logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Anciana deshereda a nieto y le deja Biblia y una nota que dice: "Ábrela en momentos de dificultad" - Historia del día

Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

La abuela de Miguel murió tras una gran pelea entre ellos, y ella solo le dejó una Biblia con una nota. Él la tiró dentro de su armario y nunca volvió a buscarla. Años más tarde, estaba desesperado por ayudar a su madre y recordó el libro.

Publicidad

“Cielos...”, suspiró Miguel cuando vio la última factura médica de su madre y cerró su computadora portátil de inmediato.

No podía creer lo caro que era enfermarse. Incluso con el seguro, todavía tenían que pagar una cantidad increíble de dinero. Desafortunadamente, no tenían muchos ahorros y él volvió a pensar en su abuela Grecia con resentimiento.

Una Biblia sobre una mesa. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Habían tenido una gran pelea seis años antes porque la anciana quería que Miguel fuera a la iglesia un día en particular. Él estaba demasiado ocupado y ya había hecho planes para salir con sus amigos. Tenía 18 años y solo pensaba en divertirse.

Pero ella se mantuvo firme y Miguel dijo que no, lo que convirtió su conversación en una pelea. Nunca volvieron a hablarse y Grecia murió poco después.

Cuando leyeron su testamento, el joven se sorprendió de que la anciana le dejara todo a esa misma iglesia, incluida su enorme casa.

Lee más: Hombre rico saca a sus hijos del testamento y deja herencia a trillizos en orfanato - Historia del día

Publicidad

Habían tenido una gran relación hasta la pelea, especialmente después de que su hijo, el padre de Miguel, muriera. El joven podría haber usado ese dinero y podría haber alquilado la casa para tener una entrada de dinero adicional.

En cambio, todo lo que recibió fue una Biblia y una nota. Esta decía: “Ábrela en momentos de dificultad”. Él estaba sorprendido. No podía creer que Grecia hubiera sido tan mezquina.

Su pelea por ir a la iglesia no había sido un problema para él, pero la mujer mayor decidió darle una lección.

Joven con rostro sorprendido y lágrimas en sus ojos. | Foto: Pexels

Publicidad

Ahora que habían pasado seis años, volvió a pensar en ese dinero. Sí, nunca tuvieron derecho a él. Después de todo, era el dinero de su abuela, pero podría haber ayudado mucho a su madre, Carla.

Miguel había usado todos sus ahorros. Comenzó un GoFundMe para su madre e incluso solicitó un préstamo. Fue rechazado porque no tenía nada que pusiera usar como garantía para el banco. Ya no sabía qué hacer, pero esa Biblia estaba en su mente por alguna razón.

“Bueno, ahora estoy pasando momentos de dificultad. Supongo que debería abrirla y leer algunos pasajes”, pensó, levantándose del escritorio de su casa y yendo a su armario.

Publicidad

Años atrás, había tirado la Biblia en algún lugar de su closet y nunca se había molestado en buscarla de nuevo. Pero la encontró y abrió la primera página donde había insertado la nota que venía con el libro.

Mike leyó la nota una vez más en voz alta. “Ábrela en momentos de dificultad”, susurró. “Anciana tonta. Te amaba, y fuiste tan mezquina”.

De repente, notó algo extraño dentro del libro que no había visto años atrás debido a su ira. Las páginas parecían estar separadas por algo. Pasó las páginas y de repente abrió sus ojos sorprendido.

Una persona orando con sus manos sobre una Biblia. | Foto: Pexels

Publicidad

Había dos billetes de $100. Pasó a la siguiente página y encontró dos billetes más de $100. ¡Y a medida que pasaba las páginas, descubría más! ¡Había miles de dólares dentro de las páginas de la Biblia! Después de recogerlos, los colocó en su cama y comenzó a llorar.

“¡Dios mío, abuela! ¿Por qué no me dijiste? ¿Por qué no dijiste algo antes de morir? Lamento haberte resentido todos estos años”, dijo mirando hacia el cielo y comenzó a mirar hacia atrás en su vida.

Cuando era niño, fue criado como católico y asistía regularmente a la iglesia con Grecia. Incluso formó parte del coro en algún momento. Pero como la mayoría de los adolescentes, perdió interés y dejó de involucrarse.

Publicidad

Lee también: Anciana excluye a su hijo del testamento y deja su herencia a un extraño - Historia del día

Grecia lo presionó para que continuara, y ella siempre hablaba de Dios, de Jesús y de las vírgenes. Empezó a odiar esas charlas. Pero ahora pensaba en ellas con cariño. Luego recordó la pelea con la anciana y lamentó todos los años que estuvo resentido con ella. Su abuela había hecho lo correcto. Ella le había enseñado una dura lección.

Él estaba agradecido con ella, aunque fue un castigo muy cruel por esa pelea. “Vieja tonta”, pronunció una vez más, pero esta vez, se estaba riendo.

Un joven con las manos sobre su rostro. | Foto: Pexels

Publicidad

El dinero fue más que suficiente para pagar los tratamientos de su madre. Por lo tanto, fue al hospital y se lo contó a Carla. Su mamá se rio después de escuchar lo que había hecho Grecia.

“Eso suena como algo que haría tu abuela. Era muy peculiar en algunos aspectos, pero era sabia. Sin embargo, me parece extraño que no notáramos nada en ese entonces”, comentó Carla con una gran sonrisa en su rostro.

“Lamento que tengas que gastarlo todo en mí. Tal vez puedas quedarte con algo y podamos vender algunas cosas”.

“No, mamá. Este dinero es solo para ti. La abuela me dijo que abriera la Biblia cuando las cosas se pusieran difíciles. Este regalo es para ti”, respondió Miguel, sosteniendo la mano de su madre y asegurándole que era lo correcto.

Publicidad

Cuando Carla mejoró, comenzaron a asistir juntos a la iglesia todos los domingos. Nunca sería el feligrés devoto que era Grecia, pero iba a la iglesia para agradecerle lo que había escondido en esa Biblia.

Y de vez en cuando, le pedía que saludara a cualquier poder superior que estuviera ahí fuera.

Una mujer recostada en una cama revisando un teléfono. | Foto: Pexels

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Nunca tienes derecho a una herencia. Miguel sabía que no tenía derecho al dinero de Grecia, pero aun así estaba resentido con ella debido a su situación. Afortunadamente, se enteró de que ella le había dejado dinero, aunque pensó que no la merecía.

No puedes imponer sus creencias religiosas a los demás. La religión y la fe son elecciones personales, y puedes guiar a las personas hacia un camino, pero no puedes ponerte en su contra si se desvían. Grace trató de presionar a Miguel, pero cuando ella cambió de táctica, él encontró su propio tipo de fe.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Publicidad

Lee más: Anciana saca a hijos del testamento y la enfermera del hospital, a quien apenas conoce, hereda sus propiedades - Historia del día

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Puedes dejar tu mensaje en la sección de comentarios y suscribirte a AmoMama para leer las mejores historias sobre el espectáculo y el mundo en un solo lugar.

Publicidad
info

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.