logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Hijo se burla de pobre madre a diario: halla una nota después de que paramédicos se la llevan - Historia del día

Mayra Pérez
16 feb 2022
16:20
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Un niño se burla constantemente de su madre por ser pobre y no brindarle un estilo de vida rico como sus amigos, pero se da cuenta de lo equivocado que está cuando el karma lo alcanza.

Publicidad

“¡Mamá, mamá!”, llamó Justin eufórico cuando llegó de la escuela. “¿Podemos ir de compras este fin de semana? ¡Necesito comprar zapatos nuevos! Vi unos tenis Nike supergeniales, ¡y realmente quiero tenerlos!”.

“No sé, cariño”, vaciló su madre, Laura. “¿Podemos posponerlo para el próximo mes? Necesito pagar las facturas mensuales, y como sabes que estuve de licencia por unos días este mes, me temo que no puedo complacerte esta vez”.

Una nota en la mesa de noche de una habitación. | Foto: Shutterstock

Una nota en la mesa de noche de una habitación. | Foto: Shutterstock

Publicidad

“¡Pero mama!”, protestó Justin frunciendo el ceño. “Tenemos una caminata escolar la próxima semana, y todos mis amigos van a ir. No te habría pedido zapatos nuevos, pero los que tengo son bastante viejos y las suelas han comenzado a desgastarse. Por favor, mamá, por favor… ¡Vamos!”.

“Lo siento, Justin”, dijo Laura. “Me temo que no podré comprar los zapatos. ¿Puedes renunciar a la caminata esta vez? Te prometo que cuando reciba mi próximo cheque de pago, compraremos tus zapatos de primero”.

“¿Qué? ¡No puedes hablar en serio, mamá! ¡Siempre haces esto! ¡No es justo!”.

“Justin, por favor. Tengo mucho trabajo por hacer. Podemos hablar de eso más tarde. Ven a almorzar. La comida se está enfriando”.

Publicidad

“Olvídalo, mamá. No tengo hambre. ¡Puedes volver a tu trabajo! ¡No iré a la caminata por tu culpa! ¡TE ODIO POR ESTO, MAMÁ! DE VERDAD TE ODIO”, dijo el niño mientras corría a su habitación y cerraba la puerta detrás de él.

Los ojos de Laura se llenaron de lágrimas, pero no dijo nada. Cuando Justin tenía solo 3 años, su padre los había abandonado. Después de eso, ella hizo todo lo posible para criarlo sola, pero no importaba cuánto lo intentara, nunca era suficiente para el niño de 13 años.

Los compañeros de clase de Justin se jactaban de tener iPhones, PlayStation y videojuegos caros, pero Laura no podía proporcionarle esas cosas. Una vez, cuando Justin quería un celular y cuando ella dijo que no podía pagarlo, él fue muy grosero y agresivo.

Publicidad

A veces, se burlaba de ella por hacer los mismos sándwiches aburridos para el colegio y nunca dejarlo comprar comida a su gusto.

Un fregadero atiborrado de platos sucios. | Foto: Shutterstock

Un fregadero atiborrado de platos sucios. | Foto: Shutterstock

Publicidad

No es que Laura no quisiera darle una buena vida a Justin, pero tenía límites. Trabajaba 12 horas al día y tenía tres trabajos para mantenerlo. Pero Justin no era capaz de notar los esfuerzos de su madre.

Una vez, en su cumpleaños, cuando Laura le regaló un jersey de punto, él despreció su regalo “barato” y la fiesta que le había preparado con mucho amor, por lo que la cancelaron. Ella había ahorrado 3 meses para hacerlo.

Esa noche, cuando Justin cerró la puerta con un golpe. Laura se sintió muy dolida; su hijo se había enfadado a menudo con ella, pero nunca le había dicho que la odiaba. Sus palabras retumbaron en sus oídos toda la noche.

Publicidad

A la mañana siguiente, cuando Justin llegó a la cocina para desayunar antes de irse a la escuela, notó que la cocina estaba desordenada. Los platos sucios estaban esparcidos por todo el lugar, la mesa estaba llena de restos de comida de la noche anterior y su lonchera estaba en el fregadero.

“¿Es en serio, mamá? ¿Ni siquiera limpiaste la cocina?”, murmuró el chico enojado mientras se dirigía a la habitación de su madre.

“¡¿MAMÁ! ¡¿QUÉ TE PASA?! ¡¿Dónde está mi desayuno?!”, gritó Justo mientras tocaba a la puerta. No hubo respuesta.

“¡Mamá! ¡Abre la puerta! ¡Voy a llegar tarde a la escuela!”. Una vez más, no hubo respuesta.

Publicidad

En este punto, Justo abrió la puerta de golpe. Al entrar, vio a Laura tirada en el suelo, inconsciente.

Un paramédicos introduce a una paciente en la ambulancia. | Foto: Pexels

Un paramédicos introduce a una paciente en la ambulancia. | Foto: Pexels

Publicidad

“¡Mamá!”, sollozó el joven. “¿Qué pasó, mamá? ¡Abre los ojos, por favor!”. Corrió a la cocina por un vaso de agua y se lo echó en la cara a Laura, pero ella no se reaccionó. Preocupado, agarró el celular de su madre y marcó el 911.

El joven no pudo contener las lágrimas cuando vio que los paramédicos se llevaban a su madre. Regresó a la habitación de su madre y se acostó en su cama, con los ojos llorosos.

De repente, su atención se centró en una nota que estaba cerca. Se secó las lágrimas y la tomó para ver lo qué estaba escrito en ella.

Cálculos mensuales: enero de 2022

Publicidad

Ingreso total este mes: $1500

Factura de electricidad: $ 200

Renta: $800

Comestibles y productos lácteos: $ 200

Ahorros para la PlayStation de Justin: $100

Otros gastos: $100

Ahorros netos: $100 (Necesito comenzar a ahorrar para comprar zapatos Nike para Justin).

“¿Mamá estaba ahorrando para mi PlayStation? ¿E incluso comenzó a ahorrar para mis zapatos?”. Justin se sintió terrible por haberle gritado a su madre.

Publicidad
Nota con un presupuesto mensual. | Foto: Pexels

Nota con un presupuesto mensual. | Foto: Pexels

Corrió hacia la casa de la vecina que se había quedado a cargo de él y le pidió que lo llevara al hospital. “¿Podría llevarme al hospital, señora Calderón? Quiero ver a mi mamá”, le dijo llorando.

Publicidad

“Por favor, deja de llorar, Justin. Tu mamá se recuperará pronto. Acabo de hablar por teléfono con el médico y la veremos mañana”.

Cuando Justin visitó el hospital al día siguiente, Laura aún estaba inconsciente. Los médicos dijeron que había sufrido un derrame cerebral, que pudo haber sido causado por el exceso de trabajo y el estrés.

Justin se sintió profundamente avergonzado y quiso disculparse con su madre. Entonces, más tarde esa noche, cuando Laura recuperó el conocimiento, fue a su encuentro con una tarjeta en la que había escrito una sentida disculpa.

“Perdón por molestarte todo el tiempo, mamá. Siento que he sido un mal hijo, pero aun así siempre me has amado y cuidado. Lamento haberte lastimado tanto. Trataré de ser un buen chico de ahora en adelante. Eres la mejor mamá del mundo. ¡Te amo!”.

Publicidad

Lee también: Niña pide a padres que adopten al niño abandonado que encontró en el bus: el papá descubre que es su hijo biológico - Historia del día

Laura lloró mientras leía la nota y le dio un abrazo. “Yo también te amo, cariño. Mamá nunca te ha odiado por nada. Gracias por hacer una tarjeta tan hermosa. Me encantó”.

“Lo siento, mamá”, dijo Justin. “Debí ser más amable contigo. No quiero zapatos ni PlayStation, mamá. Solo quiero que vuelvas a casa pronto”.

Una bolsa de regalo con una tarjeta. | Foto: Pexels

Una bolsa de regalo con una tarjeta. | Foto: Pexels

Publicidad

Gracias a ese fatídico día, Justin se convirtió en una mejor persona y mil veces mejor hijo. Cuando Laura regresó a casa dos semanas después, él organizó una gran fiesta de bienvenida para ella con la ayuda de la Sra. Calderón.

Además, le compró un hermoso vestido con el dinero que se había ganado trabajando a tiempo parcial en un restaurante. También le prometió a su madre que la ayudaría con sus gastos para que no tuviera que tener en tres trabajos.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Ama y respeta a tus padres. Justin nunca se dio cuenta de cuánto sacrificaba su madre por él hasta que la llevaron de urgencia al hospital debido al estrés y al agotamiento.

Publicidad

Nunca es demasiado tarde para disculparse. Justin se dio cuenta de que se había equivocado al burlarse de su madre. Se disculpó de corazón y se convirtió en un mejor hijo.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Te puede interesar: Millonario ve que policía se lleva al recién nacido de mujer sin hogar: meses después detiene su auto junto a ella - Historia del día

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Señora celebró la Pascua sola porque su hijo se enteró de que lava platos en una cafetería - Historia del día

28 de abril de 2022

Niño encuentra un auto abandonado en el bosque y nota una caja vieja adentro - Historia del día

28 de febrero de 2022

Hombre se burla de esposa por engordar después de dar a luz: él halla su diario tras ser hospitalizada - Historia del día

03 de marzo de 2022

Mujer pobre paga los víveres de padre de dos hijos y recibe mansión de $2,1 millones a cambio días después - Historia del día

16 de marzo de 2022