logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Señora sale a alimentar a sus gatos y encuentra a niño huérfano y flaco pidiendo comida - Historia del día

Georgimar Coronil
22 dic 2021
12:00
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Una mujer que ama a los gatos se sorprende cuando encuentra a un niño pequeño buscando sobras de comida en los platos de sus mascotas y su historia le rompe el corazón.

Publicidad

Camila Gómez era una mujer difícil y amargada. Se rumoreaba en el pueblo que había sufrido una decepción en el amor. Nunca sonreía ni tenía palabras amables para nadie. Su único punto débil eran los animales.

Camila amaba a los gatos, y no solo tenía ocho como mascotas, sino que también alimentaba a los callejeros del vecindario que llegaban a su patio trasero. Para los niños del pueblo, ella era la "Señora mala de los gatos", y nadie jamás imaginó que un ser vivo sin pelaje pudiera tocar su corazón.

Urna. | Foto: Pexels

Urna. | Foto: Pexels

Publicidad

Pero estaban equivocados: la persona que tocaría su corazón y la devolvería la alegría no vivía muy lejos de ella. Se llamaba Samuel Valdez y tenía 7 años.

Samuel perdió a toda su familia en un accidente de coche. No había nadie que lo acogiera, y su único tío vivo se negaba a ser su tutor. El pariente alegaba que viajaba constantemente y que no estaba dispuesto a asumir la responsabilidad.

La madre de su mejor amigo quería ayudarlo, pero no tenía la disponibilidad económica para mantener a dos niños. Así que finalmente, Samuel fue colocado en un orfanato.

Lee también: Nadie quería adoptar a la pobre niña por sus ojos inusuales - Historia del día

Publicidad

Como todos sabemos, las instituciones nunca pueden sustituir a una familia, aunque las personas que trabajaban allí hicieron todo lo posible. La mayoría de los niños que estaban en ese lugar nunca tuvo una familia cariñosa como la de Samuel.

Muchos de ellos habían estado entrando y saliendo de hogares de acogida toda su vida, y los que tenían familia, sus hogares eran disfuncionales. Entre esos niños, tristemente endurecidos por la vida a una edad tan temprana, Samuel era un inadaptado.

El chico echaba de menos a su familia y muchas noches lloraba hasta quedarse dormido abrazado a una almohada. El antes extrovertido y sociable Samuel era ahora tímido y retraído, y lo que es peor, empezó a desarrollar un tartamudeo.

Publicidad
Niño con las manos en el rostro. | Foto: Unsplash

Niño con las manos en el rostro. | Foto: Unsplash

Por supuesto, eso no ayudó en absoluto. Los niños pueden ser crueles. "¡Oh, tartamudo S-s-a-mmmmuel!", le decían. "¿Quieres un poco de quee-quee-sooo?".

Publicidad

Samuel se ponía muy rojo e intentaba no llorar, y normalmente llegaba un adulto y ponía fin a las burlas, pero cada día se sentía más infeliz. Su único refugio eran las tareas escolares, y le encantaba leer.

Un día empezó a leer un libro de un famoso autor infantil sobre un niño que se escapaba al circo y encontraba una familia de verdad... "¡Yo puedo hacerlo!", pensó Samuel. "¡Puedo escaparme al circo y quizá un domador de leones me adopte!".

Así que ese día, cuando todos los demás niños entraron a comer, Samuel preparó su mochila y se escapó. Empezó a caminar y caminar, y para cuando el sol empezó a ponerse, estaba muy hambriento y muy cansado.

Publicidad

Se sentó en la calle. "No creo que esto vaya a ser fácil", dijo. "Hace mucho frío y me está dando MUCHA hambre...". En ese momento, un gato absolutamente enorme (casi tan grande como un león) le dio un buen susto.

El gato empezó a frotar su enorme cabeza contra sus piernas y a ronronear muy fuerte. El animal parecía estar invitando a Samuel a seguirle, así que el niño lo hizo.

Gato. | Foto: Pixabay

Gato. | Foto: Pixabay

Publicidad

El felino condujo a Samuel a un bonito patio trasero plantado con todo tipo de flores, y justo al lado de la puerta había varios platos con comida, y al menos seis gatos estaban comiendo. Samuel sabía que era comida para gatos, ¡pero olía delicioso!

Su pequeña barriga rugía y se acercó al plato del gato grande. Estiró la mano para robar un poco de comida cuando la puerta trasera se abrió de repente. "¿Qué crees que estás haciendo?", dijo una mujer.

Samuel estaba tan asustado que se sentó y comenzó a llorar como un bebé, a pesar de que era un niño de 7 años. La voz pertenecía a una mujer de aspecto enojado que dijo: "Ustedes siempre se burlan de mis gatos, ¡pues no lo voy a permitir! Te voy a denunciar con tus padres ahora mismo".

Publicidad

Lee también: Mujer castiga a su hija adoptiva y la separa de su hermano, pero él lo usa en su contra - Historia del día

Su comentario hizo que Samuel llorara aún más. Deseó que la mujer lo llevara con sus padres. "Están muertos..." dijo. "¡Y yo tengo frío y estoy cansado y hambriento y nadie me quiere!".

Camila se sorprendió. Estaba acostumbrada a que los chicos fueran groseros y descarados con ella, y que alguien llorara y dijera la verdad era algo completamente nuevo.

Dijo con una voz más suave: "¿Tienes hambre? ¿Es eso lo que estabas haciendo? ¿Tratando de comer algo de la comida de los gatos?".

Publicidad
Gatos comiendo. | Foto: Unsplash

Gatos comiendo. | Foto: Unsplash

Samuel estaba tan avergonzado que se limitó a asentir y a llorar aún más. "Sí... por favor, tengo tanta hambre que comería cualquier cosa...".

Publicidad

"Bueno, entra y toma una buena sopa caliente". Rodeó a Samuel con sus brazos y lo llevó adentro. Lo envolvió en una manta y le dio sopa caliente y tostadas con mantequilla.

Poco a poco, Camila consiguió que Samuel le contara toda la historia sobre la muerte de sus padres y que se sentía fatal en el orfanato. Quería huir y ser adoptado por un domador de leones.

Lee también: Alojé a una joven sin techo con amnesia que me cambió la vida para siempre - Historia del día

"¿Un domador de leones, dices? Eres un chico inteligente. Siempre quise ser domadora de leones, pero acabé siendo contadora". Dijo Camila. "Pero..." Metió la mano bajo la mesa y tomó el enorme gato que se había hecho amigo de Samuel. "¡Este es Leo!".

Publicidad

En poco tiempo, la solitaria mujer y el pequeño se hicieron grandes amigos. Por desgracia, Samuel tuvo que volver al orfanato. Camila tomó sus manos entre las suyas y lo miró a los ojos. "Samuel", le dijo. "No soy una mujer que haga promesas que no pueda cumplir, y te prometo que tendrás un hogar".

Camila llevó a Samuel de vuelta al orfanato y habló con el director. Se inscribió en un programa para ser madre de acogida y, un año después, Samuel se fue a vivir con ella.

Madre e hijo. | Foto: Unsplash

Madre e hijo. | Foto: Unsplash

Publicidad

Camila seguía siendo la “Señora mala de los gatos”, pero su vida se había transformado. Ahora era madre y tenía que ir a las reuniones del colegio, a los entrenamientos de fútbol y hablar con otras mamás. Pronto Camila descubrió que la mayoría de la gente era bastante agradable.

En cuanto a Samuel, adoraba a Camila, y el día en que firmaron los papeles de adopción fue el momento más feliz de su vida.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Las cosas más extraordinarias suceden si abres tu corazón: Camila se había aislado de la gente, pero cuando le dio una oportunidad a Samuel, volvió a encontrar la felicidad.

Publicidad

El amor y el compañerismo es lo que hace a una familia: Camila y Samuel encontraron en el otro la familia que habían perdido.

Comparte esta historia con tus amigos. Puede que les alegre el día y les inspire.

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Años después de ser echado por su hermana, indigente conoce a policía y descubre que es millonario - Historia del día

16 de marzo de 2022

Hombre da la bienvenida al nuevo vecino y se desconcierta al ver una vieja foto de su madre en su casa - Historia del día

15 de mayo de 2022

En el funeral de su padre, hijo ve a un hombre idéntico a su papá mirando desde lejos - Historia del día

27 de marzo de 2022

Millonario se burla de veterano que vende juguetes en la calle hasta que ve el colgante de su hermano en su cuello - Historia del día

15 de mayo de 2022