logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Hombre visita a su madre viuda después de 3 años: halla un desastre y oye a hombre toser en otro cuarto - Historia del día

Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Arnoldo decidió visitar a su madre viuda por primera vez en tres años. Notó que la casa estaba desordenada y un extraño estaba viviendo allí.

Publicidad

Arnoldo tenía 33 años y una exitosa carrera en el mundo empresarial. Obtuvo su maestría a los 27 años y, en ese momento, vivía con su madre, Eva.

Ella le pidió que no se fuera de casa porque ya estaba envejeciendo y necesitaba ayuda. Sin embargo, él insistió en mudarse para concentrarse en su carrera.

La mujer mayor no se tomó bien la decisión de su hijo y comenzó a hacerle sentir culpable para que se quedara. “No te crie para priorizar el dinero sobre la familia. ¡Quería que fueras diferente! Primero, tu padre me dejó, y ahora mi propio hijo también me abandona”, le dijo.

A Arnoldo le dolió que su madre pensara así de él y decidió cortar lazos con ella de inmediato. Quería trabajar duro para mantenerse a sí mismo y a su futura familia.

Publicidad

También quería retribuirle a su mamá lo que hizo por él, y no le gustaba la forma en que ella lo hacía sentir culpable.

Lee más: Hombre pone a su mamá en una residencia de ancianos y nunca la visita - Historia del día

“Lamento no ser el hijo que siempre quisiste. Si estás tan decepcionada de mí, te lo haré más fácil. Ya no tienes que lidiar conmigo", le dijo a su progenitora antes de irse.

Desde esa última pelea, Arnoldo nunca volvió a ver a su madre. Nunca la llamó ni le escribió hasta tres años después, cuando necesitaba regresar a casa para buscar algunos documentos.

Publicidad

El hombre condujo cuatro horas hasta su ciudad natal. Cuando llegó a la casa de su madre, se sorprendió al verla en un completo desorden. La casa estaba casi destruida y parecía como si no la hubieran limpiado en años.

Hombre conduciendo un automóvil. | Foto: Pexels

Hombre conduciendo un automóvil. | Foto: Pexels

Publicidad

Se dirigió a la cocina y vio que todo estaba roto y lleno de polvo. De repente, escuchó a un hombre toser desde la sala de estar.

Se sorprendió al ver a su madre acostada en el sofá con un hombre de unos 40 años sentado en la silla junto a ella. El hombre estaba vestido con ropa harapienta y tenía el pelo largo y desordenado.

“¡Mamá! ¿Qué es esto? ¿Quién es este hombre? ¡¿Qué te pasa?!”, dijo Arnoldo alterado, sorprendiendo a su madre y al individuo que estaba con ella.

La mujer mayor mantuvo la compostura y simplemente respondió: “Él es Simón. Me ha estado cuidando durante los últimos meses”.

Publicidad

“¿Y a esto le llamas ‘cuidar’? Mira este lugar. ¡Es un completo desastre!”, respondió su hijo.

“Bueno, así es como vivo ahora. Ni siquiera estaría aquí si Simón nunca hubiera llamado a la puerta. Vino aquí para pedir un poco de agua, pero no pude responder”.

“Escuchó mi débil grito pidiendo ayuda desde la ventana y abrió la puerta. Me vio tirada en el suelo y me dio algo de comer”, explicó.

“¿A dónde se fue todo tu dinero?”, preguntó Arnoldo.

Hombre vestido de traje posando de perfil. | Foto: Pexels

Hombre vestido de traje posando de perfil. | Foto: Pexels

Publicidad

“Las facturas de tus préstamos estudiantiles siguieron llegando y solo se detuvieron el año pasado. Desde entonces solo he tenido suficiente para comprar comestibles simples. Ya no me quedaba más dinero para pagar las facturas”, respondió Eva.

“Los servicios públicos de tu madre fueron cortados, por lo que no hay electricidad ni agua aquí. Hemos estado obteniendo agua de afuera. Le quitarán la casa si no paga sus préstamos”.

“Si hubiera sabido que tenía un hijo, habría insistido en llamarte, pero ella nunca te mencionó”, dijo Simón de repente.

Lee también: Le dije a mi abuela mortalmente enferma que era la peor del mundo - Historia del día

Publicidad

Arnoldo estaba atónito y no podía hablar. Entonces Simón habló de nuevo. “Para ser honesto, si hubiera sabido que ella tenía un hijo lo primero que hubiera hecho habría sido darte una paliza por haber abandonado a tu madre”.

Eva intervino antes de que los dos hombres pudieran decir algo más. “¡Ya basta!”, gritó. “Dijiste que no querías tener nada que ver conmigo, así que no quiero molestarte más. Si hay algo que necesites, tómalo y vete”, le dijo la mujer a su hijo.

En ese momento, Arnoldo cayó de rodillas y lloró. “Mamá”, sollozó. “Lo siento mucho. Lamento que hayas estado viviendo de esta manera”, dijo.

Varios billetes tirados junto a una calculadora, una libreta y un bolígrafo sobre una mesa. | Foto: Pexels

Varios billetes tirados junto a una calculadora, una libreta y un bolígrafo sobre una mesa. | Foto: Pexels

Publicidad

“Fue un error de mi parte asumir que era responsabilidad de mi hijo cuidarme una vez que envejeciera. Nunca debí exigirte eso. No tienes que preocuparte por eso”, le dijo Eva, jalando su brazo para que se levantara.

“Sé que no es mi responsabilidad, pero es algo que debí haber hecho ya sea que me lo pidieras o no. Lo siento, mamá. Tu diste todo para criarme y brindarme comodidades en mi juventud, y aquí estaba yo, viviendo la vida egoístamente”, respondió el hombre.

Después de que hicieron las paces, Arnoldo pagó todas las deudas de su madre y arregló su casa. También ayudó a Simón a encontrar un trabajo en la empresa para la que trabajaba.

Publicidad

Al final, Arnoldo pidió que lo trasladaran a la ciudad donde vivía su mamá y vivieron juntos nuevamente. Una vez que ahorró suficiente dinero, hizo construir una casa aún más grande para su familia, donde Eva y Simón continuaron viviendo.

Cuando llegó el momento de que Arnoldo se estableciera y comenzara su propia familia, se alejó de ellos, pero permaneció en contacto. Él, su esposa y sus hijos pasaban los fines de semana en la casa de Eva, que quedaba a 15 minutos de distancia en automóvil desde su vivienda.

Un hombre afligido con su mano sobre sus ojos. | Foto: Pexels

Un hombre afligido con su mano sobre sus ojos. | Foto: Pexels

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Nuestros padres merecen ser respetados y amados, especialmente cuando sean mayores. Si bien estuvo mal que Eva supusiera que era responsabilidad de su hijo cuidarlo una vez que creciera, Arnoldo debió haber sido más compasivo con la mujer que lo crio. En lugar de cortarla por completo, habría sido mejor para ambos hablar las cosas y llegar a un acuerdo sobre cómo podrían haber seguido ayudándose mutuamente.

Ser amable no cuesta nada. Simón ayudó a Eva a pesar de que ella no tenía nada que ofrecerle a cambio. Al final, su amabilidad fue recompensada cuando Arnoldo lo ayudó a conseguir un trabajo y le dio residencia permanente en la casa en la que se quedó con Eva.

Publicidad

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Lee más: Pobre madre soltera alberga a indigente: al día siguiente él desaparece y deja maleta con $100.000 - Historia del día

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Puedes dejar tu mensaje en la sección de comentarios y suscribirte a AmoMama para leer las mejores historias sobre el espectáculo y el mundo en un solo lugar.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Joven madre le pide a sus vecinos que cuiden a su hija unas horas y desaparece por años - Historia del día

29 de abril de 2022

Antes de bajar del avión, piloto nota que el último pasajero a bordo es idéntico a él - Historia del día

12 de abril de 2022

Hombre va a casa de sus difuntos padres tras 30 años y encuentra a indigente con su misma marca de nacimiento - Historia del día

07 de abril de 2022

Hombre abandona a esposa con trillizos recién nacidos: años después se encuentran accidentalmente - Historia del día

21 de marzo de 2022