logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Anciana con pierna fracturada yace inmóvil en cama: una noche ve a su yerno entrar a escondidas en su habitación - Historia del día

Vanessa Guzmán
01 jun 2022
03:40
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Una anciana fue abandonada por su hija después de que se rompió la pierna en un accidente. Una noche descubrió a su yerno colándose en su habitación.

Publicidad

Un buen día, la Sra. Pérez recibió su pensión y decidió ir al supermercado. Quería comprar comestibles para su hija y su yerno, con la esperanza de sorprenderlos.

Sin embargo, cuando salió del taxi, no se dio cuenta de que había un hueco. Se cayó, se rompió la pierna y fue enviada directo al hospital.

Emergencia de un hospital. | Foto: Pexels

Publicidad

Como la Sra. Pérez se rompió algunos huesos, pasó varias semanas hospitalizada antes de ser dada de alta. No podía caminar correctamente y tuvo que someterse a terapia para intentar recuperar su movilidad.

Todo el dinero de su pensión se destinó a su tratamiento y su hija, Mia, estaba frustrada por eso. "Bueno, ahí van las compras con las que dijiste que nos querías sorprender", comentó mientras su madre yacía en la cama del hospital.

Mia se dio cuenta de que su madre se había vuelto inútil para ella. El dinero de su pensión se gastaba en sus medicamentos y alimentos de mantenimiento diario, pero ellos tendrían que cuidarla.

Publicidad

Una vez que fue dada de alta del hospital, la llevaron de regreso a la antigua casa donde vivía antes de mudarse con Mia. La Sra. Pérez, quien se llamaba Lucy, se dio cuenta de que su hija ya no quería cuidarla y por eso no la llevaron a su hogar con ellos.

"No te preocupes, Lucy. Estarás bien", dijo su yerno, Jaime, guiñándole un ojo alegremente. Al escuchar esto, se sintió esperanzada.

Sin embargo, las semanas se convirtieron en meses. Mia y Jaime nunca la visitaron. "Estaban felices de deshacerse de mí", pensó con tristeza.

Todos los días, se acostaba inmóvil en la cama y lloraba. Solo se levantaba para prepararse una comida sencilla, aunque le resultaba difícil moverse. Mientras comía, se sentaba junto a la ventana y esperaba a que viniera alguien, pero nadie lo hacía.

Publicidad

Lee también: Dos hermanas se turnan para cuidar a madre enferma hasta que una de ellas se rinde y se marcha - Historia del día

Una noche, la Sra. Pérez se despertó con un extraño chirrido. Ella creyó haber escuchado pasos, así que agarró su manta con miedo.

Fachada de una casa bonita. | Foto: Pexels

Publicidad

Fingió estar dormida, pero pudo escuchar la puerta de su habitación crujiendo al abrirse. Incapaz de detener su curiosidad, se asomó debajo de la manta y se dio cuenta de que era su yerno quien entraba a su cuarto.

"¿Por qué está aquí en medio de la noche? ¿De verdad quieren deshacerse de mí tan rápido?", creyó. Su corazón latía con miedo.

Luego escuchó otro sonido en su habitación, como si James hubiera dejado caer algo pesado. Saltó ante el sonido, pensando lo peor. Cerró los ojos con fuerza, analizando en lo que debería hacer.

Cuando los volvió a abrir, se dio cuenta de que su yerno se había ido y algo más le llamó la atención: había un andador en la habitación. La Sra. Pérez comenzó a pensar si había alucinado o no todo el evento o si era un sueño. Cerró los ojos de nuevo y decidió volver a dormir.

Publicidad

Al día siguiente, se despertó con un olor delicioso. Se fijó en el mismo caminante que había visto la noche anterior junto a la puerta. "¿Jaime dejó esto aquí para mí?".

Lentamente, se dirigió al andador y lo usó para salir de la habitación. Vio a Jaime en la cocina, preparando el desayuno. "No fue un sueño", dijo en voz alta. Jaime se había fijado en ella y la saludó con una gran sonrisa.

"¡Lucy! ¡Estás despierta! Buenos días", dijo.

"¿Qué haces aquí, Jaime? ¿Dónde está Mia?", preguntó la Sra. Pérez, sorprendida de por qué su yerno estaba repentinamente preparando el desayuno para ella.

Publicidad

Hombre de pie en la ventana de una habitación. | Foto: Pexels

"Mia me dejó", dijo Jaime en voz baja. "Conoció a un rico empresario en una de las conferencias a las que asistía y solicitó el divorcio hace dos meses", reveló.

Publicidad

Lucy de repente se sintió triste porque su hija no había sentido la necesidad de compartir con ella que había decidido separarse de su esposo. Miró a Jaime, todavía confundida sobre por qué la estaba ayudando si él y Mia, ya no estaban juntos.

"Para ser honesto, Lucy, sentí que todo tu dolor fue producto de nuestro abandono y me di cuenta de que nunca debimos dejarte sola. Lo siento y espero poder compensarte", se disculpó con la que fue su suegra.

"Estoy aquí porque, aunque Mia decidió abandonarnos a los dos, nunca mereciste que te trataran de esa manera. Quiero cuidarte y asegurarme de que tengas todo lo que necesitas", explicó Jaime. Reveló que contrató a una enfermera llamada Bella y que juntos cuidarían de ella.

Publicidad

Lucy no podría estar más agradecida con Jaime. Le estaba resultando difícil vivir sola, y el hecho de que él estuviera allí para ayudarla la hacía sentir amada.

Bella y Jaime se turnaron para cuidar a Lucy, y por eso llegaron a conocerse bastante bien. La pareja intercambió historias sobre su juventud e incluso sobre sus relaciones fallidas en el pasado.

Eventualmente, comenzaron a insinuar sus sentimientos el uno por el otro, preparando dos tazas de café en lugar de una y sonriéndose mientras interactuaban con Lucy.

Jaime se volvió a enamorar, y esta vez fue de Bella. Lucy no podría estar más feliz por la pareja, ya que creía que su yerno merecía sentirse amado, incluso si eso significaba no estar con su hija.

Publicidad

Mujer mayor. | Foto: Pexels

Un día, Lucy, Jaime y Bella disfrutaban de un hermoso almuerzo en el patio trasero cuando llegó Mia con su nuevo esposo. "Vamos, veamos si mi madre sigue viva", dijo Mia cuando entraron por la puerta principal.

Publicidad

Jaime fue la primera persona en ver a Mia y su nuevo hombre, y todos se sorprendieron al verse. "¿Jaime?", dijo Mia en estado de shock. "¿Qué estás haciendo aquí?".

"Bueno, asumí la responsabilidad de alguien especial, algo que no querías hacer", respondió él. "¿Qué estás haciendo tú aquí?".

"¿Quieres decir que mamá todavía está viva?", preguntó Mia, estupefacta.

"¿Cómo pudiste hacer esa pregunta, Mia? ¡Ella es tu madre! Se supone que debes estar pendiente de ella para ver si está bien, no para comprobar si todavía está viva. ¿De verdad la dejaste aquí para que muriera?", expresó Jaime.

Publicidad

"Cuando estaba contigo, sabía que la única oportunidad que tenía de hacerme rica era vender esta casa porque tu salario era muy bajo. Ahora, mi esposo proporciona todo lo que necesito, pero pensamos que no estaría de más tener un poco más de dinero para comprarnos una casa vacacional", señaló Mia.

La mujer se encogió de hombros, sin importarle que su madre estuviera a solo unos pasos de distancia en el patio trasero.

Lee también: Hombre se casa con la hija de un rico y abandona a su madre enferma - Historia del día

"Así que estás aquí porque esperabas tomar esta propiedad, no para ver cómo se encuentra tu propia madre. Eres realmente cruel, Mia", dijo, decepcionado con su exesposa.

Publicidad

Hombre llevando del brazo a una anciana con bastón. | Foto: Pexels

"Tu madre está en un muy buen lugar ahora. Ya que no tienes intención de estar en su vida, verte de nuevo la rompería como lo hiciste cuando la dejaste aquí. Es mejor si te vas, o voy a llamar a la policía", dijo Jaime, tomando la mano de Bella cuando entró en la casa para ver qué estaba haciendo su esposo.

Publicidad

Mia se burló al ver a Jaime con Bella tomados de la mano. "Vamos, cariño, vámonos. No hay nada para nosotros en esta casa inútil", le dijo a su esposo y salieron por la puerta principal.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Respeta a tus mayores: Mia pensaba en su madre como una carga adicional, por lo que no quería cuidarla. Su egoísmo hizo que su madre y su exesposo, Jaime, la sacaran de sus vidas.

La familia es para siempre: Aunque Jaime ya no estaba con Mia, todavía amaba a su suegra y se aseguró de cuidarla. El amor y el cuidado genuino fueron más allá de su matrimonio con Mia, lo que llevó a una vida familiar feliz para él y su nueva pareja, Bella.

Publicidad

Comparte esta historia con tus seres queridos. Podría inspirarlos y alegrarles el día.

Este relato está inspirado en la historia de nuestro lector y escrito por un escritor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes son solo para fines ilustrativos. Comparte tu historia con nosotros; tal vez cambie la vida de alguien. Si desea compartir su historia, envíela a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad