logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Chofer de bus escolar deja a niño en zona equivocada: él llama a mamá y le dice: "Estoy en un cuarto oscuro y sucio" - Historia del día

Mayra Pérez
09 feb 2022
10:50
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Cuando el padre de Kelvin no pudo recogerlo de la escuela, le pidió que tomara el autobús escolar. Sin embargo, las cosas dieron un giro inesperado cuando el conductor del autobús lo dejó en el lugar equivocado.

Publicidad

Kelvin no estaba acostumbrado a viajar en el autobús escolar, pero tuvo que tomarlo un día en que sus padres no pudieron buscarlo en el colegio. Su maestra le dio instrucciones precisas sobre qué hacer antes de abordarlo.

“El conductor del autobús va a decir el nombre de las paradas de autobús. Tienes que estar alerta y esperar a que nombre la tuya. ¿Entendiste?”, le dijo la Sra. Peraza antes de abordar el autobús.

Un niño pequeño sentado en una parada de autobús. | Foto: Shutterstock

Un niño pequeño sentado en una parada de autobús. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Kelvin confiaba en que podría lograrlo, ya que se veía a sí mismo como un niño independiente.

“Si, señora Peraza, lo entendí bien. Estaré alerta y cuando nombre la parada ‘Los jardines’, me bajaré”, dijo Kelvin, dándole un abrazo a su maestra antes de abordar el autobús.

“Buen chico”, dijo la docente, antes de que el conductor del autobús cerrara la puerta.

Kelvin sabía que su casa estaba un poco más lejos que la del resto de los niños, así que se distrajo leyendo un libro. Si bien sabía el nombre de su vecindario, no sabía cómo se veía la parada, ya que nunca antes había viajado en el autobús escolar.

Publicidad

Después de un par de paradas, el conductor del autobús de repente gritó “Los jardines”. Kelvin miró a su alrededor y se dio cuenta de que nadie más descendería con él. Dio las gracias al conductor, se bajó y se encontró solo en la parada del autobús.

“¿Papá? ¿Mamá?”, gritó Kelvin. No tenía celular, así que decidió sentarse, pensando que sus padres llegarían un poco tarde. Después de treinta minutos, ninguno de los dos había aparecido. Estaba oscureciendo y hacía frío.

Kelvin comenzó a sentirse asustado y decidió caminar por el vecindario con la esperanza de encontrar su casa. Lamentablemente, terminó perdido.

En ese momento, una figura oscura apareció frente a él. Empezó a llorar aún más, temeroso de que lo llevaran a algún lugar aterrador.

Publicidad
Un niño pequeño llora desconsolado. | Foto: Unsplash

Un niño pequeño llora desconsolado. | Foto: Unsplash

Mientras tanto, sus padres esperaban en la parada de autobús en el pueblo cercano. El chofer se dio cuenta de su error y admitió ante la preocupada pareja que su hijo se había bajado en una zona diferente.

Publicidad

Los padres de Kelvin fueron inmediatamente a donde se había bajado su hijo. Desafortunadamente, el niño ya no estaba en esa parada; un recorrido por los alrededores tampoco fue exitoso.

De repente, recibieron una llamada de un número desconocido. “¿Mamá?”, dijo Kelvin.

“¿Corazón, dónde estás? Papá y yo te hemos estado buscando”, dijo Marissa con voz temblorosa.

“Estoy con Francisco. Estoy en una habitación oscura y sucia, pero…”. Entonces se cortó la conexión.

Pensando que alguien había secuestrado a su hijo, decidieron llamar a la policía. Rastrearon la señal y fueron a la dirección desde donde se había realizado la llamada.

Publicidad

Los padres encontraron a Kelvin en el refugio de un vagabundo. Apenas llegaron, comenzaron a amenazar al hombre llamado Francisco. Pero cuando Tadeo hizo un gesto para golpear al hombre, Kelvin se puso de pie.

“Papá, mamá, ¿por qué se enojan con él? ¡Deberían darle las gracias! Si no fuera por él, estaría afuera congelándome de frío o, peor aún, alguien podría haberme llevado”, dijo.

Una mujer atiende una llamada telefónica. | Foto: Pexels

Una mujer atiende una llamada telefónica. | Foto: Pexels

Publicidad

“Usando su escaso dinero, me compró un sándwich. Incluso me dio su manta. Cuando se enteró de que me sabía el número de su celular, intentó comunicarse con ustedes, pero la señal en este lugar es demasiado inestable”.

Lee también: Mujer visita la tumba de su esposo y encuentra a un niño que llora allí - Historia del día

Al darse cuenta de que habían juzgado todo con prisa, Marissa y Tadeo se disculparon. Con humildad, Francisco les dijo que todo estaba bien.

Marissa se sintió mal por haber juzgado mal a Francisco debido a su apariencia. Se sentía tan culpable de haber perdido a su hijo que buscaba a quién culpar. Ella prometió hacer algo bueno por el buen samaritano, y eso es exactamente lo que hizo.

Publicidad

Esa noche, invitaron a Francisco a una comida deliciosa en un restaurante local. Él estaba encantado. “Gracias por esta deliciosa comida. Realmente no tenían que hacer nada por mí, me alegró haber podido ayudar a Kelvin”, sonrió.

“Algo podría haberle pasado a nuestro hijo si no hubieras estado allí para salvarlo. Esto es lo menos que podemos hacer”, dijo Tadeo mientras le servía otra taza de té a Francisco.

Marissa y Tadeo estaban tan agradecidos por lo que Francisco había hecho que no querían detenerse solo en invitarlo a cenar. Querían asegurarse de que tuviera una mejor calidad de vida.

Como Tadeo trabajaba para una gran empresa farmacéutica, le consiguió un trabajo en una de las sucursales. La pareja también se aseguró de que tuviera ropa abrigada y comida mientras se adaptaba a la vida como empleado.

Publicidad
Un indigente sostiene un carro de mercado. | Foto: Pexels

Un indigente sostiene un carro de mercado. | Foto: Pexels

La vida de Francisco cambió para mejor y pudo alquilar un apartamento pequeño para vivir cómodamente. También se destacó en su trabajo como guardia de seguridad y disfrutó poder interactuar con diversas personas.

Publicidad

Francisco nunca pensó que un simple acto de bondad cambiaría su vida para mejor. Tenía un trabajo estable, un hogar cómodo y un buen grupo de amigos, y todo porque decidió ayudar a Kelvin ese día.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Ser amable no cuesta nada y puede traer beneficios inesperados. Francisco simplemente quería ayudar a Kelvin el día que lo encontró perdido en la calle, pero nunca esperó que su familia le agradeciera cambiando su vida para mejor.

No juzgues un libro por su portada. Tadeo y Marissa creyeron que Francisco había querido lastimar a Kelvin solo porque era un vagabundo, cuando en realidad lo había protegido de otros peligros potenciales.

Publicidad

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Te puede interesar: Policía protege a indigente al que se suponía que detuviera y recibe de él una pequeña caja - Historia del día

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Chofer de bus echa a niña que no puede pagar el boleto: la vuelve a ver cuando llega a casa - Historia del día

30 de marzo de 2022

Militar regresa a casa y encuentra a su hija durmiendo en el piso mientras su esposa e hijastros no están - Historia del día

04 de mayo de 2022

Niño visita a diario a mendigo sin hogar con un perro: un día ve al perro triste y solo - Historia del día

24 de febrero de 2022

Novia echa a indigente de su boda hasta que él canta la canción que su difunto padre le cantaba - Historia del día

22 de mayo de 2022

Niño toma el bus escolar equivocado: llora buscando su casa y se tropieza con un hombre mayor

11 de febrero de 2022

Niño nota luces apagadas en la casa de anciana durante días: se acerca y oye "ayuda" - Historia del día

05 de marzo de 2022

Taxista nota a mujer solitaria en la niebla: "Ayuda, mi hija está en el bosque", gritó - Historia del día

15 de marzo de 2022

Señora no deja que nadie pase a su casa: un vecino entra después de su muerte - Historia del día

05 de abril de 2022

Niña se refugia en una cueva en un árbol y oye una voz que dice: "Esta es mi cueva" - Historia del día

12 de marzo de 2022

Hombre sin hogar salva a chica de un robo: ella ve su foto en el escritorio de su padre esa noche - Historia del día

24 de abril de 2022

Esposa se desconcierta cuando su marido corre al basurero y abraza a indigente sucio con lágrimas en los ojos - Historia del día

23 de mayo de 2022

Madre busca a su hijo cuando no llega el bus escolar: el chofer dice que no estaba en el autobús

14 de febrero de 2022

Bombero salva y adopta a niño huérfano que 40 años después halla foto de su madre en habitación de su padre - Historia del día

12 de marzo de 2022

Hijo humillado por su familia adoptiva encuentra cartas que le escondieron – Historia del día

29 de marzo de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2022 AmoMama Media Limited