logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Padres divorciados siguen discutiendo hasta que su hijo se pierde entre la multitud: lo ven con un hombre encapuchado - Historia del día

Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Una pareja divorciada estaba discutiendo cuando su hijo se perdió entre la multitud. Los padres miraron a su alrededor y lo vieron con un hombre encapuchado, pero este huyó antes de que pudieran alcanzarlo.

Publicidad

Daniel tenía solo seis años cuando sus padres, Pedro y Nina, se divorciaron. Los adoraba, pero se peleaban tanto que se alegró cuando se separaron.

Después del divorcio, la madre obtuvo la custodia del niño y el padre podía verlo de vez en cuando. Sin embargo, incluso después de su separación, las disputas entre la expareja continuaron.

Un niño asomado mirando a sus padres mientras discuten. | Foto: Pexels

Un niño asomado mirando a sus padres mientras discuten. | Foto: Pexels

Publicidad

Terminaban discutiendo cada vez que Pedro llegaba a la casa de Nina para ver a Daniel hasta que algo inesperado sucedió un día.

En el cumpleaños número 7 del niño, la madre había organizado una gran fiesta para él e invitó a todos sus amigos. No quería invitar a Pedro, pero cuando Daniel la presionó, no pudo decir que no.

Cuando el hombre llegó a la casa de Nina, su mirada se posó en la mesa cubierta con un enorme pastel de cumpleaños y un montón de comida. Todo se veía absolutamente delicioso, y Pedro no pudo evitar devorar dos donas del plato junto al pastel.

Lee más: Niña de 8 años desaparece de casa el día antes de Navidad: su papá nota que también faltan las llaves del auto - Historia del día

Publicidad

Mientras iba por la tercera, notó que Nina entraba a la cocina y comenzó a fingir que la dona estaba asquerosa. “¡Dios! Esto está horrible”, dijo, tomando un bocado.

“¡No puedo creer que esos pobres niños tengan que comer esto! ¡Incluso beber jarabe de azúcar sería mejor!”.

“Bueno, no las hice para ti, y no me ayudaste a prepararlas, así que no puedes comerlas”, respondió ella, tomando la dona de su mano y arrojándola a un contenedor.

Una mesa con un pastel y postres. | Foto: Unsplash

Una mesa con un pastel y postres. | Foto: Unsplash

Publicidad

“Por cierto, Pedro”, continuó. “¡Ya las probé y sé que están deliciosas! Entonces, la próxima vez que mientas, usa tu cerebro para variar”.

Sabiendo que su mentira fue descubierta, Pedro no dijo mucho y se alejó. Sin embargo, tenía una brillante respuesta preparada para Nina en el fondo de su mente.

Casi una hora más tarde, cuando llegaron todos los niños y Daniel cortó el pastel, la madre comenzó a distribuirlo junto con los bocadillos.

Los niños estaban extasiados mientras comían todas las delicias que Nina había horneado hasta que sonó el timbre y Pedro abrió la puerta.

Publicidad

Era un hombre vestido de payaso que sostenía cupcakes con motivos de superhéroes. Todos los niños abandonaron el festín que la madre había preparado y corrieron a buscar los pastelillos.

Nina estaba indignada y Pedro solo alimentó su ira. “Tu horneado puede ser perfecto, Nina, ¡pero nunca me ganarás! Mira a los niños y a Daniel... ¡Prefieren las magdalenas a tus patéticas golosinas caseras!”.

En este punto, la mujer estaba furiosa, pero mantuvo la calma porque no quería arruinar el día especial de su hijo. Sin embargo, las cosas se pusieron feas cuando Pedro continuó burlándose de ella y ambos comenzaron a gritarse frente a todos.

Publicidad
Un grupo de niños compartiendo. | Foto: Unsplash

Un grupo de niños compartiendo. | Foto: Unsplash

La celebración del cumpleaños de Daniel se convirtió en un desastre y él se sintió avergonzado cuando todos comenzaron a irse.

Publicidad

Una vez que todos se fueron, Pedro notó la cara triste de su hijo y le dio su regalo para animarlo, que incluía dos boletos para un parque de diversiones para el sábado siguiente.

“Gracias, papá...”, respondió el niño en voz baja y con seriedad.

Pero Nina no estaba contenta con eso. “¿Este sábado? ¡De ninguna manera! ¡También le compré boletos para el mismo parque de diversiones porque sabía que quería ir allí! ¡Y le pregunté primero, así que irá conmigo!”.

“¡No lo creo!”, gritó Pedro mientras se ponía de pie. “Irá conmigo, como me prometió hace un momento. ¡Así que tú busca qué hacer, porque no irás!”.

Publicidad

“En tus sueños”. Pedro y Nina no se detenían, y Daniel nuevamente se sintió frustrado al verlos pelear. Eventualmente perdió la calma y les gritó.

“¡MAMÁ! ¡PAPÁ! ¡BASTA! ¡NO VOY A NINGUNA PARTE SI SIGUEN PELEANDO! ¡ME IRÉ DE LA CASA…! LEJOS DE USTEDES DOS!”.

De repente, los padres se quedaron en silencio.

Un niño enojado gritando. | Foto: Pexels

Un niño enojado gritando. | Foto: Pexels

Publicidad

“¡Mi maestra dice que es mejor trabajar en equipo que solos! Si aún quieren mantener las cosas por separado, puedo pasar la primera mitad del día con mamá y luego contigo, papá. ¿Está bien?”, suspiró, dejando caer la cabeza con frustración.

Pedro y Nina por una vez dejaron de discutir y accedieron porque vieron lo frustrado que estaba Daniel. Sin embargo, el sábado siguiente, el hombre llegó al parque de diversiones antes de lo acordado, lo que dio lugar a otra discusión.

“¿Qué diablos estás haciendo aquí?”, le espetó Nina a su exmarido. “¡Sabes que todavía me queda mucho tiempo con nuestro hijo!”.

Lee también: Chica desaparece 1 día después de que su abuela le regalara un collar extremadamente caro - Historia del día

Publicidad

“¿Y? ¡Puedo hacer lo que quiera, Nina! ¡No es como si necesitara tu aprobación!”.

“¡Solo cállate y piérdete!”.

“¿Y si no quiero?”.

“¡Vete al infierno, entonces! ¡Vamos, Daniel!”, dijo, girándose para tomar la mano de su hijo. Entonces se dio cuenta de que no estaba allí.

Un carrusel en un parque de diversiones. | Foto: Pexels

Un carrusel en un parque de diversiones. | Foto: Pexels

Publicidad

Los padres habían estado tan involucrados en la pelea que se habían olvidado de Daniel, a quien ahora habían perdido entre la multitud del parque.

“¡Pedro, nuestro hijo se perdió por tu culpa!”, gritó Nina mientras miraba a su alrededor en busca del niño.

De repente, el hombre vio a su hijo. “¡Nina! ¡Daniel está ahí, con un hombre encapuchado!”, gritó, señalando a un extraño. Nina también los vio, pero en pocos segundos los perdieron entre la multitud mientras intentaban alcanzarlos.

“¡Dios! ¿Qué hacemos ahora?”. Pedro suspiró cuando se detuvo. De repente, Nina recordó que le había dado a Daniel un teléfono celular de repuesto y le pidió que lo tuviera con él en todo momento.

Publicidad

Ella era una madre soltera que trabajaba y no podía estar con él todo el tiempo. Nina llamó a Daniel de inmediato, pero todas sus llamadas quedaron sin respuesta.

Como último recurso, rastreó la ubicación del teléfono y, afortunadamente, estaba en una casa cerca del parque de diversiones.

Nina estaba aterrorizada y le temblaban las manos, por lo que Pedro la llevó a la casa en su automóvil. En el camino, él la consoló diciendo: “¡No te preocupes, Nina! ¡Nuestro hijo estará bien!”.

Una pareja conversando en un vehículo. | Foto: Pexels

Una pareja conversando en un vehículo. | Foto: Pexels

Publicidad

Ella asintió, con los ojos llorosos. Al llegar a la casa, llamaron a la puerta, pero nadie respondió. Pedro finalmente llamó a la policía.

Cuando abrieron la puerta vieron a Daniel y a un joven saliendo de una habitación con los auriculares puestos, sosteniendo algunos paquetes de papas fritas y algunos platos sucios.

“¡Mamá! ¡Papá! ¡Me encontraron!”, dijo Daniel corriendo hacia ellos para abrazarlos.

“Gracias a Dios que estás a salvo, campeón”, dijo Pedro aliviado.

“Papá tiene razón, Daniel. Casi muero cuando desapareciste. Él no te lastimó, ¿verdad?”, preguntó Nina, preocupada y mirando al extraño.

Publicidad

Pero el niño sonrió y reveló que le había pedido al hermano mayor de su amigo que pretendiera secuestrarlo para finalmente poner fin a sus disputas.

“Henry y yo estábamos viendo películas en su habitación, así que no pudimos oírlos tocar la puerta. ¡Pero estoy feliz de que el plan haya funcionado, mamá!”, dijo.

La expareja intercambió una mirada avergonzada al darse cuenta de su error. Los policías entendieron el problema, pero advirtieron a Daniel que lo que había hecho estaba mal.

Unos padres abrazando a su hijo. | Foto: Pexels

Unos padres abrazando a su hijo. | Foto: Pexels

Publicidad

También les pidieron a Pedro y a Nina que fueran más cautelosos la próxima vez. Mientras tanto, los padres del niño se disculparon entre ellos y con su hijo por haber priorizado sus desacuerdos sobre él.

“¡Lo siento, Nina!”, dijo Pedro. “Fue una tontería siempre arremeter contra ti. Prometo ser mejor en el futuro”.

La mujer prometió lo mismo y decidió no volver a pelear con su ex. Pero ese no fue el final.

Unos días después, Pedro había comprado entradas para el cine para él y Daniel, pero el niño compró una entrada más con el dinero que sus abuelos le habían dado para que su madre también pudiera ir con ellos.

Publicidad

Nina se negó, no queriendo interferir con el tiempo de Pedro con Daniel, pero el hombre le pidió que se uniera a ellos, diciendo que ver la película en familia sería mucho más divertido.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Los padres deben comprender que sus elecciones afectan la salud mental de sus hijos. Daniel estaba tan molesto mentalmente por las constantes peleas de Nina y Pedro que se alegró cuando se separaron.

La familia debe permanecer unida. Pedro y Nina trabajaron juntos en equipo para encontrar a Daniel y, finalmente, se dieron cuenta de que las cosas iban mucho mejor así.

Publicidad

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Lee más: Padres vecinos que pelean con frecuencia notan un día que sus hijos han desaparecido - Historia del día

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Puedes dejar tu mensaje en la sección de comentarios y suscribirte a AmoMama para leer las mejores historias en un solo lugar.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
info

AmoMama.es no promueve ni apoya violencia, autolesiones o conducta abusiva de ningún tipo. Creamos consciencia sobre estos problemas para ayudar a víctimas potenciales a buscar consejo profesional y prevenir que alguien más salga herido. AmoMama.es habla en contra de lo anteriormente mencionado y AmoMama.es promueve una sana discusión de las instancias de violencia, abuso, explotación sexual y crueldad animal que beneficie a las víctimas. También alentamos a todos a reportar cualquier incidente criminal del que sean testigos en la brevedad de lo posible.

Publicaciones similares

Chico da a hijo recién nacido en adopción: años después lo conoce accidentalmente - Historia del día

03 de febrero de 2022

Dos hermanos van a buscar su herencia y descubren que ha desaparecido - Historia del día

27 de mayo de 2022

Mujer vuelve a casa del trabajo y descubre que su hijo, quien se quedó con su padrastro, ha desaparecido - Historia del día

13 de mayo de 2022

Anciano encuentra a niña en bosque helado y se entera de que es una nieta de la que no sabía nada - Historia del día

19 de abril de 2022