logo
Getty Images
Fuente: Getty Images

Aretha Franklin dio a luz con 12 años: su hijo con necesidades especiales podría quedarse sin nada tras su muerte

Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Clarence Franklin es el hijo de Aretha Franklin con necesidades especiales que podría no recibir ninguna herencia de su madre.

Publicidad

Criar a un hijo nunca es fácil. Hacerlo siendo adolescente es aún más difícil. Pero tener un hijo a los 12 años es muy exigente, y la Reina del Soul, Aretha Franklin, lo sabía de primera mano.

Han pasado más de tres años desde que la cantante murió de cáncer, pero sus cuatro hijos siguen discutiendo sobre su patrimonio. A su hijo mayor, Clarence Franklin, le diagnosticaron una enfermedad mental y es posible que no obtenga nada.

[Derecha] Clarence Franklin abrazando a un asistente al funeral de Aretha Franklin, el 31 de agosto de 2018 en Detroit, Michigan; [izquierda] Aretha actuando en el escenario. | Foto: Getty Images

Publicidad

EL HIJO MAYOR DE LA CANTANTE

Aretha nació en marzo de 1942. Fue una de las artistas estadounidenses más respetadas y exitosas del mundo durante más de seis décadas, pero su vida se complicó desde muy joven.

En 1955, justo antes de cumplir 13 años, dio a luz a su primer hijo, Clarence. Aretha le puso el nombre a su primogénito en honor a su padre, un ministro exitoso llamado Clarence LaVaughn Franklin, que con frecuencia se hacía llamar C.L.

Lee más: Robert Redford vivió la dolorosa experiencia de perder un hijo años antes de la muerte de James

El embarazo no planeado de la cantante debe haber sido difícil de procesar, pero C.L. y el resto de su familia no le dio la espalda a la joven madre. En cambio, la apoyaron tanto como fue posible.

Publicidad

La hermana mayor de la Reina del Soul, Erma, admitió una vez que Aretha regresó a la escuela justo después del nacimiento de Clarence.

Clarence Franklin [centro] rodeado de asistentes al funeral de Aretha Franklin, el 31 de agosto de 2018 en Detroit, Michigan. | Foto: Getty Images

Publicidad

La también cantante agregó que sus padres no vieron el embarazo adolescente de su hermana como una razón para que dejara de perseguir sus sueños profesionales.

En cambio, demostraron que su hijo (y el resto de los hijos de los hermanos de Aretha) recibirían cuidado y amor.

“También se entendió que nuestro futuro como mujeres, nuestra educación y nuestra carrera, no se verían comprometidas debido a estos nacimientos prematuros”, explicó Erma.

C.L. siempre reconoció que sus hijos habían heredado su fuerza psicológica e hizo todo lo que pudo para fomentar su ambición. Nunca vio a sus hijas como amas de casa sino como estrellas.

Publicidad
Publicidad

EL PAPÁ DE SU PRIMOGÉNITO

Durante años, todos creyeron que el padre de Clarence era Donald Burke, un joven que Aretha conocía de sus años de escuela. La cantante y Burke solían pasar el rato en Arcadia, una pista de patinaje sobre ruedas que ella y sus hermanas visitaban con frecuencia.

Pero en 2019, la familia de Aretha descubrió tres testamentos escritos a mano que incluían la identidad del verdadero padre de su hijo: Edward Jordan Sr., el papá del segundo hijo de la estrella, Edward Jr.

La artista insinuó en sus testamentos que Edward Sr. era un padre ausente. Ella le pidió que nunca recibiera ni manejara el dinero o las propiedades de Clarence, porque nunca contribuyó a su bienestar.

Publicidad
Publicidad

SIGUIÓ LOS PASOS DE SU MADRE

El primogénito de la cantante siguió los pasos de su famosa madre y escribió algunas de las canciones que ella cantaba.

A él le diagnosticaron una enfermedad mental no revelada, residió en diferentes instalaciones de vida asistida y, según los reportes, su madre hizo “disposiciones especiales” para él.

Lee también: El nieto de Ron Howard parece un doble de su abuelo pero su madre lo mantiene alejado de los focos

En agosto de 2019, Clarence vivía en un hogar grupal en las afueras de Detroit, pero se desconoce su paradero y ocupación actuales.

Publicidad

Además de él, Aretha tuvo tres hijos más: Edward Jr., nacido en 1957 cuando la artista tenía 14 años; Ted Jr., nacido en 1964 durante su matrimonio con Ted White; y Kecalf, nacida en 1970 durante su relación con el manager Ken Cunningham.

Publicidad

Durante años, Clarence, Kecalf y Edward Jr. estuvieron muy unidos mientras crecían juntos en el área de Detroit.

Cuando el primogénito de la artista se mudó a las instalaciones de vida asistida, su relación comenzó a desmoronarse. Ted Jr. es un caso diferente, pues la familia de su padre lo crio.

TESTAMENTO DE ARETHA

Volviendo a los testamentos de la estrella, han sido bastante polémicos y han sido motivo de conflictos familiares. Aparte del hecho de que todos creían que no había dejado testamento, uno de los documentos escritos a mano fue encontrado debajo de los cojines del sofá.

Publicidad

Si la Reina del Soul no hubiera dejado un testamento, su patrimonio se habría dividido en partes iguales entre sus cuatro hijos. Ese fue el acuerdo inicial, y una de sus primas, Sabrina Owens, había sido nombrada albacea del patrimonio de Aretha.

Publicidad

Sin embargo, sus testamentos lo cambiaron todo. El último de los tres, escrito en 2014, no incluía a Clarence como beneficiario. En cambio, la artista instruyó al resto de sus hijos que controlaran el bienestar de su primogénito semanalmente y “supervisaran sus necesidades”.

Según Jon B. Munger, tutor de Clarence designado por el tribunal, los testamentos no se pueden autenticar. Munger agregó que contienen instrucciones contradictorias y que algunas partes son ilegibles.

Edward Jr. y Kecalf han mostrado su apoyo al testamento de 2014, mientras que Ted Jr. le pidió al juez que tomara una decisión considerando los tres documentos. También quería ser nombrado albacea junto con su prima.

Publicidad

Es importante señalar que Edward Jr. acusó a Owens de “egoísta” por supuestamente haber tomado posesión y conducir el sedán Mercedes-Benz 2016 de Aretha.

Publicidad

UN CUARTO TESTAMENTO

Si lidiar con tres testamentos fue un desafío para la familia, los abogados y los jueces, el cuarto, presentado en un tribunal de Michigan en marzo de 2021, hizo que todo fuera más complicado.

Los documentos incluían un testamento de ocho páginas y un fideicomiso de veintitrés páginas supuestamente escritos en 2018. Pero ambos están sellados como “borrador” y ninguno tiene la firma de Aretha.

Aun así, el abogado de Michigan, David P. Lucas (que no está involucrado en el caso), explicó que el tribunal podría aceptarlo como un testamento válido según la ley de Michigan. Este podría ser el caso incluso sin su firma.

Publicidad

Pero es necesario presentar ante el tribunal “pruebas claras y convincentes” de que Aretha quería que ese fuera su testamento.

La cantante supuestamente contrató al abogado de Detroit, Henry M. Grix, para que la ayudara a planificar su patrimonio. Estuvieron en conversaciones durante más de dos años, pero ella cayó “muy enferma” antes de que pudiera firmar los papeles.

Publicidad

En su último testamento, la artista solicitó que se estableciera un fideicomiso para Clarence y que la mayoría de sus bienes se dividieran entre el resto de sus hijos.

Lee más: El hijo de Andy Griffith causó la muerte de su hijo por nacer y falleció a los 38 años, en 1996, por su adicción: su padre no fue a su funeral

El juicio para determinar qué documento debe ser declarado testamento formal de Aretha se fijó para agosto de 2021, pero no se ha dado a conocer información al respecto. Solo el tiempo dirá si se cumplieron los últimos deseos de la Reina del Soul.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad