logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Hombre ve a niña en la ventana que lo saluda todos los días y decide revisar su casa - Historia del día

Vanessa Guzmán
15 feb 2022
23:40
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Un hombre se da cuenta de que una niña lo saluda desde la ventada de una misteriosa casa donde se supone que no vive nadie y decide averiguar.

Publicidad

Teodoro Jiménez tenía uno de los trabajos más necesarios, pero menos apreciados del mundo: era recogedor de basura. Todas las mañanas, mucho antes del amanecer, él y su compañero recorrían el pueblo y se llevaban los desechos que los habitantes dejaban la noche anterior.

Nadie los veía nunca, o al menos, nadie excepto una pequeña niña. Todas las mañanas, Teodoro se bajaba del camión de la basura frente a una casa en particular y siempre había una chiquilla en la ventana, golpeando el vidrio para llamar su atención.

Casa con muchas ventanas. | Foto: Shutterstock

Casa con muchas ventanas. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Tan pronto como Teodoro hacía conexión visual, la niña lo saludaba con entusiasmo y decía algo que él no podía entender. El trabajador le devolvía el saludo y le daba los buenos días, a lo que ella respondía con una gran sonrisa.

Esto sucedía todos los días. Y aunque la niña y su familia parecían vivir en la casa, sus contenedores de basura siempre estaban vacíos. Incluso, Teodoro notó que los periódicos se amontonaban en el porche delantero.

De hecho, con el paso de los días, la casa empezó a verse descuidada y abandonada. La única señal de vida era la niña que saludaba desde la ventana antes del amanecer.

Teodoro comenzó a preocuparse por la chiquilla, así que una tarde, luego de salir del trabajo, decidió dar una vuelta por el vecindario e investigar. Caminó hasta la puerta de la casa de la niña y tocó el timbre.

Publicidad

Teodoro tocó la puerta y esperó pacientemente, pero no hubo respuesta. Pensó que tal vez la niña estaba en la escuela y su mamá en el trabajo, pero en su interior, sabía que algo estaba pasando.

La casa de al lado era muy bonita, con un césped bien cuidado y rosas que florecían alrededor de su cerca. ¡No había malas hierbas ni periódicos en el porche!

Así que Teodoro se acercó a la puerta principal y tocó el timbre. Un rato después escuchó el sonido de pasos y una linda mujer le abrió. "¿Sí?", preguntó la dama. "¿Cómo puedo ayudarlo?".

Lee también: Policía saluda diariamente a niña en la ventana, y cuando un día ella no aparece pasa por su casa a controlar - Historia del día

Publicidad

Teodoro se puso repentinamente nervioso. Se quitó la gorra y dijo: "Buenas tardes, señora, lamento molestarla. Trabajo con la unidad de eliminación de basura que limpia en esta calle".

"Oh", dijo la mujer. "¡Haces un trabajo maravilloso! ¡Gracias!".

Teodoro sonrió. "Es muy agradable escucharla decir eso, señora, pero la razón por la que estoy aquí es un poco extraña..."

Camión para la recolección de basura. | Foto: Pexels

Camión para la recolección de basura. | Foto: Pexels

Publicidad

La mujer parecía intrigada y asintió con la cabeza para animarlo a hablar. Teodoro dijo: "Todas las mañanas cuando hago mis rondas antes del amanecer, hay una niña en la ventana de la casa de al lado. Es amigable y me saluda, pero tengo la sensación de que algo no está del todo bien”, relató.

El trabajador comentó que tocó el timbre de esa casa, pero nadie lo atendió. La mujer frunció el ceño. "¿Al lado? ¡No hay ninguna niña pequeña al lado! De hecho, ¡creo que la familia se mudó hace más de una semana!".

Teodoro negó con la cabeza. "¡Eso no puede ser! ¡Vi a la niña esta mañana!". Terminó la conversación con la dama y se alejó de la casa.

Publicidad

Pero no podía dejar de pensar en la niña. Por eso, cuando la vio saludando desde la ventana a la mañana siguiente, decidió actuar.

Llamó a la policía y les pidió que hicieran un chequeo en la residencia. Teodoro explicó que había visto a una niña en una dirección donde se suponía que nadie vivía.

Ese día, dos oficiales visitaron la casa, y al no tener respuesta, forzaron la puerta. Toda la casa estaba vacía y en silencio, luego escucharon un sonido en la cocina.

¡Había una niña escondida en la despensa, mirándolos con los ojos muy abiertos! Los agentes le explicaron que eran policías y que estaban allí para ayudarla. Sin embargo, la pequeña se negaba a que la sacaran de su escondite.

Publicidad

Entonces uno de los oficiales dijo: "¡Un hombre que pasa todas las mañanas en el camión de la basura nos dijo que estabas aquí!". Cuando escuchó eso, la niña sonrió y agitó la mano con timidez. Movió los labios, modulando la frase: “¡Buenos días!”, pero no salió ningún sonido.

Niña posando en una ventana. | Foto: Unsplash

Niña posando en una ventana. | Foto: Unsplash

Publicidad

¡Los oficiales se dieron cuenta de que la niña era muda! También observaron que no había alimentos en la casa, excepto un paquete de galletas rancias. Supieron que la chiquilla había sido abandonada.

Inmediatamente, llamaron a Servicios Infantiles, y uno de los oficiales llamó a Teodoro para informarle que habían encontrado a la niña y que ahora estaba a salvo. Una rápida investigación reveló que el padre de la pequeña había fallecido unos meses antes.

La menor estaba bajo el cuidado de su madrastra. Pero la despiadada mujer hizo sus maletas y dejó atrás a la niña. La policía emitió una orden de arresto contra la ciudadana por abandono y por poner en peligro a una niña.

Publicidad

Esa noche, Teodoro le contó a su esposa todo sobre la niña. Su nombre era Mia y tenía seis años. Su pareja lo miró y dijo: "Teodoro, nuestros hijos crecieron y se fueron, pero yo siempre quise una hija".

Lee también: Papá adoptó a la "niña en la ventana" y cambió su vida, a pesar de que le advirtieron que la dejara

El matrimonio solicitó ser los padres adoptivos de Mia y dos años más tarde la adoptaron legalmente. ¡Esta narración demuestra que nunca sabes dónde vas a encontrar a tu familia!

Padre e hija. | Foto: Unsplash

Padre e hija. | Foto: Unsplash

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Necesitamos estar alerta a las señales de que los más vulnerables pueden necesitar tu ayuda: Teodoro sintió que algo andaba mal y tomó medidas. Mia se habría muerto de hambre encerrada en esa casa vacía, de no haber sido por sus sospechas.

Las familias se basan en el amor, no en la biología: La madrastra de Mia la abandonó, pero encontró una familia nueva y amorosa con Teodoro y su esposa.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Papá lleva a sus hijos al árbol donde solía jugar con su padre: halla una carta suya allí - Historia del día

01 de mayo de 2022

Millonario saca a hijas del testamento y deja su herencia a trillizas sin hogar - Historia del día

27 de marzo de 2022

Hijos se niegan a visitar a su madre y ella deja su herencia al niño vecino - Historia del día

02 de marzo de 2022

Cada día, viuda ve a joven solitario limpiando la basura afuera de su casa - Historia del día

23 de abril de 2022