logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Guardia echa a indigente que duerme en un banco en el frío, luego empleador rico se les acerca - Historia del día

Vanessa Guzmán
18 nov 2021
01:00
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Un guardia echó a un vagabundo que dormía en un banco en el frío frente a la oficina de su empleador. Pero cuando su empleador salió del edificio en ese momento, el hombre se quedó paralizado y aturdido, vislumbrando el rostro familiar del mendigo.

Publicidad

Después de que Aarón Suárez se escapó del orfanato, no pudo conseguir trabajo. Así que el joven terminó en las calles y vagaba por toda la ciudad buscando dinero para alimentarse y un refugio de donde no lo echaran.

Ciertamente, no era así como Aarón había imaginado que sería su vida adulta, pero el dinero que recolectaba al final de cada día era suficiente para mantener su estómago lleno, y no esperaba nada más.

Hombre durmiendo en un banco. | Foto: Shutterstock

Hombre durmiendo en un banco. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Una mañana, estaba sentado en la acera junto a un edificio de oficinas. Varias personas caminaban por la calle, y entraban y salían del edificio, por lo que recibió algunos centavos.

Sin embargo, eso ciertamente no fue suficiente para él. Solo tenía unos centavos en el bolsillo, y si no planeaba dormir con hambre, necesitaría un poco más.

Mientras estaba sentado allí, esperando recolectar más dinero, notó que un hombre mayor con un esmoquin se le acercaba. No le ofreció dinero, sino que se sentó frente a él y cortésmente preguntó: "¿Por qué estás sentado aquí? ¿No te hace sentir un poco incómodo?".

Aarón miró a su alrededor. Estaba perplejo. Intentaba descifrar si la pregunta estaba dirigida a él. No estaba acostumbrado a que le hablaran extraños. La gente generalmente pasaba junto a él con una mirada de lástima o, más a menudo, una mirada de rechazo y desdén en sus ojos.

Publicidad

Entonces, sin saber cómo responder a la pregunta del caballero, Aarón se quedó en silencio. Pero el hombre volvió a hablar: "Sabes que eres joven y que puedes hacerlo mucho mejor. ¡No desperdicies tu vida así!".

En este punto, Aarón habló. "No lo entiendo, señor. ¿Se está burlando de mí porque sabe lo indefenso que estoy?".

"¡Por supuesto que no, joven! Lo que digo es que todos deberían tener un objetivo en la vida. Sabes que el barco seguirá navegando sobre las olas, sin saber a dónde se dirige, hasta que se estrelle contra las rocas. Si no tienes un propósito en la vida, deambularás hasta que te destruyas a ti mismo".

Publicidad

Aarón analizó que esa filosofía no le ayudaría. Y pensó que debería pedirle dinero si no quería irse a la cama con hambre. “Seguirá charlando y perdiendo el tiempo si no lo detienes”. Aarón reflexionó. Pero en ese momento, vio al extraño metiéndose la mano en el bolsillo para sacar algo apresuradamente.

Lee también: Hombre sin hogar gasta el dinero que le queda en pastel para niños perdidos, luego encuentra a su madre - Historia del día

El rostro de Aarón se iluminó cuando asumió que el hombre iba a repartir algo de dinero, pero cuando el hombre de repente se tocó de su pecho y su rostro se puso pálido, sintió que algo no estaba bien. "¿Qué pasa? ¿Necesitas algo?", preguntó el indigente preocupado.

Publicidad
Hombre sin techo. | Foto: Shutterstock

Hombre sin techo. | Foto: Shutterstock

"Agu... Agua...", alcanzó a decir suavemente el hombre.

Aarón no pudo entender una palabra. "Señor, ¿podría repetir eso? Lo siento, pero no escuché nada".

Publicidad

"Agua... ¡Tráeme un poco de agua!", dijo el hombre, sacando pastillas del bolsillo. Aarón corrió a la tienda más cercana y le entregó a la vendedora todo el dinero que había recolectado. "¡Por favor, dame una botella de agua!"

La joven lo miró con incredulidad y le entregó una botella. Aarón agarró la botella de agua y corrió hacia el hombre sentado en el banco. El hombre tomó una tableta de inmediato, pero su estado no mejoró. Le faltaba el aliento y pronto se derrumbó en el suelo.

"Por favor, marque el 911 para pedir una ambulancia. ¡Un hombre se ha desmayado aquí!", gritó Aarón a un transeúnte, pero sus súplicas fueron ignoradas. Como resultado, corrió a una tienda cercana y le pidió a la vendedora que llamara a una ambulancia para el anciano.

Publicidad

Después de que llegó la ambulancia y el anciano fue llevado sano y salvo al hospital, Aarón regresó a su lugar con la esperanza de que se recuperara pronto.

Pasaron tres meses. Era invierno y tolerar el frío había sido muy difícil para Aarón. Toda la ciudad estaba cubierta de nieve y le costaba encontrar un lugar cálido para descansar.

La salud de Aarón ya había comenzado a deteriorarse debido al frío y podía sentir que estaba perdiendo la capacidad de caminar. Apenas llegó al banco al lado del gran edificio de oficinas se derrumbó allí.

Pronto, el guardia del edificio se le acercó e intentó ahuyentarlo.

Publicidad

"No... por favor", murmuró Aarón. Su voz iba gradualmente debilitándose y perdiendo su firmeza.

Hombre sentado en la calle bajo la noche. | Foto: Unsplash

Hombre sentado en la calle bajo la noche. | Foto: Unsplash

"¡Mira! ¡Es un área de oficinas y no puedes dormir aquí! ¡Muévete rápido!", ordenó el guardia, absolutamente insensible a las súplicas del vagabundo.

Publicidad

Pero Aarón no respondió en absoluto. Todo lo que veía estaba borroso y poco a poco se desvaneció. Cayó en un sueño profundo antes de que pudiera pronunciar una palabra.

El guardia trató de sacarlo del banco, pero su empleador salió del edificio de oficinas en ese momento. Una mirada a Aarón y el millonario se quedó paralizado. "Mételo en mi auto", le ordenó al guardia.

El guardia estaba un poco atónito, pero hizo lo que le ordenaron. Cargó al joven hasta el carro, luego el empresario entró y se fue.

Al llegar a su casa, el millonario que se llamaba Clemente Bernal, ordenó que llevaran a Aarón a la habitación de invitados y pidió a los sirvientes que lo cuidaran adecuadamente.

Publicidad

Aarón nunca había dormido tan tranquilo en toda su vida. Cuando abrió los ojos, se sorprendió al encontrarse en una cama suave y cálida en una habitación grande y espaciosa.

De repente, escuchó una voz. "¡Estás despierto!". Se dio la vuelta y vio a una chica esperando en la puerta, sosteniendo un nuevo conjunto de ropa.

"¿Dónde estoy? ¿Cómo llegué aquí?", preguntó Aarón algo perplejo.

Casa blanca. | Foto: Shutterstock

Casa blanca. | Foto: Shutterstock

Publicidad

"Bueno, estás en la casa del Sr. Bernal. Él fue quien te trajo aquí", respondió la mujer, entregándole la ropa. "Por ahora, lávate y cámbiate. Un peluquero vendrá en una hora".

El joven no entendió lo que estaba pasando, pero obedeció. Al salir de su habitación, escuchó un susurro. Siguió la conmoción hasta una habitación donde vio a un anciano conversando con su esposa.

"¿Por qué lo trajiste aquí, Clemente?". La mujer estaba indignada.

"Me salvó la vida, Linda. ¿No recuerdas el día en que me llevaron de urgencia al hospital debido a un ataque de asma? Me compró una botella de agua con su dinero, mientras que otros simplemente me pasaron de largo".

Publicidad

"¡Entonces podrías haberle dado las gracias! ¿Por qué meterlo a la casa?".

En este punto, Aarón rápidamente se dio cuenta de quién era el anciano y entró en la habitación. "Pido disculpas por molestarlo. Estaba a punto de irme. Gracias por su ayuda, Sr. Bernal. Fue muy considerado de su parte".

"¡Oh, no, espera!", Clemente lo detuvo. "¡No podemos dejar que te vayas así! Me salvaste la vida, joven. ¿Cómo te llamas?"

"Aarón... Aarón Suárez", respondió tímidamente.

"Encantado de conocerte, Aarón. Esta es mi esposa, Linda. Quédate a almorzar con nosotros".

Publicidad
Plato con suculenta comida. | Foto: Pexels

Plato con suculenta comida. | Foto: Pexels

"Sí, por favor", agregó otra voz. Aarón pronto vio a una chica entrar en la habitación. "¡Soy Lisa!", ella se presentó. "Gracias por salvar a mi papá. Por favor, acepta este almuerzo como una forma de devolver tu generosidad".

Publicidad

Aarón sonrió mientras la miraba. Luego siguió a todos al comedor, donde le contó a Lisa sobre su encuentro con Clemente, incluyendo cómo vivía en la calle y cómo lo trataban.

El indigente se quedó en la casa del señor Bernal durante varias semanas. Muchos de los conocidos del millonario no entendieron su acción. Mientras tanto, entre Aarón y Lisa nació una conexión que después se convirtió en algo más.

Al poco tiempo Clemente contrató a Aarón para que trabajara para él, y rápidamente demostró ser digno del puesto. Finalmente, se casó con Lisa y la pareja dio la bienvenida a una hermosa niña.

Lee también: Anciana da refugio a pobre hombre sin hogar, sin saber que es un prisionero fugitivo - Historia del día

Publicidad

El señor Bernal estaba feliz y satisfecho, por lo que decidió transferir las riendas de su empresa a su hija y su marido.

Pasaron 20 años. Un día, un lujoso auto se estacionó frente al parque. De su interior salieron dos personas. Se sentaron suavemente en un banco y miraron a su alrededor durante un rato.

"Entonces, ¿cuál crees que es tu propósito en la vida, Clara?", Aarón le preguntó a su hija.

"No lo sé, papá", respondió la joven. "¿Por qué me haces una pregunta tan aburrida?".

Aarón le sonrió y le acarició la cabeza. "Siempre ten en cuenta, Clara, que el barco, sin saber hacia dónde se dirige, seguirá navegando sobre las olas hasta estrellarse contra las rocas”, expresó.

Publicidad

“Si no tienes un propósito en la vida, deambularás hasta que te hayas destruido a ti misma. Así que todo el mundo debería tener un significado y un propósito en la vida, ¿entendido?”, puntualizó Aarón.

"Umm, está bien, papá. Si tú lo dices", la pequeña asintió y le sonrió a su padre.

Dos personas entrelazando sus dedos. | Foto: Pexels

Dos personas entrelazando sus dedos. | Foto: Pexels

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

La bondad engendra bondad: Aarón salvó la vida de Clemente y él le devolvió la generosidad ayudándolo sin ningún interés.

Sea amable y ayuda a los demás: Aarón podría haber ignorado a Clemente y alejarse, pero no lo hizo. Gastó su último dólar, llamó a una ambulancia y le salvó la vida.

Si te gustó esta historia, compártela con tus amigos e invítalos a que se suscriban a AmoMama. En nuestra página encontrarás mucha más información de tu interés.

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Dueño de restaurante finge ser indigente tras ver a mesera llevándose las sobras - Historia del día

18 de abril de 2022

Cada día, mujer visita al anciano al que ayudó: una tarde ve una muchedumbre cerca de su puerta abierta - Historia del día

14 de mayo de 2022

Mujer rica se burla de empleado de limpieza que está enamorado de ella hasta que él la salva en la calle - Historia del día

23 de febrero de 2022

Hombre sin hogar salva a chica de un robo: ella ve su foto en el escritorio de su padre esa noche - Historia del día

24 de abril de 2022

Años después de ser echado por su hermana, indigente conoce a policía y descubre que es millonario - Historia del día

16 de marzo de 2022

Padre sigue a su hija de 12 años y descubre que todos los días visita una casa abandonada - Historia del día

22 de febrero de 2022

Señora comparte gasolina con hombre apurado por madre enferma: su amabilidad es recompensada cuando el banco la llama - Historia del día

04 de mayo de 2022

Bombero salva y adopta a niño huérfano que 40 años después halla foto de su madre en habitación de su padre - Historia del día

12 de marzo de 2022

Esposa de millonario nota que marido visita casa destartalada a diario: ve que hay una carriola cerca - Historia del día

19 de abril de 2022

Joven huérfano roba sobre lleno de dinero a un anciano y encuentra una nota adentro - Historia del día

27 de febrero de 2022

Joven viuda de un hombre rico descubre que él dejó herencia de $4,7 millones a desconocida de 81 años llamada Ana - Historia del día

13 de mayo de 2022

Dueño de tienda echa a un empleado por dar comida a gente sin techo: cambian roles meses después - Historia del día

21 de febrero de 2022

Días antes de boda, la hija de millonario se viste de indigente para poner a prueba a su prometido rico - Historia del día

15 de marzo de 2022

Alcalde se viste como indigente, va al hospital local y ve a pobre anciana llorando - Historia del día

07 de abril de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2022 AmoMama Media Limited