logo
Shutterstock
Shutterstock

Tras muerte de exesposo, anciana halla carta de despedida que él escribió tras 63 años de matrimonio - Historia del día

Mayra Pérez
30 mar 2022
13:50

Cuando Lucy decidió divorciarse de su esposo, sorprendió a todos. Habían estado 63 años juntos. Camilo le escribió una carta sincera en los días previos a su muerte, que hizo que ella se diera cuenta de lo que no pudo ver durante años.

Publicidad

Camilo y Lucy fueron novios desde la secundaria. Comenzaron a salir en su tercer año y se casaron cuando cumplieron 21 años. Ella trabajaba como maestra de escuela, hasta que llegaron los niños y decidió quedarse en casa. Camilo trabajaba como ingeniero.

En apariencia, su matrimonio era saludable y próspero, hasta que Lucy mencionó por primera vez el divorcio a los 10 años de casados. Ella argumentó que él prestaba demasiada atención a su trabajo y no pasaba suficiente tiempo con ella y los niños.

Una hoja en blanco sobre un escritorio. | Foto: Shutterstock

Una hoja en blanco sobre un escritorio. | Foto: Shutterstock

La mención del divorcio afectó a Camilo. Él no tenía idea de cómo conciliar su vida laboral y familiar, y sentía mucho miedo de perder a su familia.

“Por favor, dime qué debo hacer para arreglar esto. Quiero seguir casado contigo por el resto de mi vida”, suplicó Camilo.

Publicidad

“Necesito que pases más tiempo con nosotros”, dijo Lucy. “No entiendo por qué no delegas parte de tu trabajo a empleados más jóvenes”.

Lucy también le pidió a Camilo que dejara de trabajar los fines de semana. Él estuvo de acuerdo en todo y se esforzó en cambiar. Pasaba menos tiempo en el trabajo y prestaba más atención a los niños. Este cambio la hizo feliz, pero solo por un corto tiempo.

Al año siguiente, Lucy le dijo a Camilo que no estaba satisfecha con el dinero que traía a casa. “Los niños están creciendo y sus actividades necesitan más dinero que nunca”, dijo Esto causó gran confusión en Camilo, quien trató de explicarle que actualmente ganaba menos dinero porque trabajaba menos horas a la semana.

“¿Y qué pretendes? ¿Qué vivamos en la indigencia?”, preguntó Lucía.

“Eso no es lo que estoy diciendo, pero también debes entender esto desde mi perspectiva”, dijo Camilo. “No puedes esperar que pase menos tiempo en el trabajo y traiga más dinero”.

“¡Entonces busca otro trabajo! Has estado trabajando para esa empresa durante más de una década. Claramente, no aprecian tu experiencia, así que renuncia y encuentra uno mejor”, dijo.

Publicidad
Una pareja discute en forma acalorada. | Foto: Pexels

Una pareja discute en forma acalorada. | Foto: Pexels

Esto decepcionó a Camilo. Disfrutaba de su ambiente de trabajo y se sentía cómodo con todos sus compañeros. La idea de cambiar de trabajo solo por más dinero parecía arriesgada. Pero accedió.

Tres meses después, Camilo comenzó a trabajar para otra empresa que ofrecía más dinero. Pero el ambiente de trabajo era muy tóxico para él.

“Estoy pensando en volver a la antigua empresa. Ese nuevo trabajo me está causando frustración”, le dijo Camilo a su esposa.

“¡Acostúmbrate, Camilo!”, le exigió la mujer. “Esta familia necesita el dinero y no hay otra manera”.

Camilo le sugirió a Lucy que volviera a trabajar, ya que los niños tenían la edad suficiente para cuidar de sí mismos.

Publicidad

“Pueden viajar en autobús y los recogeremos de la escuela durante emergencias. Incluso eso podría ayudarnos a ahorrar dinero”, dijo Camilo.

Eso no fue del agrado de Lucy. Se negó a volver al trabajo y dijo que quería pasar el mayor tiempo posible con los niños. “Creerán que los estamos abandonando por dinero”, argumentó Lucy.

“Se merecen una infancia en la que al menos uno de los padres pueda prestarles atención”, sentenció.

Camilo sintió que no tenía opción y se quedó en el nuevo trabajo. Comenzó a sufrir migrañas por el ambiente de trabajo hostil, pero no se lo contó a Lucy. No quería discutir con ella. Ella nunca quiso volver a trabajar.

Una pareja discute acaloradamente. | Foto: Pexels

Una pareja discute acaloradamente. | Foto: Pexels

Publicidad

Antes de su aniversario 63 de casados, Lucía decidió divorciarse de su marido. “¿Por qué divorciarse después de un matrimonio tan largo y exitoso?”, preguntaron sus amigos.

Intentaron disuadirlos, pero ambos mantuvieron su decisión. Lucy sentía que no había forma de salvar el matrimonio. Ninguno de ellos pudo dar una buena razón para el divorcio, pero siguieron adelante y concertaron una cita con el abogado.

El abogado Michael Sierra, hizo la misma pregunta: “¿Por qué se divorcian después de un matrimonio tan largo?”, quiso saber.

Una vez más, ellos no pudieron dar una buena razón, pero insistieron en que Sierra redactara los papeles del divorcio. Después de firmarlos, el abogado preguntó si querían tener una cena de celebración, ya que ambos eran personas libres.

Camilo y Lucy aceptaron de mala gana. Más tarde, esa noche, la pareja se reunió en su restaurante francés favorito. Se sentaron en un silencio incómodo.

Cuando la camarera se acercó a ellos para tomar nota de su pedido, Camilo le preguntó si podían bajar un poco más las luces. “A mi esposa no le gustan las luces demasiado brillantes”, explicó Camilo.

“Por supuesto, señor, ustedes son clientes habituales. Estaremos felices de complacerlos”, respondió ella.

Publicidad

“Cariño, ¿quieres una ensalada como siempre?”, preguntó Camilo.

Lucy espetó inesperadamente. “¡No sé por qué crees que sabes todo sobre mí! Odio las áreas con poca luz, ¡y especialmente odio la ensalada!”, gritó. “Es por eso que me estoy divorciando de ti”.

Una pareja comparte un momento tenso. | Foto: Shutterstock

Una pareja comparte un momento tenso. | Foto: Shutterstock

Se puso de pie y salió del restaurante antes de que Camilo pudiera decir algo. Él estaba desconsolado por la reacción de Lucy. Nunca antes la había visto actuar tan agresivamente, y no sabía cómo manejarlo. Cenó solo y se fue inmediatamente después.

Cuando llegó a casa, se dio cuenta de que Lucy estaba empacando todas sus pertenencias. Trató de disuadirla y le preguntó si podían tener una conversación más antes de que ella se mudara. “Nada de lo que digas me hará cambiar de opinión”, dijo Lucy.

Publicidad

“Por favor, piensa en todo el tiempo que pasamos juntos. Construimos toda una vida juntos y al menos nos debemos una última conversación amigable”, suplicó Camilo.

“Me quedé contigo por el bien de los niños”, admitió Lucy.

Salió de la casa y Camilo nunca más la volvió a ver. Horas después, él la llamó para tratar de disculparse por no haberse dado cuenta de que no era feliz. Planeaba decirle que no podía vivir sin ella.

Pero Lucy no lo atendió. Se sentía muy enojada con Camilo y no quería hablarle. Tres días después, Lucy recibió una llamada del hospital.

Una mujer mayor atiende una llamada que le angustia. | Foto: Shutterstock

Una mujer mayor atiende una llamada que le angustia. | Foto: Shutterstock

Publicidad

“Señora, su esposo falleció de un ataque al corazón”, dijo la enfermera. Le aconsejó que fuera al hospital cuando se hubiera calmado y de preferencia con alguien que la apoyara.

Lucy no podía creer que Camilo se hubiese ido. Fue hasta el apartamento que antes compartían, para comenzar a organizar su funeral. Cuando llegó, vio una carta que Camilo había escrito días antes.

“Querida Lucy, puedes pensar que soy egoísta y que no me tomé el tiempo de conocerte, pero nunca he amado a nadie más que a ti”. Las lágrimas comenzaron a correr por las mejillas de Lucy.

“Siempre pedí en los restaurantes que apagaran las luces porque tienes ojos sensibles y las luces brillantes te dan dolor de cabeza. Siempre pedí ensaladas para ti porque me preocupa tu diabetes. Me preocupo por ti y me rompe el corazón que nosotros ya no estemos juntos”.

La carta continuaba diciendo que él quería dejarle todo lo que tenía. A pesar de que ya no estarían juntos, no quería que ella pasara dificultades económicas. Lucy no podía dejar de llorar. Lamentaba no haberle dado a Camilo la oportunidad de explicarse.

Sus hijos la ayudaron a planificar el funeral de Camilo. No sabían sobre el divorcio de sus padres y se sorprendieron al descubrir que se habían separado. “Pero ustedes se amaban tanto”, dijo Adam, su primogénito. “¿Qué problema tenían? ¿Intentaron hacer terapia?”, preguntó.

Publicidad
Una joven mujer exasperada y rodeada de papeles. | Foto: Shutterstock

Una joven mujer exasperada y rodeada de papeles. | Foto: Shutterstock

“¡Por favor, deja de cuestionar a mamá! ¿No ves lo angustiada que está?”, dijo Carmina, su hermana menor. Lucy se sentía demasiado avergonzada para responderle a su hijo. Había pasado años acumulando resentimiento contra su esposo y se había negado a ver lo duro que él trabajaba para hacerla feliz.

Para animarla, Carmina le pidió a su madre que volviera a contar la historia del día de su boda. Lucy sonrió un poco cuando recordó ese día. “Llevaba el vestido de novia de su madre. Era un vestido de encaje de manga larga y me quedaba perfecto. Tu padre estaba tan feliz de verme caminar al altar”.

“Pasamos toda la noche de bodas bailando. Estábamos tan felices de estar casados; no podíamos esperar para pasar el resto de nuestras vidas juntos”. Lucy comenzó a llorar de nuevo, mientras recordaba lo felices que habían sido cuando se casaron.

Publicidad

“Teníamos sueños tan grandes para nuestras vidas”, dijo Lucy.

“Ustedes fueron unos padres increíbles”, dijo Adam. “Sé lo mucho que trabajaron para mantener feliz a nuestra familia”.

“Fueron buenos tiempos”, dijo Lucy con nostalgia.

El día del funeral, Lucy se puso en pie para decir algunas palabras. “Este hombre pasó toda su vida trabajando para hacernos felices a mí y a los niños”, dijo. “Era diligente y compasivo con todos los que conocía”.

“No fui capaz de apreciar lo bueno que era conmigo. Elegí ser egoísta y siempre me arrepentiré de cómo terminó nuestra relación. Hoy lamento profundamente que se haya ido”.

Un funeral. | Foto: Shutterstock

Un funeral. | Foto: Shutterstock

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

El verdadero amor se manifiesta de muchas formas, y todas son válidas. Lucy no era capaz de apreciar la amabilidad de Camilo y tras de su muerte, se arrepintió de haber sido tan egoísta.

Una comunicación saludable puede resolver muchos problemas en el matrimonio. Camilo y Lucy podrían haber resuelto sus diferencias si su comunicación hubiese sido más asertiva.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
Publicidad
Publicaciones similares

3 historias de sucios infieles cuyas traiciones se descubrieron de la forma más inesperada

29 de marzo de 2024

Mi madre rica le da constantemente a mi hija ropa vieja y sucia de los bancos de ropa y le exige que se la ponga

01 de julio de 2024

Hombre rico en camioneta todoterreno bloquea ambulancia en el tráfico sin saber que su hijo está dentro - Historia del día

06 de junio de 2024

Mis egoístas hijos no podían esperar mi muerte, les di una lección brillantemente - Historia del día

22 de mayo de 2024

Mujer exige a su marido que saque sus cosas tras mantenerle 23 años - Historia del día

10 de abril de 2024

Esposo abandona a esposa en silla de ruedas, unos años después la ve paseando por el parque con otro hombre - Historia del día

08 de mayo de 2024

Mujer adoptada ve accidentalmente un retrato familiar en casa de su vecino que incluye a sus padres biológicos

13 de mayo de 2024

Hermano echa a su hermana menor tras la muerte de sus padres, el karma lo golpea duro - Historia del día

18 de abril de 2024

Culpé a mi esposo por su escaso sueldo, sin saber que gastaba la mayor parte en 2 bebés que nunca vi - Historia del día

05 de junio de 2024

¿Me equivoco por darle una lección a mi nuera después de que hiciera pagar a mi esposa un servicio de limpieza?

10 de junio de 2024

Creía que me habían contratado como niñera, pero pronto me pidieron mucho más - Historia del día

25 de junio de 2024

Mi amiga habló mal de mi hija, así que hice que se arrepintiera

21 de junio de 2024

Mis codiciosos hijos no podían esperar mi muerte, les di una lección brillantemente - Historia del día

12 de marzo de 2024

Novia desaparece de boda sin dejar rastro, se reencuentra con novio 5 años después - Historia del día

04 de julio de 2024