logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Mamá se da cuenta de que su hija es la amante de alguien - Historia del día

Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Una madre descubrió por accidente que su hija arruinó a la familia de alguien; decidió tener una conversación con ella y enseñarle una lección que nunca olvidaría.

Publicidad

Un Toyota Prius blanco se detuvo frente a la casa cuando Liliana estaba preparando la cena. El cielo brillaba con un tinte anaranjado cuando su hija salió del asiento del copiloto del vehículo.

Mientras la joven caminaba hacia la casa, la puerta del conductor se abrió y salió un hombre de unos 30 años. Su hija se giró, caminó hacia el hombre y le dio un suave y tierno beso en los labios.

Mujer tomando una bebida mientras mira por la ventana. | Foto: Shutterstock

Mujer tomando una bebida mientras mira por la ventana. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Debe ser su nuevo novio, pensó la mujer, y ​​qué tipo más guapo. Parece haber estado perdiendo un poco su cabello prematuramente. Pero a través de la neblina de la noche pudo ver su rostro y su tierna sonrisa.

Podía decir que el hombre estaba locamente enamorado de su hija. Nancy finalmente había encontrado a alguien, y además es un chico guapo.

“Un tipo atractivo, ¿verdad?”, Liliana preguntó de inmediato cuando la joven entró en la casa.

Lee más: Me desperté por la voz de mi esposo en el pasillo diciendo: "Shhh, ella está durmiendo" - Historia del día

Pero ella no respondió al ingenioso comentario de su madre. La mujer mayor luego giró sus ojos hacia su hija, pero cuando sus miradas se encontraron Nancy simplemente se sonrojó y se alejó.

Publicidad

Entonces seguramente debe ser alguien especial. Nancy podría tener ya veintitantos años, pero cuando se trata de citas, todavía no tiene experiencia. Sin embargo, no puedo culparla, pensó la madre.

Joven tímida asomada en una puerta. | Foto: Shutterstock

Joven tímida asomada en una puerta. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Envió a su hija a una escuela católica bastante conservadora, la mejor de la ciudad, como solía decirles a sus amigos. Además, los chicos con los que salía antes también eran jóvenes e ingenuos.

Y el hecho de que su padre no estuviera presente mientras crecía… no le hacía ver extraño que admirara a los hombres mayores. Nancy amaba al muchacho. Nada se escapaba de los ojos de Liliana.

Al día siguiente, la mujer fue al supermercado local para hacer sus compras. Probablemente era una mala idea ir allí un sábado, pero no tenía muchas opciones. Su trabajo prácticamente ocupaba todo su tiempo durante los días de semana.

Publicidad

No era agradable, pero año tras año uno se acostumbrará. Cientos de personas llenaban el lugar, el aire estaba sofocante. Consigue rápido todas las cosas que necesitas y podrás salir de esta locura sofocante, pensó para sí misma.

Tal vez incluso podría ver la repetición de ‘The Notebook’ en la televisión si hacía las compras lo suficientemente rápido. Ella siempre se aseguraba de no perderse una sola película de Ryan Gosling en la televisión. En ese momento notó un rostro un tanto familiar.

Una persona caminando por el pasillo de un supermercado mientras hace sus compras. | Foto: Pexels

Una persona caminando por el pasillo de un supermercado mientras hace sus compras. | Foto: Pexels

Publicidad

Una familia estaba parada frente a ella: un hombre y su esposa con su hija junto al carrito de la compra. La niña aparentaba tener unos siete años. Incluso se parecía a su hija Nancy cuando era pequeña… qué adorable.

Dios, eso se sentía como si hubiera sido hace una vida.

Pero el hombre... ¿no era ese el hombre que estaba afuera de su casa el día anterior? ¿El hombre que había llevado a su hija a casa? ¿Qué estaba haciendo aquí? ¿Era esa su esposa?

Quizás estaba divorciado. Eso sucede a veces: la gente se casa, tiene un hijo, pero las cosas no salen bien entre ellos. Cada fin de semana simplemente se juntan por su retoño. Pase lo que pase, su hijo merece crecer con ambos padres.

Publicidad

Justo cuando la mujer estaba perdida en sus pensamientos, la madre del pequeño se acercó al hombre y le dio un beso.

Una pareja y su hija haciendo las compras en un supermercado. | Foto: Pexels

Una pareja y su hija haciendo las compras en un supermercado. | Foto: Pexels

Publicidad

Podía verlo en sus ojos, la mirada amorosa que brillaba por el rabillo de sus ojos... pero esa mirada amorosa solo fue correspondida con una sonrisa indiferente. Luego notó los anillos en sus dedos.

El sol ya se hundía en el horizonte cuando ella regresó a casa. El cielo era de un tono azul pálido, proyectando sombras a través de las cortinas de las ventanas. Ya era demasiado tarde para ‘The Notebook’.

Lee también: Esposo llega a casa temprano y escucha ruidos extraños en el dormitorio - Historia del día

Nancy se sentó en el sofá mirando su teléfono, su sudadera con capucha cubría su frente. “Cariño, ¿no se supone que debes encontrarte con alguien hoy?”, Liliana preguntó mientras desempacaba los comestibles.

Publicidad

“No mamá, está ocupado esta noche”, respondió la joven sin apartar la vista del teléfono.

La idea de hablar con su hija sobre lo que vio en el supermercado le daba temor, ¿estaba consciente de eso? ¿Sabía que el hombre estaba casado con otra mujer y que su esposa lo amaba mucho?

Las manos de una pareja de casados con sus anillos de boda. | Foto: Pexels

Las manos de una pareja de casados con sus anillos de boda. | Foto: Pexels

Publicidad

“¿Quién era ese tipo de ayer? ¿Alguien a quien conoces del trabajo?”, preguntó la mujer.

Nancy no respondió a eso. Pero después de un minuto de absoluto silencio, supo que tenía que responder. Sabía que su madre insistiría en algo si no respondía.

“Sí, trabaja en recursos humanos”, respondió finalmente. “Un tipo guapo, ¿no es así?”, preguntó la madre. Nancy se sonrojó.

“¿Cuántos años tiene?”.

“37. Cumplirá 38 el mes que viene”.

“¿Estaba casado? Es raro encontrar a un hombre tan guapo y aún no casado a su edad”.

Publicidad
Una mujer mayor preparando una taza de té. | Foto: Pexels

Una mujer mayor preparando una taza de té. | Foto: Pexels

Pero Nancy guardó silencio. Liliana la miró mientras se giraba hacia el sofá. La joven trataba de cubrir toda su cara con la manta. Era evidente que sabía sobre el matrimonio del hombre.

Publicidad

Pero, ¿por qué saldría con una persona casada? No era propio de ella. ¿Quizás su hija aún no había aprendido la diferencia entre la lujuria y el romance? Después de todo, todavía era joven. Había mucho que aprender, mucho que experimentar.

“Él es diferente. Puedo hablar con él”, respondió finalmente la joven. Liliana luego caminó hacia el sofá y se sentó en la esquina, colocando su mano sobre la pierna de su hija. “Está bien, cariño, todos nos enamoramos a veces”, respondió la madre en voz baja.

“Sé que está mal mamá, pero no pude evitarlo... todo sucedió muy rápido, muy naturalmente”, dijo la joven.

“La sensación de que finalmente puedes compartir tu vida con alguien, solo de poder hablar de cualquier cosa, sin importar cuán mundano sea…”, Nancy agregó dócilmente mientras su voz se apagaba y sus manos apretaban la manta.

Publicidad
Una joven recostada en un sofá. | Foto: Pexels

Una joven recostada en un sofá. | Foto: Pexels

“Shh ... cariño, está bien”, respondió Liliana mientras intentaba consolar a su hija. “Todos cometemos errores y, a veces, no estamos seguros de estar tomando las decisiones correctas. Nos pasa a todos”, agregó la madre.

Publicidad

Mientras tanto, se hizo de noche. Los faros del exterior proyectaban sombras que cambiaban y parpadeaban a medida que pasaban los coches.

Después de un breve momento de silencio, Liliana continuó: “Ya estás mayor, no voy a decirte lo que está bien o mal. Tampoco creo que pueda. Solo quiero que lo pienses antes de tomar decisiones apresuradas”.

“Nunca te dije esto, pero tu padre se escapó con otra mujer hace años”, agregó Liliana, y Nancy ahora podía escuchar la resignación en la voz de su madre.

“Era una mujer de Argentina, y como tú y ese chico guapo, había una fuerte conexión entre ellos”, continuó Liliana. “No había mucho que yo pudiera hacer al respecto, a veces solo tienes que aceptar la vida tal como es”.

Publicidad
Una mujer mayor mirando pensativa hacia un lado. | Foto: Pexels

Una mujer mayor mirando pensativa hacia un lado. | Foto: Pexels

“¿Pero pensé que papá iba allí por trabajo?”, Nancy agregó.

“Bueno, lo hacía. Así empezó todo. Pero decidimos mantener todo en secreto. No queríamos hacerte daño”, respondió la mujer mayor. “Y, de todos modos, como católico era casi imposible divorciarse de alguien”, agregó en broma.

Publicidad

“Es por eso que papá solo regresa una vez cada pocos años...”, respondió Nancy.

“Pero sabías que Ramón está casado, ¿no?”, preguntó la joven, cayendo en cuenta que su mamá ya sabía. Tenía que admitir que su progenitora era excelente para hacer preguntas de las que ya conocía las respuestas.

“Los vi en el supermercado hoy”, respondió Liliana, “¿Y qué hombre adulto de unos 30 años conduciría un Toyota Prius, a menos que esté casado?”.

Una madre conversando con su hija sentadas en un sofá. | Foto: Shutterstock

Una madre conversando con su hija sentadas en un sofá. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Ambas compartieron una buena risa. “Pero también vi a su hija y pensé en ti”, continuó la mujer. “Pensé que sería una lástima que creciera sin su padre cerca”.

Nancy luego se quedó inquietantemente callada. “Escucha, cariño, nunca hay ‘el indicado’ cuando se trata de relaciones. La gente viene y va. Puede que nos enamoremos de alguien, pero también hay otros que están esperando a que los encontremos”, dijo Liliana.

“A veces, todo puede sentirse muy bien, pero simplemente no está destinado a ser así, y necesitamos saber cuándo seguir adelante”.

“Es como irse de viaje: puede que encuentres un buen compañero y es posible que viajen juntos por un tiempo. Pero tal vez después te des cuenta de que tienen que estar en otro lugar y que es hora de decir adiós”. Agregó la madre. “Eso es lo que solía decirme tu abuela”.

Publicidad

Nancy se quedó quieta en el sofá durante algún tiempo y, después de unos minutos de silencio, se sentó y apoyó la cabeza en el hombro de su madre.

Una madre conversando con su hija sentadas en un sofá. | Foto: Shutterstock

Una madre conversando con su hija sentadas en un sofá. | Foto: Shutterstock

Publicidad

“Te amaré independientemente de lo que elijas”, continuó Liliana. “Eres todo lo que me queda, cariño”. Las dos se acurrucaron mientras la luna se elevaba detrás de las colinas.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

No hagas a los demás lo que no te gustaría que te hicieran a ti. Antes de tomar una decisión, piensa en el resultado y cómo afectaría a los demás, y cómo te sentirías si estuvieras en su lugar. Hay que comprender las consecuencias de nuestras propias acciones.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría inspirar a las personas a compartir sus propias historias o ayudar a otra persona.

Publicidad

Lee más: Hombre abandona a su novia embarazada en el día de su boda porque el karma hace su trabajo - Historia del día

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Puedes dejar tu mensaje en la sección de comentarios y suscribirte a AmoMama para leer las mejores historias sobre el espectáculo y el mundo en un solo lugar.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Abogado rico se burla de mujer pobre que limpia en restaurante: ve de cerca su rostro y nota que es idéntica a él - Historia del día

24 de mayo de 2022

Joven huérfano roba sobre lleno de dinero a un anciano y encuentra una nota adentro - Historia del día

27 de febrero de 2022

Mujer huérfana cree que los padres de su novio están muertos hasta que los conoce accidentalmente - Historia del día

11 de marzo de 2022

Mamá que trabaja en supermercado oye que su hija se avergüenza de invitarla a su lujosa boda - Historia del día

08 de mayo de 2022