logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Señora encuentra una carta escrita por su mejor amiga 46 años atrás y su esposo le prohíbe leerla - Historia del día

Mayra Pérez
31 ene 2022
00:30
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Una anciana se topa con una carta escrita por su mejor amiga 46 años atrás, pero se sorprende cuando su esposo intenta evitar que la lea.

Publicidad

Cristina Martin vivía junto a su esposo Alex en una hermosa casa que compraron después de retirarse de sus carreras. Su vida era un sueño; ella todavía tenía mucho que hacer y le encantaba mantenerse activa.

Su esposo, a diferencia de ella, prefería holgazanear en la casa, específicamente en su cueva de hombres donde hacía todo tipo de cosas.

Un sobre con una dedicatoria. | Foto: Shutterstock

Un sobre con una dedicatoria. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Se amaban mucho y estaban bastante felices con sus vidas. Llevaban casados ​​45 años, aunque sus primeros tiempos juntos no fueron para nada fáciles.

Muchos de los amigos que los conocían desde jóvenes solían decir que fueron las pruebas por las que pasaron juntos lo que los unieron aún más. La pareja debió soportar muchas cosas.

Sus padres estaban en contra de que se casaran por razones que Cristina y Alex no comprendían. Cuando cumplieron 18 años, se escaparon juntos de sus hogares y viajaron a otra ciudad donde se casaron y comenzaron a ganarse la vida.

Su matrimonio fue una pequeña celebración, pero se amaban genuinamente y era bastante evidente. Trabajaron duro para salir adelante, y aunque las cosas fueron difíciles para ellos, pusieron todo de su parte y se apoyaron mutuamente.

Publicidad

Trabajaron codo con codo, y rápidamente se hicieron un nombre. Se retiraron décadas más tarde cuando decidieron que habían ganado lo suficiente. No tuvieron hijos porque Cristina no podía, pero Alex estaba bien con eso. Solo quería estar con ella.

Todos los que los conocían deseaban tener una relación como la de ellos, y con razón. Pero, a pesar de todo eso, su paz se vio sacudida un día por un evento que casi lo arruinó todo.

Ese fatídico día, Cristina había decidido limpiar su ático. Mientras estaba totalmente abstraída en su tarea, se topó con un viejo bolso andrajoso.

“Esto no es mío”, pensó, examinándolo. “¿Podría ser de Alex? Debe ser”, concluyó. “Nunca tuve este tipo de bolso”.

Publicidad
Una pareja se abraza con cariño. | Foto: Pexels

Una pareja se abraza con cariño. | Foto: Pexels

Estaba a punto de dejarlo a un lado cuando vislumbró una etiqueta adherida. Estaba un poco descolorida, pero Cristina pudo distinguir el nombre de la que había sido su mejor amiga: Julia Hurtado.

Publicidad

Cristina suspendió su limpieza y fue a ver a su esposo con el viejo bolso.

“¡Mira, Alex!”, gritó Cristina. “¡Es el bolso de Julia!”.

“¿Qué?”, preguntó Alex, que estaba quedándose dormido en el comedor.

“¿Te acuerdas de Julia?”, preguntó Cristina, “¿mi mejor amiga de la secundaria? El último día antes de irnos, cuando estaba en casa con mi familia, me vino a ver y se olvidó esto”.

“Ah, está bien”, dijo Alex, que pareció despertarse de golpe.

Miró con cariño el bolso y luego abrió la cremallera para ver si había algo dentro. Estaba vacío a excepción de una hoja de papel doblada en dos.

Publicidad

“Creo que es una carta de Julia”, comentó Cristina. “Dice: A mi hermana del alma. Ese es un apodo que me puso cuando prometimos cuidarnos”.

Una pareja contrae matrimonio. | Foto: Shutterstock

Una pareja contrae matrimonio. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Cuando oyó eso, Alex inmediatamente se puso de pie y trató de quitarle el papel. Ella fue más rápida, y le preguntó qué lo alteraba tanto.

“Solo quiero saber qué dice”, se excusó él, pero se notaba que estaba nervioso.

“Bueno, yo también, así que sé paciente y espera que lo lea”.

Entonces ella miró lo que había escrito en el sobre: “Asegúrate de leer esto, Cristina. Tienes que saberlo, es sobre Alex”.

Alex miró con desconfianza la carta después de que ella leyera eso, pero permaneció en silencio. Con manos temblorosas y un repentino nudo en la garganta, Cristina continuó leyendo la carta, esta vez en silencio.

Publicidad

“Hola Cristina, no me atrevía a decirte esto en persona, así que lo escribiré aquí. Alex te está engañando. Lo vi en un bar con otra chica. Lo vi abrazarla y besarla antes de que se fueran juntos”.

“Lo alcancé más tarde y le dije que te contaría todo, pero él comenzó a amenazarme. Te pido muy encarecidamente que no le digas que te dije esto y que no te vayas con él. Debes dejarlo lo antes posible”.

“¿Qué es esto Alex?”, preguntó Cristina, con la voz y las manos temblando.

Fachada de una casa de dos pisos. | Foto: Shutterstock

Fachada de una casa de dos pisos. | Foto: Shutterstock

Publicidad

“¿Qué dice?”, preguntó, algo tenso.

“¿Tú me engañaste?”, preguntó Cristina, y sus ojos se llenaron rápidamente de lágrimas.

“Nunca lo hice”, dijo Alex, pero Cristina ya no escuchaba.

Ella simplemente agarró una chaqueta y salió de la casa.

“Cariño, te prometo que nunca hice eso, ¿a dónde vas?”, le preguntó, siguiéndola.

“Voy a dar un paseo y no, no estás invitado”, respondió ella mientras cerraba la puerta principal, dejándolo con la carta que encontró.

Publicidad

“Así que esta fue tu última apuesta”, murmuró. Después de leer la carta, Alex buscó a su esposa, pero no tuvo suerte. Finalmente, después de varias horas, llamó a la policía.

“Solo puede presentar un informe de persona desaparecida después de 48 horas, señor”, le explicaron.

Una mujer mayor mira hacia el frente con nostalgia. | Foto: Pexels

Una mujer mayor mira hacia el frente con nostalgia. | Foto: Pexels

Publicidad

Cristina regresó a casa unas horas más tarde, pero era evidente que algo había cambiado en ella.

“¡Nunca más te acerques a mí!”, le dijo, pero él estaba preparado para eso. Sacó varias cartas escritas con la letra de Julia pero dirigidas a él.

Lee también: Chofer de bus ve un bolso abandonado debajo del asiento y halla a un niño dentro - Historia del día

Una decía: “Nunca estarás con ella, solamente estarás conmigo y no me detendré hasta que lo haya logrado. Si es necesario, me desharé de ella, pero no dejaré que estén juntos”.

Ella no estaba dispuesta a creer que su mejor amiga pudiera haber escrito eso, por lo que abrió otra carta.

Publicidad

“Cristina no te merece”, decía. “Todo lo que hace es sentarse allí y verse bonita mientras tú corres por ella. Yo correría por ti y te adoraría. Estoy esperando en la tienda de regalos, por favor ven a buscarme”.

Con manos temblorosas, abrió la tercera.

“Si no la dejas, voy a hacer que Cristina te deje y eso no será difícil. Iniciaré rumores sobre nosotros dos y lo bien que lo pasamos en los clubes. No tendrás más remedio que aceptar lo que hay entre nosotros”.

Un sobre sellado. | Foto: Pexels

Un sobre sellado. | Foto: Pexels

Publicidad

Por segunda vez ese día, Cristina se quedó atónita. No podía creer que su amiga hubiera estado dispuesta a hacerle eso. Abrazó a Alex y le pidió perdón por dudar de sus sinceros sentimientos y lealtad.

“¿Pero por qué no me lo dijiste? Y pensar que nunca sospeché de ella", dijo la mujer atónita.

“Solo quería que preservaras el recuerdo que tienes de ella”. Después de haber superado ese bache emocional, la pareja vivió felizmente el resto de sus vidas.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

No siempre conoces bien a tus amigos. Cristina no tenía idea de que Julia pudiera haber hecho lo que hizo, y si Alex no hubiera guardado alguna evidencia para descartar sus afirmaciones intrigantes, podría haber significado el final de su unión.

Publicidad

La comunicación es importante. Alex podría haber manejado mejor las cosas si le hubiera dicho a Cristina lo que estaba haciendo su amiga. Eso resalta la importancia de la verdadera comunicación para evitar malentendidos.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Te puede interesar: Hombre comparte víveres con anciano que pide limosna: lo reconoce de su infancia - Historia del día

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Mujer regresa a casa por primera vez en años y no encuentra a sus padres mayores allí - Historia del día

04 de abril de 2022

Padres viajan y dejan a hija adolescente bajo el cuidado de abuela: se porta mal y la anciana le toma fotos - Historia del día

19 de marzo de 2022

En la fiesta de cumpleaños de un niño, indigente aparece con un relicario como regalo y el chico lo reconoce - Historia del día

19 de mayo de 2022

Pobre anciano que compra víveres a diario deja de presentarse: dueña de tienda decide ir a chequearlo - Historia del día

28 de marzo de 2022