Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Señora segura de que su esposo es infértil conoce a 2 hombres jóvenes idénticos a él - Historia del día

Vanessa Guzmán
25 mar 2022
19:50
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Henry y Lucy nunca tuvieron hijos porque él le dijo que era infértil. Pero un día, fue a una cafetería y el cajero y el barista la sorprendieron. Eran gemelos y se veían exactamente como su esposo en su juventud. Lucy confrontó a su marido y descubrió la impactante verdad de su pasado.

Publicidad

Después de su viaje semanal a la tienda de comestibles, Lucy decidió pasar por la cafetería local para tomar un capuchino y descansar. Observó con cariño cómo dos mujeres empujaban cochecitos por la calle y deseó por millonésima vez haber tenido hijos.

Estaba casada con un gran hombre. Se amaban mucho, pero Henry le dijo al principio de su relación que era estéril. De todos modos, se enamoró y aceptó que los niños no estaban en su futuro. Años más tarde, se arrepintió de no haber convencido a su esposo de adoptar o buscar aplicarse algún tratamiento.

Gemelos recién nacidos. | Foto: Shutterstock

Publicidad

"¡Olvídalo! La vida es demasiado corta para estos arrepentimientos”, pensó y finalmente entró en la cafetería. Se puso en fila para hacer su pedido y al ver al cajero quedó impactada. Era nuevo, y algo en su rostro la sorprendió.

"Hola señora. ¿En qué puedo ayudarla?", preguntó el joven de la caja registradora, tratando de llamar su atención, pero Lucy estaba congelada en su lugar. "¿Señora? ¿Señora?", dijo.

"¡Disculpa! ¿Puedes darme un capuchino y un pastel de arándanos?”, ordenó cuando finalmente volvió en sí. El joven tomó su tarjeta y le dijo que esperara en una mesa, ya que él le traería el pedido en unos minutos.

Publicidad

Lucy caminó hacia una mesa vacía, pero nunca apartó los ojos del chico. Entonces notó a la persona que trabajaba detrás de él.

El barista era idéntico al cajero. “Deben ser gemelos”, murmuró, mientras ​​sus ojos los observaban con atención.

Estaba tan sorprendida porque ambos se veían exactamente como su esposo. Tenían que ser parientes, pero Henry solo tenía una hermana, que había dado a luz a dos niñas. Pero estos dos jóvenes tenían que estar relacionados con su esposo de alguna manera.

El cajero finalmente se acercó a ella con su pedido. Lucy notó una ligera cojera en su paso y se extrañó porque era un chico bastante joven. Ambos tenían poco más de 20 años. Era hora de llegar al fondo de esto. “Joven, ¿cómo te llamas?”, preguntó.

Publicidad

“Oh, está justo aquí en la etiqueta. Soy Oliver, ¿Necesita algo más?", respondió con una gran sonrisa.

“No, pero ¿el barista es tu hermano gemelo?”.

Lee también: Tras la muerte de su esposa, anciano descubre que no es el padre biológico de sus tres hijos - Historia del día

“Sí, ese es Mateo. ¿Por qué lo pregunta?", consultó Oliver con una expresión curiosa.

Barista. | Foto: Pexels

Publicidad

“Es solo que… ustedes dos se parecen mucho a mi esposo. Es una locura. Es casi como si fueran sus hijos”, respondió Lucy, riéndose de eso. Pero Oliver no se unió a su alegría.

“Bueno, lo más probable es que sea nuestro padre biológico. Cualquiera podría serlo. Somos huérfanos. Nuestra madre murió al dar a luz y, aparentemente, nuestro padre se escapó cuando vio que ambos nacimos con una leve deformidad en nuestras piernas”, explicó Oliver encogiéndose de hombros.

"Oh querido. Lo siento mucho por eso”, comentó Lucy. “Pero mi esposo nunca hubiera abandonado a sus hijos. Además, es infértil, por lo que sería imposible”.

Publicidad

"Ah bueno. ¡Qué mala suerte! Llevamos muchos años buscando respuestas. De todos modos, tengo que volver al trabajo. Disfrute su merienda”, comentó Oliver, sonrió y volvió a su puesto en la caja registradora.

Lucy salió del café con un sentimiento persistente en su corazón. No quería desconfiar de su esposo, pero algo en la historia de Oliver era demasiado convincente. Nunca había cuestionado a Henry cuando hablaba de infertilidad, pero ¿y si no era cierto? ¿Y si hubiera mentido?.

Por lo tanto, le pidió a Henry que la acompañara al café y le presentó a Oliver, y su hermano también vino a saludarlo.

Cuando se fueron para volver al trabajo, Lucy habló. “Henry, tienes que decirme la verdad. Esos chicos se ven exactamente como tú. No puede ser una coincidencia”.

Publicidad

“Lucy. Es una coincidencia. Déjame en paz”, respondió a la defensiva y se bebió el té que pidió demasiado rápido. "Vamos. Estoy cansado”.

Barista con una taza de café en la mano | Foto: Pexels

Publicidad

Ella supo por su respuesta que sus sospechas eran correctas. Henry era el padre biológico de estos jóvenes y los había abandonado debido a su discapacidad. Lucy robó algo de su cabello y realizó una prueba de ADN con los gemelos.

Cuando le mostró la prueba a su esposo, él se volvió loco. "¿CÓMO PUEDES HACER ESTO? ¡TE DIJE QUE NO HICIERAS NADA AL RESPECTO!”, le gritó, y a Lucy no le gustó ese tono.

“Nunca me hables de esa manera otra vez. De hecho, voy a estar en la vida de esos chicos de ahora en adelante. Me mentiste durante todo nuestro matrimonio. No eras infértil y me robaste la oportunidad de tener hijos. Todo porque estaba cegada por el amor”.

Publicidad

“Ahora voy a tomar el control de mi vida y esos chicos merecen un adulto que los cuide. Así que puedes unirte a mí o irte ahora mismo”. Lucy le dio un ultimátum y Henry empacó sus cosas para irse.

Después, les contó todo a Oliver y Mateo y les preguntó si les gustaría estar en su vida. Ambos estuvieron de acuerdo porque no habían tenido una infancia estable. Nadie los había tratado como familia antes de Lucy.

Lee también: Esposo finge ser infértil por 40 años para que su esposa no sepa que no puede tener hijos - Historia del día

Se veían todos los días y Lucy se convirtió en la madre que nunca tuvieron.

Publicidad

Mujer mayor tomando café. | Foto: Pexels

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Las relaciones se basan en la confianza: Cuando Lucy descubrió las mentiras de Henry, su matrimonio se destruyó para siempre porque ese vínculo no puede sobrevivir sin honestidad.

Publicidad

Las familias vienen en muchas formas: Lucy se convirtió en la madre que los gemelos nunca tuvieron, y eran los hijos que siempre quiso.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad