logo
Una mochila | Fuente: Shutterstock
Una mochila | Fuente: Shutterstock

Mujer huérfana recoge mochila abandonada en la calle y ve una foto suya de la infancia adentro - Historia del día

Karen creció en un orfanato. El único tesoro que poseía era una vieja foto recortada de ella con sus padres. Un día, visitó el lugar de la imagen y encontró una mochila abandonada en un banco. Dentro encontró la otra mitad de su foto de la infancia.

Publicidad

“¡Vaya, esto es increíble!”, exclamó Karen confundida, mirando una vieja foto que acababa de recuperar de una vieja caja polvorienta en el ático.

“Han pasado muchos años, y no recuerdo nada de la otra parte... ¿Dónde estará?”. La imagen estaba recortada y ella solo tenía la mitad.

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pexels

Por alguna razón, sabía que tenía que haber algo peculiar en la segunda mitad faltante de la fotografía, y tenía razón.

La rutina de Karen Arteaga durante su tiempo libre consistía principalmente en jardinería y limpieza. Ella era una doctora que dirigía una pequeña clínica en las afueras de la ciudad.

Su esposo, Esteban, era agente de bienes raíces y sus dos hijos asistían a la escuela primaria. Ella creció en un orfanato en el pueblo vecino y se mudó a otro pueblo después de casarse con su esposo.

Publicidad

Como la habían entregado al orfanato cuando tenía cinco años, nadie se había interesado en adoptarla. Al crecer, se vio privada del amor que necesitaba. Estudió y vivió con las monjas hasta que cumplió 18 años y se mudó para emprender su vida de forma independiente.

Mientras se mudaba, Karen se llevó una maleta y una caja pequeña de madera vieja y polvorienta que parecía un joyero grande. Esta contenía sus horquillas, cintas, botones y la única foto rota que tenía de sus padres.

Karen estaba disfrutando de su día libre en casa un fin de semana cuando decidió hacer algo de jardinería y limpieza. Como Esteban había llevado a sus dos hijos a un torneo de baloncesto en la ciudad, tenía dos días completos para relajarse y hacer mandados.

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pexels

Publicidad

Después de dos horas agotadoras de quitar el polvo, la mujer decidió limpiar el ático. Sabía que era el lugar más desordenado de la casa que necesitaba mucha limpieza. Subió por la escalera, tosiendo y limpiándose las telarañas que le cubrían la cara.

“¡Fuera!”, gritó ella sacudiéndose las pequeñas arañas que se arrastraban por su vestido. Había comenzado a limpiar el lugar cuando encontró la caja de madera que había guardado allí después de mudarse.

Aunque sabía que contenía, la abrió para mirar porque habían pasado muchos años desde la última vez que la vio. Después de hurgar entre los artículos, eligió la vieja fotografía de sus padres.

Estaba recortada y no tenía idea de dónde estaba la otra mitad. En ese momento, algo peculiar llamó su atención.

“Yo... he visto este lugar en alguna parte... espera, ¿dónde está?”, exclamó, mirando el puente familiar en el fondo de la imagen. Cautivada por la curiosidad, tomó una foto de la imagen en su teléfono e hizo una búsqueda de imágenes en Google.

De los varios resultados en línea, Karen encontró una coincidencia de la fotografía en un puente de arco de piedra en el pueblo vecino donde creció.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pexels

“¡Debo ir allí mañana y verlo por mí misma!”, murmuró ella. También estaba emocionada de volver a visitar el lugar olvidado en el que había estado con sus padres cuando era pequeña.

Al día siguiente, la mujer tomó un taxi hasta ese lugar. Se bajó y caminó por el lugar, observándolo. Sostuvo la foto contra uno de los arcos para ver si era la ubicación exacta representada en la imagen.

“¡Dios mío! ¡Es aquí!”, exclamó Karen después de obtener una combinación casi perfecta del paisaje en la foto y el del puente. “Entonces, ¿mis padres estuvieron aquí?”.

Publicidad

Mientras la mujer caminaba, encontró una mochila abandonada en un banco. Tenía curiosidad y asumió que alguien la había perdido.

Después de mirar alrededor, se sentó para abrirla y buscar papeles o una dirección para informarle al propietario. De repente, una vieja foto recortada cayó de la mochila.

"¡No puedo creerlo!", exclamó Karen sorprendida. Juntó su foto con la que acababa de encontrar y encajaron como piezas perfectas de un rompecabezas.

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Unsplash

Karen se sorprendió porque en la segunda mitad vio a una niña, probablemente de dos años, sosteniendo la mano de su mamá.

“¿Quién es ella? ¿Y qué está haciendo con nosotros en esta foto?”, se preguntó. Pero antes de que pudiera pensar en otra cosa, escuchó la voz de una mujer detrás de ella.

Publicidad

“OYE, ¿QUÉ CREES QUE ESTÁS HACIENDO? ¡QUITA LAS MANOS DE MI BOLSO!”, le gritó una mujer. “¿No tienes modales para no jugar con las cosas de otra persona?”.

Karen estaba un poco desconcertada. Explicó que quería encontrar al dueño del bolso y devolverlo. Pero mientras observaba de cerca a la mujer, se quedó atónita.

“¡Ese mismo hoyuelo!”, exclamó Karen confundida. Le mostró a la mujer la primera mitad de la fotografía y la unió con la que acababa de encontrar. “Esta de aquí soy yo... ¿Quién es la niña que sostiene la mano de mi mamá?”.

Las dos mujeres se miraron incrédulas. Después de una breve pausa, la dama se acercó más a Karen. “¡HERMANA! ¡SOY YO, VIOLETA!”, gritó la mujer de alegría. “¡Soy tu hermana menor!”.

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pexels

Publicidad

Al final resultó que Karen y Violeta habían sido entregadas al orfanato después de que sus padres murieran en un accidente automovilístico.

Habían sido criadas durante unos días en diferentes secciones del mismo orfanato. Una amable pareja adoptó a Violeta, mientras que Karen se quedó atrás.

“¡Vengo aquí a diario y me quedaba a la espera con la esperanza de que alguien trajera la segunda mitad de la imagen algún día!”, reveló la mujer. “Soy desarrolladora remota de juegos, así que traigo mi computadora portátil y trabajo aquí casi todos los días”.

Karen estaba sorprendida. Debido a las dificultades de su infancia, había olvidado que tenía una hermana. Ahora estaba muy feliz de saber que tenía familia.

Ese día cambió su vida y la de Violeta para siempre. Las hermanas se reunieron y se fueron a casa, abrazándose y hablando de las cosas buenas que les habían pasado. ¡A menudo pasaban el rato juntas e incluso se tomaban muchas selfies en el puente que las reunió!

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Unsplash

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • Puede que nunca sepas qué sorpresas tiene el destino para ti. Después de encontrar los detalles sobre el puente en la fotografía antigua, Karen se aventuró al lugar para ver cómo se veía en persona. Pero descubrió la segunda mitad de la imagen y finalmente se reunió con su hermana perdida, Violeta.
  • No te apresures a sacar una conclusión acerca de alguien sin verificar los hechos. Cuando Violeta vio a Karen jugueteando con su mochila, le gritó. Pero después de ver la foto conjunta de su infancia, se dio cuenta de que Karen era su hermana y se unió a ella.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

Nuestra repugnante colega rompe constantemente las normas de higiene y etiqueta - Encontramos la manera de darle una lección

23 de mayo de 2024

16 fotógrafos de bodas revelan los peores momentos captados por la cámara

26 de enero de 2024

A un viudo le impiden embarcar vuelo con su bebé recién nacido y Meredith, de 82 años, lo ayuda - Historia del día

18 de abril de 2024

Nieto cree que su abuela solo le dejó una urna de cenizas, hasta que un día la urna se rompe - Historia del día

08 de febrero de 2024

Quería felicitar a la abuela de mi prometido y le envié un regalo de cumpleaños, pero se convirtió en una pesadilla

16 de mayo de 2024

Una nieta lee un viejo diario a su abuela con Alzheimer y descubre un secreto que nunca debió saber - Historia del día

29 de marzo de 2024

La amiga de mi mejor amiga me pidió consejos profesionales, luego me tendió una trampa cuando estaba embarazada - Ahora es una famosa maquilladora

11 de marzo de 2024

Personal de un hotel humilla a una mujer discapacitada - Historia del día

23 de enero de 2024

Mi novia quería presentarme a sus padres - Si tan solo hubiera sabido quién era su madre

22 de marzo de 2024

Mujer adoptada ve accidentalmente un retrato familiar en casa de su vecino que incluye a sus padres biológicos

13 de mayo de 2024

Mujer ve mensaje de un desconocido sobre ella en el teléfono de su esposo y se arriesga a invitar al remitente a su casa

07 de febrero de 2024

Arruiné el cumpleaños de la madre de mi prometido con mi regalo

26 de abril de 2024

34 Invitados de boda de pesadilla que arruinaron por completo el gran día

23 de enero de 2024

5 historias de personas que tuvieron que convertirse en detectives para conocer la espeluznante verdad sobre sus seres queridos

26 de abril de 2024