Viral

18 de octubre de 2021

Padre no puede evitar llorar al escuchar los latidos del corazón de su hija muerta en el pecho de otra persona

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

Bill Conner perdió a su hija en la flor de la juventud. Escuchar el corazón de su hija latir en el pecho de otra persona fue un momento muy emotivo para este padre.

Cuando Bill Conner perdió a su hija Abbey, en 2017, la joven tenía apenas 20 años. Ella y su hermano Austin estaban de vacaciones en Cancún, cuando ambos fueron descubiertos inconscientes en la piscina del hotel.

Bill Conner conoce a Loumonth Jack. | Foto: Youtube.com/donatelifelouisiana

Publicidad

Austin pudo ser rescatado y salvado, pero no así su hermana. Pese a ser llevada al hospital, Abbey había sufrido daño cerebral irreversible, que eventualmente llevaría a su muerte.

Sin embargo, sí pudo salvar la vida de otra persona. Cuando tenía solo 16 años, Abbey había decidido registrarse como donante de órganos, llegado el caso de un evento desafortunado como este. Por ende, fue puesta en soporte vital para conservar sus órganos para salvar otras vidas.

Loumonth Jack Jr., un joven de 21 años de Louisiana, había sufrido un fallo cardíaco grave, y necesitaba un trasplante para vivir. La donación de Abbey fue un milagro para él.

Publicidad

Meses después del fallecimiento de su hija, Bill quiso honrar a su hija viajando 2.600 kilómetros en bicicleta para visitar el hospital en el que ella había donado sus órganos.

También acordó conocer durante el Día del Padre a Jack, el receptor del corazón de su hija. Tan pronto como se conocieron, Jack y Bill se fundieron en un abrazo.

"Sé que él está vivo por Abbey, que Abbey vive dentro de él. Es su corazón el que lo mantiene en pie. Me puse feliz por él y su familia, y pude reunirme con mi hija", dijo.

Tras un largo abrazo, Jack le dio a Bill un estetoscopio para que pudiera escuchar latir el corazón de su hija. Tan pronto como lo oyó, se echó a llorar.

Publicidad

"Ella me salvó, y yo no puedo retribuírselo. Desearía poder, pero no puedo. Solo puedo enviarle todo mi amor a su familia", dice Jack.

Además de a Jack, los órganos de Abbey salvaron a otras cuatro personas de entre 20 y 60 años. Otros órganos no vitales pero muy necesarios, como sus ojos y otros tejidos, también fueron donados.

Publicidad

Bill también inició una campaña solidaria de recaudación de fondos para difundir la importancia de la donación de órganos. Los fondos fueron a una organización dedicada a esta causa.

¿Conoces a alguien que haya salvado su vida gracias a una donación de órganos? ¿Has recibido un trasplante alguna vez? Comparte tu historia con la comunidad de AmoMama en la sección de comentarios.

Publicidad

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.