahí? ¿Alex finalmente regresará a la escuela a la que va la gentuza?”, preguntó.

"No. Se queda aquí porque sé quién lo hizo. Fuiste tú”, le dijo su padre bastante molesto.

"No. No. Eso no es justo. No sabes lo que pasó. No hice nada", expresó Henry intentando convencer a su papá.

"¿Es por eso que te reías con tus amigos?", preguntó Alfonso, pero continuó hablando antes de que su hijo pudiera responder.

Cargando...

Publicidad

“Guárdate tus argumentos y excusas. No quiero escuchar la mentira que se te ocurrió. Ahora, dile adiós a tus amigos. Porque estás fuera de esta escuela y terminarás la secundaria en la pública del centro”.

"¿Qué?", exclamó Henry.

"Oh, eso no es todo. A partir de ahora, el Sr. Méndez y su familia van a heredar mi empresa y todos mis activos. No nos queda más familia y tú no eres apto para el trabajo”, reveló Alfonso Carmona.

"¿Cómo pudiste hacer esto? ¡Yo soy tu hijo!”, gritó el chico mientras su padre comenzaba a alejarse.

Cargando...

Publicidad

"No, no eres el hijo que tu madre te crio cuando estaba viva. Espero volver a ver a esa persona. Pero esta vez, tendrá que ganarse el privilegio”, agregó su progenitor mientras continuaba su camino.

Cargando...

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

No abuse de tus privilegios: Harry lo tenía todo y odiaba a los que no lo tenían. Al final, recibió un duro castigo.

Mantente presente en la crianza de tus hijos: Debe estar allí para tus hijos o no los reconocerás en el futuro.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría inspirar a las personas a compartir sus propias historias o ayudar a otra persona.

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Cargando...
Cargando...

Publicidad